secuelas

Intemperie o trampa mortal: las dos realidades para familias del Médano de Oro

El terremoto empujó a varias familias a dormir en la calle con las pocas pertenencias que les quedaron y otros se arriesgan a permanecer en hogares que tienen riesgo de derrumbe. Imágenes y videos de la cruda realidad que atraviesan varias familias de Rawson.
jueves, 21 de enero de 2021 · 16:28

Las secuelas del terremoto que sacudió a San Juan el pasado lunes a las 23.46, y que registró más de 50 réplicas, no paran de notarse. Paredes agrietadas sostenidas por postes, desprendimientos de techos y otros daños visibles, son parte de la realidad que puede verse en distintas zonas del Médano de Oro en Rawson. En la mayoría de los casos todos han quedado en las inmediaciones de sus hogares pasando la noche en la intemperie con los pocos elementos que pudieron rescatar, y en otros, incluso se arriesgan a vivir dentro de los habitáculos que se han convertido en verdades trampas mortales por el riesgo de derrumbe.

Tal es el caso de Lola María García (84) y su marido de 86 que tiene problemas de salud y no puede movilizarse con facilidad. Su vivienda está situada en Calle 7 y López (Médano de Oro) y al momento de producirse el sismo la casa se agrietó por completa, el techo tuvo desprendimientos en distintas habitaciones y las paredes comenzaron a desmoronarse. Incluso el piso quedó desnivelado notoriamente.

Por suerte el matrimonio logró salir de la casa hasta que el movimiento telúrico terminó, pero la casa en si presenta daños considerables que no pueden repararse. En el siguiente video te mostramos por dentro la vivienda y el testimonio de la mujer que ahora no sabe dónde van a vivir. 
Teléfono: 2644407112

Otro de los casos que describe la preocupante situación es la historia de Lourdes Paz (23) que vive con su marido y sus tres hijos en el Barrio Cristo Pobre. En este caso la vivienda familiar de adobe con cañizo no cedió, pero si quedó inhabitable al punto tal de desmoronarse. Desde que ocurrió el sismo todos duermen afuera de la casa, tienen poca mercadería para subsistir y están en la búsqueda de materiales de construcción para levantar una vez más su propia vivienda. En el siguiente video conocé su historia.
Teléfono de contacto: 2644651558

De todos los casos que van a apareciendo tal vez el de Virginia Díaz del Carmen sea uno de los más crudos por el duro momento que está pasando junto a sus hijos y un nieto pequeño. La mujer de profesión jornalera vive en una casa precaria en Calle 7 y López que ha quedado inhabitable y la sigue ocupando por falta de opciones. Las paredes están desmoronadas, en ocasiones no tienen luz, ni comestibles y en medio de todo el trajín Virginia sale a trabajar a las fincas de la zona para ser el sustento de la familia. En su caso no tiene un teléfono donde se la pueda contactar.

 

Comentarios