ELECCIONES 2021

La otra batalla rawsina

Dos actos oficialistas para sumar desde dos sectores diferentes en la misma semana. La interna relegada frente a la urgencia de ganar.
domingo, 24 de octubre de 2021 · 10:46

 ‘Rawson, de tierra prometida a campo de batalla’, fue el título hace dos domingos. Lo que sucedió a continuación no solo verificó el combate entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, que es real. También desnudó la exhibición de fuerza de las distintas escuadras que componen el oficialismo, en una disimulada competencia por el posicionamiento interno. Obviamente, todo apunta a superar dignamente el 14 de noviembre. Pero también al precalentamiento para 2023.

Esta semana comenzó con el acto peronista convocado por José Luis Gioja en la cancha de hockey del Club Unión de Villa Krause el lunes 18 de octubre. Fue con motivo del Día de la Lealtad, donde el diputado nacional tuvo su reencuentro presencial con la militancia. Arriba del escenario también estuvo su compañero de bloque y candidato del Frente de Todos en primer término, Walberto Allende. El nuevejulino sintetizó la confluencia con Sergio Uñac.

El lunes. Walberto Allende detrás de José Luis Gioja en el Club Unión de Villa Krause. 

Apenas cuatro días después, el viernes  22 de octubre hubo otro acto masivo, esta vez organizado por el espacio Somos Rawson en el CESAP. Es el brazo político fundado por Mauricio Ibarra que hoy lidera el secretario de Estado de Seguridad y Orden Público, Carlos Munisaga. No solo estuvo Allende sobre el escenario, sino prácticamente la fórmula completa. En el público hubo sugestivas participaciones para desmenuzar más adelante.

Obsesión

Primero hay que poner en contexto la obsesión por Rawson. Es el distrito más numeroso. Cada punto alcanzado impacta en el escrutinio provincial como ningún otro departamento. Solo Capital se le acerca. Pero mientras en la Ciudad de San Juan el resultado es bastante irreversible para el oficialismo después de haber quedado  22 puntos por debajo de la oposición, en Rawson la diferencia a favor del peronismo y aliados fue  relativamente discreta, de 8 puntos.

Visto desde el orreguismo y asociados, mucho mejor no les puede ir en Capital. En ese distrito, el segundo más poblado de San Juan, el oficialismo apuesta a descontar algunos votos para colaborar con el tanteador general al finalizar la jornada electoral. Pero en Rawson, Juntos por el Cambio tiene la expectativa de acercarse, acortar la distancia con el justicialismo. En las PASO quedaron a menos de 5.000 votos de distancia.

Con ferocidad, el Frente de Todos pero fundamentalmente el peronismo salió a recuperar ese activo que siempre tuvo en el gigante del sur. Necesita una victoria mucho más contundente para compensar su debilidad en el eje Libertador, que va desde Santa Lucía hasta Rivadavia. En ese plan, todos los esfuerzos serán bienvenidos.

La reaparición de Gioja en persona en un acto político tuvo el visto bueno de Casa de Gobierno. Se plasmó con la presencia de Allende en el escenario y también con un par de gestos que sucedieron el viernes en el evento organizado por Munisaga en el SEC.

Desde Libertador y Paula se buscó no desequilibrar tanto los apoyos. Por eso el gobernador se excusó de asistir ante la invitación de su secretario de Seguridad. La consigna fue no rivalizar. Que no apareciera un acto como contestación al otro anterior. Entendieron que no son tiempos de avivar las divergencias sino de coordinar todas las escuadras. El adversario está en frente y la pelea súbitamente se volvió muy pareja. Lo sintetizó con claridad el diputado Leonardo Gioja en Canal 13: ‘Hay diferencias internas pero tenemos claro que se juegan dos modelos de país’.

Presentes y ausentes

De todos modos, la participación de las primeras figuras del gabinete fue contundente el viernes y sí marcó la diferencia. Estuvieron la ministra de Turismo, Claudia Grynszpan; el de Minería, Carlos Astudillo; la de Salud Pública, Alejandra Venerando; el de Desarrollo Humano, Fabián Aballay; el secretario de Ambiente, Raúl Tello; y el asesor Letrado de Gobierno, Carlos Lorenzo. Por supuesto, también estuvo en su calidad de candidata la ministra de Gobierno, Fabiola Aubone.

La simpatía por este segundo encuentro militante fue bastante explícita también por la presencia del senador Rubén Uñac. El hermano mayor del gobernador regula bastante sus apariciones públicas, por lo tanto este viernes fue muy bien recibido por los dueños de casa. Junto al senador se ubicó el diputado nacional Francisco Guevara.

Estuvieron los extrapartidarios con nombre propio. No fue el presidente del Partido Bloquista y candidato a diputado nacional en tercer término, Luis Rueda, pero sí estuvo sentado en primera fila el chimbero Andrés Chanampa. Prácticamente a su lado, el diputado por el Frente Grande, Horacio Quiroga. Y otros dirigentes de peso en Rawson como el excandidato a intendente basualdista y orreguista Gustavo Ruiz Botella, que hoy milita en el espacio de Munisaga.

También apareció el Yeyo, el popular cantante que participó de la primaria de Cambiemos en Rawson en 2019 y perdió frente a Gimena Martinazzo. Y el histórico dirigente Raúl Anzor, uno de los armadores originales del basualdismo que migró al oficialismo. Entre los sindicalistas tuvo un lugar destacado el secretario general de UPCN, Pepe Villa. Hubo organizaciones sociales y partidos aliados de la izquierda, como el PTP de Alberto Agüero.

Las ausencias también dejaron estela. El intendente de Rawson, Rubén García, se disculpó de asistir porque tenía una consulta médica. Sin embargo, la organización notó que no envió a ningún emisario, a ningún representante de su equipo de colaboradores. Fue notable la diferencia con respecto al lunes anterior en el Club Unión, a donde concurrió una nutrida comitiva de funcionarios del municipio.

Tampoco estuvo la delegada del Ministerio de Trabajo de Nación en San Juan, Silvia Pérez, porque tenía un acto propio en simultáneo. La funcionaria reveló aspiraciones propias para 2023 e integra la mesa política de la Junta Departamental del PJ en Rawson. Su relación con Munisaga es cordial aunque distante.

El presidente de la Junta, Marcos Andino, sí estuvo junto al secretario de Seguridad. Incluso  subió al escenario. Es el referente del partido orgánico en el distrito, pertenece a la estructura que ganó la interna del 20 de marzo de 2020.

De todas las ausencias, la más llamativa posiblemente haya sido la del Defensor del Pueblo, Pablo García Nieto. Días atrás en Canal 13 dijo que no está inhibido de hacer política y que solo tiene un impedimento para ocupar cargos partidarios. De todos modos se lo ha visto bajar el perfil. Sin embargo, el viernes desestimó la invitación de Munisaga porque tenía una convocatoria en su propia corriente, el Espacio Rawson Nuevo. Del otro lado hubo una mueca de interrogación.

Más que palabras

El viernes sobre el escenario Munisaga dio el discurso de apertura y bienvenida. Allende tuvo a cargo el cierre. Más allá de la arenga a la militancia para salir a buscar los votos que consoliden la victoria el 14 de noviembre, hubo otras sutilezas.

Micrófono en mayo y delante de la audiencia ya descripta, el secretario de Seguridad hizo una fuerte reivindicación de Mauricio Ibarra y de Hugo Díaz, una dupla que tiene mucha historia en la construcción política en Rawson. Entre ambos gestaron la candidatura que ganó la intendencia en 2003 cuando el rival interno era Juan Carlos Gioja.

Díaz fue secretario de Gobierno de Ibarra hasta 2007, cuando el intendente fue reelecto y su alter ego ascendió a diputado departamental en la Legislatura. Rompieron el día que Ibarra se abrió del giojismo y armó su partido propio. Pero se reconciliaron hace un par de años y volvieron a trabajar coordinadamente.

Hoy colaboran con la campaña del uñaquismo a nivel provincial pero, por supuesto, tienen el corazón rawsino intacto. ¿A quién intentarán proyectar como intendente en 2023? Por ahora es un tema tabú y expresamente acallado por instrucción del gobernador. El día después de las legislativas esa carrera habrá empezado.

Comentarios