Tras una larga lucha

El milagro que llegó del cielo para un niño sanjuanino con una rara enfermedad

En medio de las restricciones aéreas por la pandemia, un avión no gubernamental llegó a San Juan con un medicamento esencial para un pequeño de 11 años que tiene una enfermedad muy difícil. Testimonios de una cadena de favores que hizo historia.
jueves, 2 de abril de 2020 · 07:45

El pasado martes la familia Molina de Rawson comprobó que los milagros existen. Aquella tarde estaban celebrando el cumpleaños de su hijo Sergio de 11 años, quien tiene una complicada enfermedad llamada granulomatosa crónica. En la cual el sistema inmune no puede generar los anticuerpos necesarios para combatir ciertos hongos y bacterias. A la larga estas personas sufren infecciones prolongadas y recurrentes en distintas partes de su cuerpo. La lucha contra esta enfermedad es larga y difícil, “uno llega a derrumbarse por momentos”, como dice uno de los padres que aparece en esta historia repleta de detalles.

Aquella tarde le avisaron a los Molina que habían conseguido 70 ampollas de un medicamento esencial llamado Anidulafungina. Las mismas están valuadas en 1.100.000 pesos y solo se puede trasladar respetando la cadena de frío. Lo que traía un problema aún mayor en estos días de restricciones circulares por el covid-19. El insumo tenía que viajar desde la ciudad de Ameghino (Buenos Aires) hasta San Juan. Por tierra el riesgo era romper la cadena de frío y por aire las rutas aéreas están reservados a vuelos sanitarios, militares, humanitarios y funcionarios de alta jerarquía.

Salvo esas excepciones el resto de los vuelos son estrictamente controlados. Pero ese impedimento no opacaba la felicidad de haber conseguido tan importante donación para enfrentar la difícil enfermedad que tiene Sergio. Que vale decir es la única persona en San Juan que padece granulomatosa crónica.

Parte de las personas que lograron cumplirle el sueño a Sergio.

En fin, la donante que aportó el medicamento fue Mariela Etsanguet, madre de dos hijos que padecen la misma enfermedad de Sergio. “Nos conocimos con la familia de Sergio en el Garrahan por la lucha de nuestros hijos, y un día le comenté a su mamá que yo tenía esa medicación, pero no tenía como mandársela, porque mi hijo terminó ese tratamiento y ya no la necesitábamos”, contó la mujer que vive en Ameghino.

Y agregó que “Sergio la viene remando desde hace tiempo y sabemos lo que es tener un hijo con infecciones severas. Hay momentos donde uno se derrumba, porque en la parte emocional se viven cosas muy fuertes. Mi hijo que es el donante (de la medicación), tiene hipertensión pulmonar severa y a esta altura tiene que usar oxígeno para dormir. Lo cierto es que se va complicando cada vez más, por eso entiendo la lucha de los padres de Sergio y de cualquier otro padre que tiene un hijo enfermo”.

Mariela Etsanguet junto a sus hijos. 

El problema seguía siendo la distancia y la necesidad de un avión. “Por suerte contactamos a un chico que tiene un grupo solidario en facebook que nos ayudó un montón”. Ese chico en cuestión es Valentín Galvan. Un pibe de 18 años de la misma ciudad bonaerense que tiene una organización social llamada Equipo Solidario que ha logrado grandes cosas en todo el país. El grupo está compuesto por personas de diversas profesiones como médicos, maestros jubilados, policías y varios chicos que buscan soluciones a problemas reales. En esta oportunidad lograron contactar a un piloto para traer el medicamento. “Cuando me levanté en la mañana y le dije a mi vieja que habíamos conseguido un avión para este chico nos largamos a llorar de la emoción porque no fue nada fácil”, sostuvo el joven a Tiempo de San Juan.

Fuente: Equipo Solidario.

La cadena de favores la siguió un empresario rural que tiene aviones y puede asumir el costo de hacer semejante operativo de traslado. Se trata de Nicolás Seres, que en la mañana de este jueves traerá la importante donación para el niño sanjuanino. El mismo será acompañado por otro piloto llamado Gabriel Lobeto y arribarán al Aeroclub de Pocito. “Conseguir los permisos fue complicado porque solo están autorizado los vuelos sanitarios y de seguridad, este que realizamos será tenido en cuenta como humanitario gracias al permiso especial que conseguimos”, dijo el empresario que en sus ratos libres es piloto.

Desde una conversación entre madres preocupadas por sus hijos se llegó hasta un joven que usó el poder de las redes sociales para pedir un sueño. De ahí un empresario leyó el mensaje y se ofreció pilotear su nave para llegar a San Juan. Donde Sergio se prepara para seguir luchando.

Galería de fotos

Comentarios