domingo 3 de marzo 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Sociedad

Una campaña de falsificación de identidad ataca a empresas de calzado

Por Redacción Tiempo de San Juan

Durante los últimos años se estuvo llevando a cabo una campaña de phishing masiva que suplantó la identidad de múltiples empresas de ropa deportiva y calzado, incluyendo Nike, Adidas, New Balance, Puma, Crocs y muchas otras. ¡Incluso la empresa japonesa de relojes Casio se vio afectada! Este ataque se realizó a gran escala, y causó pérdidas de cientos de miles de dólares entre consumidores de todo el mundo.

Para lanzar estos ataques, los hackers registraron miles de dominios haciéndose pasar por estas marcas, y falsificaron en todos ellos la apariencia de sus tiendas online. De este modo, atrajeron a compradores interesados en comprar calzado deportivo, remeras y muchos otros productos a precios ‘premium’: unos productos que, por supuesto, no recibieron, porque los hackers simplemente se embolsaron el dinero de las compras, sin más.

Todas las webs falsificadas estaban alojadas en los proveedores Packet Exchange y Global Colocation, lo que sugiere que los hackers replicaron su estrategia una y otra vez de manera mecánica, multiplicando sin cesar sus webs fraudulentas. La cantidad de webs falsas llegó a superar los varios miles porque esta estafa logró mantenerse operativa durante bastante tiempo, de modo que algunas de estas webs incluso se posicionaban muy alto en Google.

La apariencia de las webs hacía muy difícil detectar el fraude

El aspecto de las webs fraudulentas había sido cuidado al detalle, lo que hacía que pasaran como webs legítimas incluso a ojos de personas con amplia experiencia informática. Los hackers tenían excelentes conocimientos de diseño web y habían vigilado la gramática de las páginas webs falsas a la perfección. Además, el notable posicionamiento Google de algunas de estas webs hacía que aparecieran a diario en miles de búsquedas orgánicas.

Las compañías de ciberseguridad insisten en la importancia de prestar mucha atención a las webs que visitamos, sobre todo antes de decidirnos a hacer compras en ellas. Revisar los dominios web, buscar referencias de otros usuarios o navegar con una VPN gratuita puede ayudarnos a detectar este tipo de webs falsas, sobre todo si alguna de ellas se encuentra en una ‘lista negra’ accesible por parte de nuestras apps de ciberseguridad.

Considerando que incluso a la propia Google le resulta difícil detectar este tipo de webs fraudulentas, todas las precauciones son pocas para prevenir este tipo de fraudes. Por eso es mucho más recomendable comprar siempre en webs de confianza, y pensarlo muy bien antes de crear una nueva cuenta en una web desconocida. ¡Si hacemos una compra en una web fraudulenta, las pérdidas pueden ser muy superiores al importe del producto falso!

No solo está en riesgo el dinero gastado de las compras

Cuando hacemos compras en plataformas web, no pagamos con dinero en efectivo. Normalmente, hacemos el pago con una tarjeta bancaria o con un gestor de pagos como PayPal, lo que supone una gran oportunidad para los hackers que consiguen hacerse con esos datos de pago. Lejos de conformarse con el importe de las zapatillas que hayamos intentado comprar –y que no recibiremos– los hackers van a tratar de robar todo el importe que puedan.

Esto es especialmente peligroso si usamos una tarjeta bancaria con límites de gasto elevados, o, peor aún, si usamos una tarjeta de crédito. Ya hubo numerosos casos de personas que vieron sus tarjetas de crédito hackeadas, con los ciberatacantes consumiendo hasta el último dólar

que el banco estuvo dispuesto a prestar hasta llegar al límite de la tarjeta. Es decir, ¡los hackers son capaces de robar dinero que ni siquiera tenemos!

Los bancos no suelen reconocer el robo de las tarjetas como responsabilidad suya, así que el gasto corre a cargo de la víctima. Durante años, el dinero robado de la tarjeta de crédito debe ser pagado cuota a cuota por alguien que nunca lo gastó. ¿Cómo es eso justo? Por esto es tan importante proteger las tarjetas bancarias que usamos en los pagos online, ya que de otro modo un hackeo puede resultar sencillamente devastador.

Algunas medidas para protegerte al comprar online

Debido al auge de este tipo de prácticas ilegítimas por parte de los ciberdelincuentes, los bancos y otros sistemas de pago están implementando medidas de seguridad extra para prevenir posibles robos online. Algunas de las más útiles son:

  • Usá una tarjeta prepaga. Estas tarjetas solo tienen una pequeña cantidad de plata que podemos usar para compras muy puntuales. Son igual de susceptibles a los hackeos, pero, llegado el caso, solo perdés el importe que habías cargado.
  • Activá la 2FA. Cada vez son más las apps de banca online que te permiten verificar las compras de tu tarjeta desde su app. Activá esta verificación, porque, en caso contrario, el robo de la tarjeta puede vaciar tu cuenta bancaria.
  • Desactivá los pagos online. Algunos bancos te permiten activar o desactivar los pagos online de tu tarjeta según convenga. Activalos antes de hacer una compra, y desactivalos justo después. De este modo, tu tarjeta se mantendrá segura.
Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
BONO de ANSES con AUMENTO confirmado. ¿Cuándo cobro?

Las Más Leídas

Gravísimo accidente en el anillo interno de la Circunvalación
Una gresca en Rawson deja al borde de la muerte a un hombre de 40 años. Imagen ilustrativa
¿Llueve o no llueve?: así estará el clima este domingo en San Juan
Se rebeló ante su familia de abogados, dejó la universidad y hoy brilla en Fuerza Bruta
El fuerte pedido de Bodegas de Argentina a la industria minera cuyana

Te Puede Interesar