Entrevista Exclusiva

“Gioja me dijo que se controla a la minería, y yo le creo”

El periodista “espiritual” más popular de la Argentina dialogó con Tiempo de San Juan y no escatimó halagos para la Provincia que visitará el próximo 11 y 12 de diciembre. Habló de la minería y su amor por San Juan. Asegura que la espiritualidad debe ser descontracturada y se diferencia de los falsos profetas.
jueves, 01 de diciembre de 2011 · 19:36

Con su característica verborragia y el tono calmo pero enérgico, Claudio María Domínguez se adelanta a las preguntas para expresar que está "conmovido, no puedo creer lo que me pasa con los sanjuaninos”. Es que el popular “líder espiritual” llega a la provincia por quinta vez y cada vez son más los sanjuaninos que le mandan mensajes a sus programas de TV y radio, al punto que encabezan el ranking de llamados, según contó.

El conductor radial y televisivo tiene gran debilidad por el paisaje del Valle de la Luna que incluyó en alguno de sus programas, junto a imágenes del Machu Pichu y de la India. “Cuando conocí el Valle de la Luna fue inmediata mi conexión con el lugar; me transporté por completo a todas mis películas fuera del planeta”, expresó.

Consultado por su posición sobre la minería fue categórico: “ Yo veo bien la provincia y las cosas son como son donde son”; y contó porqué el confía en que las cosas con respecto a la minería se están haciendo bien en San Juan: “Yo una vez en un almuerzo le dije a Gioja mirandolo a los ojos – Gobernador, yo quiero que usted me diga con una mano en el corazón que los controles en la minería se están haciendo todos, y hay seguridad para el medioambiente. Y el me dijo que sí. Y yo le creo”.

Su amor por la provincia también se traslada a la familia Gioja, a Gastón Gioja y su esposa, a Rosa Palacios y especialmente a Franco, otro de los hijos del gobernador. “Yo realmente creo que esto de la espiritualidad les interesa y que ese interés es genuino”, manifestó y agregó que “me conmueve, como me conmueve la búsqueda adorable de todos los sanjuaninos por lo espiritual”.

Entre la espiritualidad descontracturada y el antipredicador

Claudio María Domínguez sostiene que su llegada a los jóvenes radica en su mensaje de “hacerse cargo” y en el lenguaje y actitud que tiene.

“La espiritualidad debe ser descontracturada. Yo les digo hay que mandar el pasado a la miércole, dejate de joder con la culpa, metete las profecías en el culo. Algún purista se alarmará pero hay que ser libre y quererse”, manifestó.

Respecto a quienes opinan que lo suyo es puro chamullo,  responde sin inmutarse. “La duda sobre mí se disipa cuando le explicás a la gente que lo mío no es ninguna práctica extraña, que yo soy el antipredicador y mi mensaje es tan lindo que tenés que estar muy hecho bosta para entender otra cosa”. 

De todas maneras abundan los falsos predicadores y nadie desconoce la existencia de mucho “chanta” que se adjudica dotes espirituales, sin embargo Claudio María Domínguez redobla la apuesta y afirma que “no hay que comprar nada del ‘llame ya espiritual’ si yo te hablé y vos me escuchaste, pero después compulsivamente te quiero hacer comprar algo no sirve, es muy simple nadie puede hacerte infeliz sin tu permiso y en un libro no está la felicidad. La Felicidad está dentro de uno, que cada uno se haga cargo, yo soy tu espejo si vos querés a Claudio. Yo te digo querete vos”.

Comentarios