Iglesia

¿En Rodeo usan la sala de pediatría como una oficina?

Es un anexo al edificio principal del hospital comunal que se inauguró en 2007. Hasta dicen que el director lo utilizaba de despacho.
jueves, 10 de noviembre de 2011 · 19:40

Por Miriam Walter
mwalter@tiempodesanjuan.com

Cuando se inauguró en marzo de 2007, la minera Barrick, una de las aportantes para la construcción de la sala de Pediatría del Hospital Tomás Perón de Rodeo, la presentó como una obra fundamental  para solucionar el problema de falta de espacio para servicios de salud y el caos por el colapso de pozos negros o cámaras sépticas que ponían en peligro la actividad y salubridad en el lugar. Pero 4 años después, fuentes calificadas dijeron que además el lugar se usa como oficina.

 Hay distintas versiones. Una es de fuentes cercanas a la empresa, que aseguraron que estaban inquietos porque entendían que el director del hospital, Sebastián Mateo, usaba el lugar como despacho en algún momento y desconocían si lo seguía haciendo. El intendente Mauro Marinero dijo que no sabe para qué se utilizan las instalaciones pero que cree que para Pediatría no porque no está equipado. Y fuentes del hospital, dijeron a Tiempo de San Juan que una parte de la sala se usa para lo que fue creada y que otra parte se usa para oficina de Estadísticas. A Mateo este medio intentó, sin suerte, ubicarlo por estos días en el hospital, pero sugirieron que está de licencia.

Marinero contó la historia de la construcción: “Es una edificación que se empezó en 2003 aproximadamente, cuando estaba yo y después (el ex intendente Alfredo) Allegui  no lo siguió no sé por qué causa y en definitiva lo terminó Barrick. Originalmente Barrick aportaba los materiales y el municipio la mano de obra. Era un mini hospital de niños”, aseguró. Consultado sobre el funcionamiento del lugar, el jefe comunal dijo “ahora yo no sé qué uso le dan al edificio, pero como pediatría no, porque creo que falta equipamiento. Hay un pediatra a ciertas horas. Entiendo que falta equipamiento y designación de personal. Es un edificio cero kilómetro, pero yo veo que cuesta conseguir profesionales para que se vayan a quedar. Siempre hemos chocado con las distancias de que no hay profesionales dispuestos a ir a vivir a Iglesia”, aseguró el intendente.

Según informó Barrick al momento del corte de cintas en 2007, donde asistió José Luis Gioja y se dejaron también habilitadas las redes de agua potable en Maipirinque y Tudcum,  el lugar contaba con “todo el equipamiento”. 

Comentarios