Desesperantes

Por tercera vez, la familia de un bebé es desamparada por la obra social

La mamá de Lohan tuvo que recurrir a los medios dos veces para que le aprueben una operación a su hijo y ahora pelea para que les den asistencia mientras están en Córdoba.
jueves, 13 de diciembre de 2018 · 10:27

Desde abril de 2018, Tamara tiene que hacer hasta lo imposible para que la obra social de su marido albañil, Salus, autorice los tratamientos a su hijo Lohan, que tiene problemas coronarios y respiratorios desde que nació. Luego de haber conseguido la cirugía para el pequeño, ahora pelean porque la prestadora les dé un certificado de negativa de manutención, con el que podrían solicitar ayuda externa.

La situación de la joven mujer, que se encuentra desde el 28 de noviembre en Córdoba, es desesperante. A su bebé, de apenas un año, lo operaron el 11 de diciembre y lo único que les paga la obra social es el hotel en el que se está quedando junto a su padre. Mientras tanto, deben comprar alimentos y trasladarse diariamente a la clínica, que no está cerca del hotel.

“La familia ha hecho bingos, pero la plata ya no les alcanza. La clínica no les da comida a ellos y tampoco pueden cocinar, así que están hace 15 días viviendo a sánguche, que es lo más barato. Si la obra social les da la negativa de manutención Desarrollo Humano puede intervenir y ayudarlos, pero se niegan”, explicó Ayelén, prima de Tamara, desde San Juan.

El único ingreso de la familia es el del papá de Lohan, que se quedó en San Juan para trabajar y cuidar al hermanito mayor de la familia, que tiene 7 años. Pero los ingresos apenas alcanzan, ya que también deben pagar los gastos de cada día, los pañales para Lohan.

Una historia de negativas y fuerza

Lohan en abril, en su momento más crítico y hoy, tras la cirugía que salvó su vida. 

Lohan nació el 6 noviembre de 2017 con problemas congénitos de corazón y pulmones. El niño sufría constantes insuficiencias respiratorias, tenía problemas para desarrollarse físicamente y el mayor miedo de su joven mamá era que un día no pudieran salvarlo de las crisis de asfixia. Además, la mujer vive en Marquesado y cada vez que el nene tenía un problema debía pedirle a alguien que la lleve hasta algún hospital.

Tras la operación, el niño está recuperándose muy bien, según contó su tía. El pequeño sigue demostrando su fuerza y a dos días de la cirugía, que fue el pasado lunes, ha superado los pronósticos.

Desde sus primeros días la cardióloga le dijo que debían realizarle una cirugía y ahí fue cuando surgieron los problemas con Salus. El primero fue en abril, cuando la obra social no los dejaba internar al pequeño en otro lugar que no sea el Santa Clara, sanatorio que no tiene ni los profesionales ni terapita intensiva para un bebé de 5 meses como tenía Lohan. Tras recurrir a los medios, la prestadora accedió y lo internaron en el CYMIN.

Luego, en octubre, el equipo médico decidió trasladar al niño a Córdoba, lo que inició otra batalla contra el servicio. Finalmente, después de un nuevo pedido en los medios, consiguieron que Salus pague el traslado y la operación en la Clínica del Sol.

Galería de fotos