ELECCIONES 2021

En Santa Lucía y Rivadavia el peronismo se adelanta para achicar ventajas

Los dirigentes de ambos departamentos gobernados por la oposición se activaron. Ansiedad por las listas y un ojo puesto en 2023.
domingo, 20 de junio de 2021 · 10:18

‘Apuesto a que el vecino de Capital pueda ver la gestión que se está haciendo’, dijo Emilio Baistrocchi en modo pre-campaña el pasado viernes en Canal 13. Sergio Uñac bajó coordenadas hace tiempo acerca de provincializar la elección legislativa, hasta el punto de plebiscitar su propio desempeño en las urnas, independientemente de que se vote diputados nacionales. El planteo se torna un tanto más exigente para los justicialistas que no gobiernan sus departamentos. Otra vez Santa Lucía y Rivadavia emergen como los desafíos centrales, frente a intendentes opositores de buena imagen.

Tanto los peronistas santaluceños como los rivadavienses reconocen en voz baja que arrancan desde atrás. Por eso empezaron a activar, con bajo perfil, las primeras acciones políticas. El objetivo es descontar los cuerpos de ventaja que ya tienen Juan José Orrego y Fabián Martín. Porque, además, todos son conscientes de que estos comicios trazan la línea de partida para el 2023. Un papelón electoral dejaría severamente heridos a los que tengan expectativas a futuro.

En Santa Lucía Lucio González está al frente de la Junta Departamental. Ya le tocó perder con el actual intendente Orrego en 2019. La pandemia complica las condiciones para la militancia, pero igualmente ya activó algunas reuniones sectoriales. Aún sin candidatos, el trabajo político arrancó con la consigna de remontar esa diferencia en el bastión del Frente Con Vos y Juntos por el Cambio.

González encabezó las primeras reuniones partidarias, con apenas un puñado de personas presentes para no violar los protocolos. El próximo martes habrá una charla vía Zoom con el secretario de Hacienda, Gerardo Torrent; el secretario de Estado de Seguridad, Carlos Munisaga, y el subsecretario de Medicina Preventiva, Matías Espejo. Con ellos hablarán estrictamente sobre la gestión de la pandemia. La idea es instruir a las bases para defender la gestión provincial en una elección donde este será uno de los temas centrales del debate.

Están calentando motores y adelantándose ‘un poquito’ porque no tienen todavía la bandera de largada del gobernador. El último contacto formal de Uñac con los presidentes de las juntas departamentales fue el viernes 26 de marzo, cuando les habló de la posibilidad de abrir la interna para que compita más de una lista. Después los contagios pusieron a la política partidaria en segundo plano.

Pero en Santa Lucía decidieron anticiparse básicamente porque no son gobierno. Entienden que en el resto de los departamentos donde el justicialismo maneja el municipio, sus compañeros hacen política en cada acto público, en cada inauguración, en cada operativo. En el bastión orreguista el PJ enfrenta un desafío mayor, desde el llano, con el cartel de Uñac pero sin una referencia fuerte en el municipio. 

El protocolo Covid 19 está empezando a incomodar aún antes de que comience la campaña, porque no hay chances de hacer reuniones multitudinarias como antaño. Por eso están diagramando un esquema de encuentros muy puntuales. Vendrán en lo sucesivo convocatorias para los congresales partidarios, las unidades básicas y los centros de acción. Es activar toda la logística peronista a la espera de conocer la o las listas del Frente de Todos. Ya no falta tanto, de acuerdo al cronograma oficial. El 24 de julio habrá que inscribir las precandidaturas.

En paralelo está previsto un esquema de encuentros con sectores independientes, empresarios, comerciantes y uniones vecinales, muy segmentado y con apoyo de la virtualidad. De esto se está hablando en firme, en este plan temprano y acomodado a los tiempos que corren.

González, que es el virtual viceministro de Desarrollo Humano, prácticamente no tiene diálogo con el intendente Orrego. Mucho menos que el que alguna vez pudo mantener con Marcelo, hoy diputado nacional.  Será una campaña tensa desde ese punto de vista. Como dijo Baistrocchi, el acento estará puesto en afianzar la gestión provincial pidiendo el voto para los legisladores de Uñac.

 

Oeste caliente

En Rivadavia tal vez sea mayor la ebullición previa a la campaña, por las mismas razones que en Santa Lucía. El presidente de la Junta Departamental del PJ es Ruperto Godoy y las fuentes coinciden en que ha abierto el juego para permitir que se acerquen diferentes sectores. En este sentido, generó tranquilidad que el exsenador aclare que no tiene intención de disputar una candidatura en esta oportunidad. Por lo tanto, actúa desde un lugar de neutralidad para que cada dirigente pueda arrimarse a la sede partidaria.

Godoy ha estrechado sus lazos con los concejales justicialistas de Rivadavia, Leonardo Lorenzo y Laura Villa. Pero también ha comenzado a conversar con el diputado nacional Francisco Guevara. Hay indicios de una renovación generacional en ese departamento donde la oposición viene ganando desde 2015 en adelante. En 2023 Martín ya no tendrá la posibilidad de ir por una nueva reelección, por lo que los peronistas jóvenes se entusiasman con la posibilidad de salir a la cancha.

Como en Santa Lucía, saben que el desempeño electoral que muestren en 2021 será la base para proyectarse a futuro. El deber de hacer un buen papel se multiplica para ellos, independientemente de los candidatos que luego defina Uñac para el Congreso Nacional. Si los intendentes peronistas y aliados del Frente de Todos plebiscitan su gestión este año, los dirigentes que no son gobierno en el Este y el Oeste del Gran San Juan también tienen un examen por delante.  Todo se contará en votos la noche del 12 de septiembre, cuando se lleven a cabo la PASO, y el 14 de noviembre, cuando finalicen las generales.

Para dos jóvenes dirigentes justicialistas de Rivadavia –cada uno por separado-  es evidente el impulso que le está dando el intendente Martín a la diputada Nancy Picón, sea para 2021 o para 2023. Les llamó la atención la reiterada presencia de la legisladora en todos los actos y hasta en los operativos de limpieza del municipio. Si la abogada fuera finalmente candidata en esta ocasión, los peronistas entienden que ya corre con ventaja porque hace rato empezó a mostrarse por el departamento.

Por eso, por momentos, gana la ansiedad para conocer los nombres elegidos por el gobernador, sea una o varias listas las que proponga el oficialismo. Incluso uno de los dirigentes consultados se permitió soñar con que Uñac elija a una figura de Rivadavia para los lugares suplentes, para estimular la instalación de alguno de ellos, siempre pensando en el mediano plazo. ‘Sería bueno que pusiera a un candidato de un departamento donde no seamos gobierno’, dijo en off.

Lo que puede anticiparse en Rivadavia es un ímpetu de renovación. Hay clima de unidad para 2021, pero condicionado a que la generación de los mayores empiece a dejar los primeros planos para los sub-50 y los sub-40. Además de los concejales y el diputado nacional ya mencionados, están el director de Juventudes, Emiliano Paradiso, la titular del Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Romina Albarracín, y hasta la mismísima ministra de Turismo, Claudia Grynszpan.

Cuando hablan de unidad, también incluyen a los referentes del giojismo que tienen despliegue territorial en el departamento. Por ejemplo, Facundo Perrone. Hay más, por supuesto. El diálogo está abierto y más activo que nunca. Empezó a ganar temperatura la política, en un segundo semestre para observar de cerca.

Comentarios