El corso de la polémica

25 de Mayo: Crece el escándalo, también denuncian a una concejal

Dicen que la edil de Tupelí, María del Cármen Thebault, les prometió a los vecinos un premio de 4.500 pesos para el ganador, pero terminaron pagando 1.200; que iba a ver un jurado, que no hubo; y un escribano, que no fue. Además, hay malestar porque el hijo de ella salió segundo y cobró dinero. Por Gustavo Martínez.
domingo, 22 de abril de 2012 · 18:17

Por Gustavo Martínez
gmartinezpuga@tiempodesanjuan.com

La localidad de Tupelí, en 25 de Mayo, es un pueblo de unos 500 habitantes. Muy tranquilo. Donde la mayoría son obreros de fincas. Y tienen el orgullo de que allí se realiza desde hace años el tradicional corzo departamental para carnaval. El escenario es en la principal atracción del pueblo: el único bulevar iluminado de cuatro cuadras de extensión que tiene a la entrada y que, como el CIC y la Unión Vecinal, también se llama Tupelí. Pero este año la fiesta fue un escándalo cuyas consecuencia tienen un final abierto en la justicia y en la vida política del departamento: en la última edición, Tiempo de San Juan informó sobre una denuncia penal que pesa sobre el intendente Rolando Quiroga Moyano, por las lesiones que le habría provocado a una joven de 22 años en ese corso. Incluso, el corpulento jefe comunal presentó ante el Cuarto Juzgado Correccional un pedido de eximición de prisión por temor a quedar detenido cuando tenga que ir a declarar. Pero ahora el escándalo creció. También se supo que en la justicia denunciaron a la concejal María del Cármen Thebault para que se investigue si hubo delito en la organización del tradicional corzo.

La denuncia contra la concejal oficialista tiene el número 21339/12, está en el Segundo Juzgado de Instrucción y, hasta el momento, la causa no tuvo movimiento porque “se le da prioridad a las causas con detenidos”, comentaron en la mesa de entrada. El denunciante es Pablo David Biraghi, el padrastro de Eleonora Desire Ferre, la chica que denunció al intendente.

 “Históricamente, el corzo fue organizado por la Unión Vecinal y se recibía la colaboración de la municipalidad. Pero este año apareció la concejal Thebault y dijo que lo iban a organizar ellos porque quería darle más prestigio. Y terminaron haciendo un desastre, la gente está muy desanimada”, comentó el presidente de la Unión Vecinal Tupelí, Vicente Andrés Costa.

En la reunión previa a la realización del corso, la concejal Thebault citó a los vecinos de Tupelí para informarlos cómo iban a ser las reglas del juego: “Primero dijo que el premio iba a ser de 4.000 pesos al primero, 3.500 pesos al segundo y 2.000 pesos al tercero. Y 400 pesos de incentivo a los participantes. Después, hizo trascender que el primer premio iba a ser de 2.500 pesos, 2.000 al segundo y 1.500 al tercero. La explicación era que bajaban el monto para repartir más dinero entre los participantes. Pero al final, la noche del corso, y sin ninguna otra explicación, dijeron que los premios iban a ser de 1.200 pesos al primero, 1.000 al segundo y 1.000 al tercero; 200 pesos a los participantes. Eso terminaron pagando. Nadie vio al jurado y nunca apareció el escribano”, comentó Gabriela Videla, una de las vecinas que estuvo en la primera reunión y la noche del corso: “Yo no participo más”, dice.

Esta vecina, como el denunciante, aseguran que la noche del corso no estuvo el jurado de 8 miembros que la concejal prometió que iba a ver; nunca apareció el escribano que le iba a dar transparencia; y que esa noche el Secretario de Gobierno, Leonardo Saavedra, repartió los votos entre la gente de Las Casuarinas para hacer la elección de los carruajes y de las chicas candidatas a reina.

“Para nosotros 4.500 pesos, como prometieron, es mucho dinero. Por eso hicimos una inversión de 2.400 pesos en nuestro carruaje, el cual reunía las condiciones que dijeron que iban a evaluar, como movimiento, efectos especiales y demás cosas que no reunían ni el primer ni el segundo puesto, que fue el del hijo de la concejal Thebault, Adrián Balmaceda Thebault, quien ganó 1.000 pesos”, dijo Pablo Biraghi, quien decidió no quedarse con la bronca y recurrir a la justicia denunciando a la concejal Thebault ante el Segundo Juzgado de Instrucción.
De esta manera, el tradicional corso de Tupelí este año terminó con el intendente y una concejal denunciados ante la justicia, quien ahora deberá resolver si hubo o no delito por parte de las autoridades de 25 de Mayo.

Comentarios