jueves 22 de septiembre 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
La Rosca

La convulsión institucional en Angaco suma nuevos rounds y el panorama es vidrioso por las internas

La relación entre el intendente y el Concejo Deliberante está rota. La distribución de fuerzas es cada vez más compleja. Un ex jefe comunal asoma, pero está complicado con la Justicia.

Por Fernando Ortiz 3 de julio de 2022 - 11:27

Angaco, un distrito de apenas 8.155 electores, atraviesa una crisis institucional. Ni bien empezó la gestión del bloquista Carlos Maza Pezé, arrancaron los cruces con los ediles. Luego se agravó al punto que el Concejo Deliberante está ahora en manos de la oposición. Una oposición que, a su vez, está fragmentada para algunas iniciativas, pero unida para marcarle la cancha al intendente. A las movidas judiciales, que son moneda corriente, este lunes se sumará una más: la denuncia del presidente del órgano deliberativo, Claudio Palacio, para restituir los fondos que hacen funcionar al cuerpo colegiado que, según dijo, fueron “vetados del presupuesto aprobado”.

Para entender el conflicto que vive hoy Angaco hay que remontarse a 2019. Para las elecciones generales hubo dos listas fuertes. La justicialista tenía a Alejandro Castro como figura visible y representante del proyecto de su hermano, el entonces intendente José Castro, que había agotado sus dos mandatos consecutivos y no podía repetir. En tanto, la lista opositora, del Frente San Juan Primero -la coalición de Martín Turcumán- estaba encabezada por Maza Pezé, que ganó los comicios y se hizo con el sillón municipal por cuatro años. Desde ese momento, los acontecimientos se sucedieron de manera vertiginosa.

687960jpg.jpg
El actual y el ex. Carlos Maza Pezé y José Castro.

El actual y el ex. Carlos Maza Pezé y José Castro.

Hay tres hechos clave, que signan el presente del departamento: Maza Pezé, tras ganarse al electorado con un discurso opositor, pegó un volantazo y se unió a las filas del Frente de Todos, del gobernador Sergio Uñac, es decir, al oficialismo en la provincia; la composición del Concejo Deliberante que, a poco de asumir, cambió y se tornó contraria al jefe comunal; y la presencia de Castro como un número puesto para retomar las riendas del distrito. Lo dijo ni bien perdió los comicios y lo repitió hace unos meses en declaraciones radiales. En otras palabras, le respira en la nuca al ahora comunero, que responde al subsecretario de Unidad de Gobernación y presidente del Partido Bloquista, Luis Rueda.

De esos hechos, el enfrentamiento entre intendente y concejales nace después de una discusión política entre Maza Pezé y el edil Palacio, que ingresó por su lista. En el medio estuvo el diputado departamental, actualmente también enemistado con el jefe comunal, Marcelo Mallea. Hubo confusión respecto del alineamiento del concejal. Quedó entremedio de la pulseada de los dirigentes. Fue la primera chispa, que luego derivó en la salida del edil del bloque oficialista cuando se presentó un tema complejo en una sesión ordinaria.

Una versión, impulsada desde el entorno del intendente, indicó que en realidad fue “echado por díscolo”. Pero otros aseguraron que eso no es así, sino que Palacio pegó el portazo cuando votó de forma negativa a la propuesta enviada desde el Ejecutivo para ceder los terrenos del parque industrial del departamento para la construcción de viviendas del IPV. “Hay cuatrocientos lotes en Angaco que están para hacer casas, que use esos terrenos”, respondió Palacio, "en el parque industrial están las condiciones para hacer un centro logístico".

Echado o no, el pase a la oposición significó el desbalance del poder del titular municipal. Para ser claros, en un principio, la diagramación era: los oficialistas Alejandro Paredes -presidente del cuerpo-, Palacio y Cecilia Naveda; y las castristas Natalia Marín y Vanesa Olivera. Es decir, mayoría del intendente. Así fue hasta finales del 2021, cuando Palacio comenzó a trabajar con las concejales que respondían a José Castro. Tres contra dos. Simple. Buscaron y lograron imponerse. El 23 de diciembre del año pasado hicieron una sesión especial y nombraron nuevas autoridades.

ddc140422-003f01 (1).webp
Claudio Palacio, Natalia Marín y Vanesa Olivera.

Claudio Palacio, Natalia Marín y Vanesa Olivera.

¿Quién quedó al frente? Sí, Palacio. Enseguida, Paredes, que había sido desplazado, presentó una denuncia. Pero después de algunas idas y vueltas legales, la jueza del Contencioso Administrativo, Adriana Tettamanti, falló a favor de la nueva conformación. Entretanto, el Gobierno provincial intentó recomponer las cosas. El ministro Alberto Hensel llamó a las partes a una mediación que no funcionó. El funcionario uñaquista pidió que “hagan política” y “no la judicialicen”. No hubo caso.

La primera sesión de este 2022 fue en abril, con el otro “díscolo” como titular y acompañado por las castristas. “El año pasado hubo en total 12 sesiones, en lo que va este año ya llevamos 7”, dijo Palacio, a modo de ejemplo. “Sesionamos todas las semanas”, resaltó, “buscamos normalizar el cuerpo”. No obstante, a falta de inconvenientes, se generó uno nuevo.

El presidente del Concejo señaló que, una vez aprobado el presupuesto anual, Maza Pezé vetó la partida que corresponde al funcionamiento del órgano deliberativo. De hecho, en los documentos que están publicados en las redes sociales, puede apreciarse que no hay dinero asignado. “No tenemos para pagar el secretario, el contador y el abogado”, graficó. Al respecto, Maza Pezé no hizo declaraciones y Palacio anticipó que este lunes irá a la Justicia para que restituyan el dinero presupuestado.

FB_IMG_16568544211218055.jpg
El documento que publicaron los tres concejales opositores a Carlos Maza Pezé.

El documento que publicaron los tres concejales opositores a Carlos Maza Pezé.

En los últimos días, hubo un nuevo movimiento en el Concejo. José Castro se quedó sin una de sus alfiles. Natalia Marín pasó a engrosar las columnas del giojismo. Lo selló con una foto con el diputado nacional José Luis Gioja, que subió oportunamente a sus redes sociales. De acuerdo a lo que expresó públicamente, quiere mayor respaldo para denunciar la supuesta corrupción en la gestión.

No es la única sorpresa. Palacio comentó a Tiempo: “Yo nunca me fui de San Juan Primero, creo que sigo siendo de ADN, aunque dejé de hablar con Turcumán hace mucho”. Una declaración inesperada pues el arco político de Angaco da por cierto que trabaja para el ex intendente peronista. Esto lleva a pensar en un potencial cambio drástico del escenario político porque entraría a jugar Consenso Ischigualasto. Los dirigentes deberán hablarlo.

Por otra parte, Palacio reconoció que los tres ediles tienen diálogo con Castro, y que consultan con frecuencia sobre el funcionamiento del departamento, de los programas sociales y las obras. Una suerte de asesor.

Un punto aparte merece la realidad legal del justicialista que gobernó por 8 años el distrito. Era el número dos de la Dirección de Espacios Verdes, que depende del Ministerio de Obras y Servicios Públicos. Lo apartaron del cargo la semana pasada cuando confirmaron que irá a juicio por “malversación de fondos”. La causa está sustentada en la sospecha de que Castro usó maquinaria y personal municipal para beneficio propio en un predio ubicado en Chimbas.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
por un fallo inedito en san juan, una joven de 18 anos continuara cobrando la pension de su madre fallecida

Las Más Leídas

El profesor denunciado por abuso sexual fue suspendido en los institutos donde enseñaba
Qué manijas: vigilia desde la madrugada por YSY A y Q Lokura
Detuvieron a una mujer por el robo de casi medio millón de pesos 
Esteticistas acusadas de promover la prostitución: la denunciante contó todo frente a los jueces
No andan con chiquitas: robaron un módulo habitacional completo de Zonda, hay dos detenidos

Te Puede Interesar