GOBIERNO

El otro mensaje de Uñac en su regreso

Además de compartir su experiencia con el Covid 19 y pedir otra vez la suspensión de las PASO, tuvo gestos explícitos con intendentes.
domingo, 17 de enero de 2021 · 10:13

En palabras suyas, Sergio Uñac volvió ‘en un 60%’. Aunque logró negativizar el Covid 19 y se reintegró a pleno a la función pública el pasado lunes, el físico todavía exhibía las huellas de la enfermedad. Aun así aceleró la gestión con una cargada agenda que no dejó día libre. Pidió a sanjuaninos y sanjuaninas que eviten contagiarse, comunicó su decisión política de comprar vacunas apenas estén en el mercado, reivindicó a los jóvenes y abogó por la suspensión de las PASO, además de ratificar el regreso a clases presenciales el 1 de marzo. En esa baraja de temas tuvo tiempo también para un par de inauguraciones. Y fue precisamente ahí donde escribió el subtexto, el otro mensaje expresamente dedicado a sus caciques territoriales, los intendentes.

El lunes se reunió a solas con el rawsino Rubén García. El martes fue a inaugurar el segundo parque de Chimbas, junto a Fabián Gramajo. El miércoles acompañó a Emilio Baistrocchi en la puesta en funcionamiento de la fuente de Libertador y Las Heras. Y el jueves recibió al iglesiano Jorge Espejo, a puertas cerradas. Hubo un factor común en estos cuatro encuentros: la cercanía con los jefes distritales en un año clave donde cada uno tendrá que mostrar los porotos cuando llegue la hora de las elecciones legislativas. Con o sin primarias. En la misma medida, el gobernador podrá lucir su rendimiento en el concierto de provincias. Será la primera parada para medirse en la voluntad popular y renovar credenciales ante la Casa Rosada.

Valga la obvia aclaración: a mayor nivel de acompañamiento en las urnas, mayor fortaleza tendrá el gobierno provincial para relacionarse con los funcionarios de Nación. No será una originalidad de 2021. Siempre operó el mismo mecanismo. Con mucho porcentaje a favor en el escrutinio, será más sencillo hacerse escuchar en cada estamento del equipo que acompaña al presidente Alberto Fernández.

Por supuesto estas son conclusiones tácitas que no requieren reconocimiento público ni aclaración de parte de los protagonistas de turno. Uñac es joven pero al mismo tiempo es un veterano de la política y nació en cuna militante. Por lo tanto, conoce a la perfección estas reglas invisibles. Posiblemente a eso obedezca su decidida jugada de proximidad con los intendentes desde el minuto cero de su regreso al poder.

Fueron cuatro días completos de internación en área Covid 19 del Hospital Guillermo Rawson, entre el domingo 27 y el jueves 31 de diciembre. Y luego su aislamiento domiciliario se extendió hasta el domingo 10 de enero, habiendo obtenido la PCR negativa el viernes 8. El lunes 11 retomó la actividad con una reunión de gabinete primero y una extensa conferencia de prensa después. Se lo vio enérgico aunque al mismo tiempo agitado, como huella inevitable pero transitoria del Sars Cov 2.

Esa misma tarde recibió a solas al intendente de Rawson. Del encuentro apenas trascendieron detalles oficiales. Pasaron en limpio la agenda de obras que requieren acompañamiento de la provincia. Sin embargo, una alta fuente del entorno del gobernador reconoció la dimensión política de la cumbre. En primer lugar, porque se trata del distrito más importante en términos de padrón electoral. En segundo lugar, porque Uñac y García tuvieron que suavizar las diferencias luego de que el jefe comunal lo enfrentara en las internas partidarias del 15 de marzo de 2020. La foto de ambos en la sala Camus de Casa de Gobierno fue convenientemente difundida. Para el buen entendedor, la imagen habrá bastado para evacuar las dudas. La intención explícita es seguir adelante y juntar espalda con espalda.

El martes por la tarde Uñac tuvo su primera salida. Fue en horas de la tarde, para cortar cintas en el nuevo Parque y Polideportivo de los Barrios La Estancia y 17 de Octubre, en Chimbas. La obra estuvo en condiciones de ser inaugurada a fines del 2020, pero Gramajo optó por postergar la ceremonia hasta que estuviera recuperado el gobernador. Iba a realizarse de manera simultánea con el estreno del pavimento de calle Tucumán. Se decidió avanzar en diciembre con la arteria y diferir el pulmón verde para enero.

Valió la pena la espera. Uñac pronunció un discurso de alto contenido político, en el que reivindicó su relación con los chimberos: ‘No es casualidad que yo esté acá. No es casualidad que venga a un departamento al que yo aposté en serio. Pero este departamento también apostó por mí y aportó a mi campaña y a mis desafíos políticos. Yo les voy a retribuir con trabajo, con esfuerzo, con dedicación, con honestidad y con mucho acompañamiento a un intendente que se rompe el lomo todos los días’. El párrafo es bastante significativo como para condensar el mensaje global.

Rawson y Chimbas en 48 horas. El más grande pero también el más frágil en materia política, por los antecedentes recientes, fue el primero en la agenda del retorno de Uñac. En el segundo el gobernador jugó de local y renovó el contrato. El miércoles siguió con Capital, el más esquivo para el justicialismo en elecciones de mitad de mandato. Como Gramajo, Baistrocchi también tenía preparada la reinauguración de la fuente para fines de diciembre pero cuando Uñac cayó en aislamiento por el Covid 19, se dejó el acto oficial para más adelante.

Tras retomar la actividad, el pocitano se encontró con una agenda cargada que fue coordinando el subsecretario de la Unidad Gobernación, Luis Rueda. A Baistrocchi le tocó el miércoles. Fue una ceremonia diferente a la de Chimbas. Igualmente valiosa en términos simbólicos, porque revivió ese sitio que llevaba años abandonado. Sin agua y sin energía, se había convertido en la base inerte para apoyar los tótems de jornadas, seminarios y eventos parecidos. Ahí, a la vista de todos y todas,  un ícono de desidia a pesar de que la obra de recuperación nunca tuvo un presupuesto significativo.

Baistrocchi fue secretario legislativo de la Cámara de Diputados cuando Uñac era vicegobernador, entre 2011 y 2015. Compartió gestión con Gattoni, quien estaba a cargo de la secretaría administrativa de la Legislatura. En ese tiempo miraron por la ventana hacia la fuente dormida y se propusieron algún día despertarla. Costó un poco pero finalmente sucedió.

Capital hizo la obra, mientras la Legislatura pagará la energía eléctrica y el mantenimiento quedará a cargo del Ministerio de Obras Públicas, como una extensión del Parque de Mayo. Esa triangulación, además de funcionar como una salida administrativa, también permitió presentar ante la sociedad la utilidad de tener un gobierno coordinado y armónico. Fue de manera implícita un mensaje político, hecho a la medida del esquivo votante capitalino.

Baistrocchi sabe que le tocará jugar un partido difícil en octubre, cuando le cuenten los votos al Frente de Todos en su distrito. Apostará fuerte a la gestión, tanto hacia afuera como hacia adentro. Y para ello tendrá respaldo total de Uñac. Además del millonario plan de obra pública que desempolvará en 2021 –en 2020 todo se resumió a sobrevivir la pandemia- estará la implementación del nuevo convenio colectivo de trabajo con los municipales. Con ello, podrá recategorizar a empleados que llevan décadas estancados en el mismo lugar. E incluso podrán concursar para ingresar a planta permanente quienes sobreviven con una beca de 7.000 pesos.

El gobernador hilvanó prolijamente a Rawson, Chimbas y Capital en la primera semana de trabajo, luego de salir del Coronavirus. El eje Sur-Norte es o debería ser lo suficientemente potente como para compensar el eje Este-Oeste, donde Juntos por el Cambio se mueve con mayor soltura. Capital es el punto de intersección que todos disputan.

Pero no se quedará en el Gran San Juan la revinculación con los intendentes. El gobernador estuvo con el iglesiano Espejo el jueves, escuchando sus necesidades y abriendo el juego a un socio estratégico como el partido bloquista. La semana próxima comenzará a salir un poco más. En su agenda aparecerá otro bloquista como Zonda, con Miguel Atampiz. Y luego irá a Calingasta, con Jorge Castañeda.

Uñac conoce a la perfección que las victorias se construyen piramidalmente a partir de los jefes territoriales. Los tiempos para esta edificación se presentarán bastante relativos. Si las PASO se llevan finalmente a cabo en agosto –hasta ahora la ley obliga a convocarlas- los movimientos políticos empezarán cuando se acerque la mitad del año. 

Si las primarias fueran suspendidas, habrá que mirar directamente a octubre, lo cual ampliará el plazo para desplegar estrategias. Pero sentarse a especular con esta segunda hipótesis sería temerario, más aun teniendo en cuenta que la discusión de las PASO no está instalada en el Congreso Nacional. A fines del año pasado entró un proyecto de varios gobernadores con un guiño tácito de la Casa Rosada, pero también con la mirada indiferente del kirchnerismo.

En su vuelta a la función, Uñac fue categórico: dijo que la realidad pandémica no es compatible con movilizar a la tropa militante con tanta anticipación. Que el Covid 19 no perdonaría una decisión semejante. Sin embargo, a esta altura, no depende de él.

Comentarios