Mitín en Casa de Gobierno

Los dos pedidos de Uñac a los intendentes oficialistas camino a las generales

El gobernador y los jefes comunales analizaron la situación de la provincia tras el resultado en las primarias. La influencia del Gobierno nacional. El costo de la desunión en algunos departamentos.
martes, 14 de septiembre de 2021 · 22:43

Al oficialismo sanjuanino las elecciones intermedias "le cuestan y las sufre". Es la definición más precisa de lo que ocurrió en las Primarias, Abiertas, Simultáneas, y Obligatorias, del domingo último. El Frente de Todos local ganó, aún en un contexto nacional adverso donde la alianza que representa a Alberto Fernández y Cristina Kirchner cayó en 17 provincias. Pero la victoria tuvo un margen muy ajustado, apenas cuatro puntos y medio por sobre Juntos por el Cambio. El gobernador Sergio Uñac recibió a los intendentes afines en Casa de Gobierno este martes. No hubo tironeo de orejas. Sí hubo exigencia para redoblar esfuerzos. 

Según operadores políticos del uñaquismo, el mandatario provincial enfatizó en la importancia de ir por el voto en blanco y aumentar la participación. También admitió que, aunque la victoria en San Juan es muy importante, "esperaba más diferencia" con la segunda fuerza. La unión del justicialismo, bloquismo y aliados -encabezada por Walberto Allende- sacó un 42,89% frente al 38,25% del macrismo local, con Susana Laciar y Enzo Cornejo al frente.

Sólo participó el 67,28% de los votantes habilitados. Un 8% menos que en las Paso del 2019. Por eso, la idea del oficialismo es convocar a más gente para las generales del 14 de noviembre. "Comprometer al votante para que, al menos, asista. Incluso si no nos vota a nosotros", dijeron. También hubo buena cantidad de electores que eligieron votar en blanco o sencillamente anularlo: 2,87% y 2,89%, respectivamente. "Hubo un porcentaje importante de este tipo -de sufragios- y eso muestra que el ciudadano está molesto", indicaron. Pero resaltaron que no se sienten particularmente afectados porque "es un sanjuanino que está enojado con ambas propuestas". 

Para esto, el lineamiento es ir "casa por casa" para dar a conocer el "modelo San Juan". Uñac y los intendentes entienden que a causa de la pandemia el peronismo perdió el "poder de movilización" y el "despliegue territorial". "No llegamos con esa información y no logramos el compromiso", dijeron. El gobernador les pidió a los jefes comunales que "pateen la calle", ya no sólo cuando están los candidatos o cuándo el comité central organiza un acto.

Otro punto importante, el mandatario insistió en la unidad para trabajar con la militancia de todos los sectores. El ejemplo más claro de división fue Iglesia, donde el Frente de Todos perdió por apenas 222 votos. El departamento es dirigido por Jorge Espejo, de extracción bloquista, y es conocido que no tiene buena relación con los hermanos Mauro y Marcelo Marinero. La dupla familiar fue desplazada por Espejo en 2019 y cortaron líneas. El gobernador está preocupado por la situación, al igual que el presidente del partido de la estrella y candidato en tercer término de la lista oficialista, Luis Rueda, quien dijo públicamente que se hará cargo e irá a Iglesia con mayor regularidad para poner orden. 

No es el único departamento con conflicto interno. En Rawson hay discrepancia entre sectores peronistas, por ejemplo, la Junta justicialista, comandada por Marcos Andino, no trabaja en conjunto con el espacio Rawson Nuevo, de Pablo García Nieto. Y si bien ganaron en las urnas, la oposición creció 10% en relación a las presidenciales anteriores. "Pero ahí es más lo que nosotros perdimos, que lo que ellos ganaron", dijeron las fuentes. 

Por el contrario, en Ullum, donde el uñaquismo sacó un resultado holgado: el 65,8% frente al 19,1%, esun distrito donde el peronismo y el partido comunal Mejor Nosotros de Leopoldo Soler, actual intendente, no conjugan. De hecho, los ediles del justicialismo son considerados parte de la oposición. Con todo, hubo mancomunidad. "Todos tiraron para el mismo lado", comentaron, aunque los números ya son elocuentes por sí mismos. "Algunos no analizan el daño que le hacen al frente cuando no están todos alineados bajo una conducción. Uno se perjudica a sí mismo", razonaron los operadores. 

Finalmente, en la reunión tocaron el tema nacional. "Un poco la culpa la tiene Alberto", se animaron a decir. Sin embargo, resaltaron que hubo una pandemia y una gestión macrista que no fue de lo mejor. En resumen, en el mitín del Gobierno, Uñac pidió unidad y militancia puerta a puerta.

 

 

 

 

 

Comentarios