Situación provincial

Luego de la sanción de la Ley de Alquileres, en San Juan van por la Defensoría de Inquilinos

Así lo aseguró Víctor Bazán, presidente de la Asociación de Inquilinos de la provincia. Cambios importantes.
domingo, 14 de junio de 2020 · 13:30

El jueves pasado el Senado de la Nación aprobó la Ley de Alquileres, un logro importante para las asociaciones de inquilinos de todo el país que venían bregando desde hace años por cambios en la legislación. Por estos motivos, Tiempo de San Juan consultó con Víctor Bazán, presidente de la Asociación de Inquilinos de la provincia sobre las nuevas perspectivas que se abren a partir de este hito.

Una de las cuestiones más importantes que planteó Bazán fue que ahora van por la Defensoría de Inquilinos en San Juan. El proyecto ya fue presentado ante la diputada provincial Marcela Monti y actualmente están corrigiendo y agregando algunos puntos.

“Hay que trabajar mucho en la Defensoría del Inquilino, para que se cree en la provincia y trabajar mucho para que esta ley, estos derechos otorgados, se puedan transmitir y reflejar en los contratos del alquiler”, apuntó Bazán.

La nueva ley aún no se reglamenta, por lo que aún no se notan algunos cambios. Para los inquilinos de San Juan, la sanción del Senado fue una muy buena noticia.

“Nosotros fuimos los impulsores hace 5 años atrás, si bien hubo dos modificaciones que no estaban planteadas por nosotros, como la bancarización entre comillas y los desalojos exprés, estamos muy contento porque esto le da derechos a los inquilinos. Fue un trabajo enorme en todo el país de todos los inquilinos”, indicó.

Desde la Asociación de Inquilinos en San Juan estiman que en la provincia existe un total de 70 mil inquilinos. En estos días están trabajando en una encuesta para trabajar con datos estadísticos más precisos sobre distintas situaciones como cantidad de ocupación, valores de los alquileres, datos de hacinamiento, entre otras cosas.

Además, Bazán aseguró que están trabajando en otros proyectos simultáneamente, como por ejemplo que la comisión inmobiliaria la pague el dueño y no el inquilino, o ver de qué manera se puede acceder a los distintos beneficios en las boletas de servicios, que ocupan un porcentaje importante en los gastos cotidianos.

“Creo que el 90 y pico por ciento de los alquileres están o en negro o sin factura, cualquiera que es inquilino lo sabe. Vas a pagar el mes del alquiler y nadie te da una factura. Las inmobiliarias no quieren que nosotros reflejemos la realidad del sector y darles derechos a los inquilinos cuesta mucho. Es una pelea muy desigual, es una lucha de ricos contra pobres”, apuntó Bazán.

Si bien en San Juan los precios de los alquileres son relativamente más bajos que en otros lugares, como por ejemplo CABA, el impacto que tiene en sueldo es similar. “En ámbitos porcentuales estamos más o menos similares. Hoy en San Juan un alquiler ocupa el 48% de un sueldo promedio, y a eso hay que sumarle el porcentaje que ocupan los servicios”, sentenció.

Las claves de la Ley de Alquileres:

  • Regular el precio por un promedio entre inflación y salario. 

Las actualizaciones serán anuales y no semestrales. Además, el promedio terminará con la arbitrariedad de los aumentos que pueden llegar, a veces, hasta a duplicar el valor previo de la propiedad.

  • Regular expensas.

Los inquilinos no pagarán los arreglos que no les corresponden. Las expensas extraordinarias deben ser abonadas por el propietario.

  • El contrato pasa de dos a tres años.

Para generar mayor certidumbre a la hora de realizar una mudanza, se extiende el período de vigencia de los contratos. Ésto también evita hacer grandes desembolsos de dinero en cortos plazos de tiempo.

  • Obligatoriedad de registrar todos los contratos de alquiler por AFIP.

El objetivo es terminar con la clandestinidad de los convenios y que todos estén registrados ante las autoridades, con los impuestos correspondientes.

  • El depósito será de sólo un mes. 

Será válido por los tres años de alquiler al valor del primer mes de éste, con el fin de evitar el pago de altas sumas de dinero al ingresar a una vivienda.

  • Se facilita la posibilidad de que los inquilinos puedan hacer los arreglos y descontarlos del alquiler.

Si el caso no es urgente, el propietario tiene diez días para hacer la reparación. Si es urgente, los inquilinos pueden avanzar con las refacciones y cobrárselas directamente del valor del alquiler.

  • El inquilino no está obligado a pagar tasas e impuestos que gravan la propiedad. 

Hace referencia a tributos como el ABL, ARBA u otros que graven la propiedad, que no es del inquilino.

  • Aviso con tres meses de anticipación si deciden no renovar el contrato.

Los propietarios deberán informar esta decisión con el tiempo necesario para que el inquilino pueda buscar otra propiedad. Hasta el momento, podían hacerlo cuando quisieran.

  • Crean organismos de control y defensa de los derechos de los inquilinos en todo el país.
  • Desalojos exppess y el ingreso de los bancos a la intermediación del alquiler como garantes.

Comentarios