FRENTE DE TODOS

El ascenso de Máximo en el PJ entusiasma a los K en San Juan

La Cámpora mira con expectativa su incorporación al justicialismo orgánico. Recibieron un mensaje directo de Cristina por la unidad.
domingo, 10 de enero de 2021 · 10:23

‘Nadie dimensiona lo que significa la presidencia de Máximo en el PJ Bonaerense. Todavía no se dimensiona lo que viene’, advirtió un veterano dirigente peronista y kirchnerista de San Juan. De golpe encendió la luz sobre un hecho político que, aunque muy alejado geográficamente, podría tener su onda expansiva aquí a 1.200 kilómetros de distancia en el año que recién comienza.

Para un alto referente de La Cámpora en San Juan ‘por supuesto sería muy bueno que Máximo fuera el presidente del PJ en Buenos Aires, como Anabel (Fernández Sagasti) en Mendoza’. La mención de la dirigente ultracristinista tampoco pudo pasar inadvertida. Es o pretende ser una avanzada ideológica en el plano partidario. Ya no como una construcción territorial organizada pero sin papeles, sino como una corriente inserta dentro de la estructura.

Más crece La Cámpora en otras jurisdicciones, más predicamento podría tener ‘la orga’ en San Juan apalancada en esos liderazgos nacionales. ‘Hay una decisión de poder estar en el partido’, reconoció la fuente camporista. Aclaró que siempre se han sentido parte, pero ahora tienen la intención de ir ingresando a los cuadros orgánicos. 

No es un fenómeno nuevo en absoluto. Para ellos el primero en esta tendencia fue Andrés ‘Cuervo’ Larroque, quien se convirtió en congresal del PJ en 2017. Después se sumó Eduardo ‘Wado’ De Pedro a la mesa de acción política. Detrás de estos movimientos hay una decisión de CFK.

El presidente Alberto Fernández, en camino a ser consagrado presidente del Consejo Nacional del PJ, avaló el ascenso del hijo mayor de Néstor y Cristina.  El 27 de diciembre en Radio 10 dejó muy claro su apoyo: ‘Máximo, a quien yo quiero mucho, es un hombre preparado, un gran dirigente, con capacidad de diálogo. Tiene todas las virtudes para ocupar un cargo de esa naturaleza’. Hablaba por supuesto de la conducción del PJ de la provincia de Buenos Aires, comandado hasta ahora por intendentes del conurbano.

Actualmente el justicialismo bonaerense está encabezado por el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, y el de Esteban Echeverría, Fernando Gray. Tienen mandato hasta diciembre de este año, pero las cosas podrían precipitarse. La palabra del presidente de la Nación terminó de debilitar las resistencias internas. Así La Cámpora podría finalmente consumar su fusión con el PJ en el distrito más importante de todo el país. Por eso la jugada podría repercutir hasta en San Juan, donde el movimiento no ocupa ningún cuadro orgánico en 25 de Mayo y Alem.

Aquí La Cámpora sigue siendo eso, un movimiento. No tiene personería política como sí la tuvo en su momento, por ejemplo, el partido Kolina. Se referencian por supuesto en Máximo pero también en Cristina. Ella ha bajado un mensaje inequívoco hacia los cuadros sanjuaninos: preservar la unidad a como dé lugar. Lo dijo un alto referente camporista off the record también en el inicio del 2021. Es y será un año político por excelencia, con dos paradas electorales previstas: en agosto las primarias y en octubre las generales, para renovar diputados y senadores del Congreso Nacional.

Las PASO están en la cuerda floja porque a fines de 2020 entró por Diputados un proyecto de ley avalado por gobernadores para suspenderlas por única vez, en procura de evitar la aglomeración de gente en pandemia y para bajar el gasto, redireccionando los recursos a otros destinos esenciales. Sin embargo, esta suspensión está todavía en veremos. Es precisamente el peronismo bonaerense el más reacio. La herramienta de las primarias facilita la construcción de unidad. Su carencia, por  el contrario, dificulta el diálogo a la hora de conformar listas.

En este debate, el ascenso del heredero de Néstor a la presidencia del poderoso PJ bonaerense es necesariamente un factor de peso. ‘La presencia de Máximo le da su connotación ideológica al peronismo’, dijo el veterano dirigente K sanjuanino. Por otra parte, consideró que este sería el siguiente paso de una construcción política que empezó el mismo día que se anunció la fórmula Fernández-Fernández. El primer paso fue la presidencia del bloque Frente de Todos en la Cámara Baja. El segundo sería lo partidario.

Máximo presidente de la bancada oficialista en Diputados será un actor crucial para que el  proyecto de suspensión de las PASO avance o no. Un dirigente sanjuanino que tiene llegada al Instituto Patria en Buenos Aires dijo que allá nadie habla de la iniciativa. No es una cuestión de mayor o menor entusiasmo sino directamente de silencio.

El peronismo sanjuanino ya ordenó sus cosas. El 15 de marzo de 2020, sobre el filo de la cuarentena que empezó cinco días después, pudo llevarse a cabo la interna entre Sergio Uñac y Juan Carlos Gioja, quien encabezó la lista oponente en nombre de su hermano José Luis. Los afiliados resolvieron la cuestión en una proporción de 70-30 y el pocitano consolidó su liderazgo.

Las dos cabezas visibles de La Cámpora en San Juan, Pablo Ruiz (actualmente a cargo de ANSES) y Juan García Espinoza (segundo en el PAMI), se reunieron con Uñac en la víspera de las internas del PJ local. La foto tuvo relevancia política en medio de la confrontación, pero los camporistas no integraron la lista. Pasado el tiempo, una alta fuente del espacio reveló que hubo una indicación expresa desde Buenos Aires de no abonar la disputa.

Apoyo en la interna. El 12 de febrero de 2020 los dos máximos exponentes de La Cámpora en San Juan visitaron al gobernador Sergio Uñac.

Hoy los referentes de Máximo en San Juan consideran que tienen una muy buena relación con el gobernador y que se consideran incluidos en el Frente de Todos, apoyando las políticas nacionales y provinciales. La pregunta siguiente sería si buscarán un espacio en la lista de diputados nacionales, durante el segundo semestre. Por el momento la respuesta es ‘ni’.

‘En la medida que avance el tiempo veremos’, señaló uno de los operadores. El principal obstáculo que presenta este comicio de mitad de mandato es la mínima cantidad de lugares que ofrece. Son tres candidaturas a diputado nacional titulares y otras tres suplentes. Pero de todas ellas, únicamente dos son expectantes, teniendo en cuenta que el oficialismo pone en juego las bancas que hoy ocupan Walberto Allende y Francisco Guevara. La tercera en cuestión está en poder del macrismo, con Eduardo Cáceres.

De todas formas, las candidaturas no parecen quitarle el sueño a los seguidores de Máximo en San Juan. No en este momento, cuando los desafíos se multiplican por varios flancos. ‘Hoy la orden de la conducción nacional es mantener la unidad en todo el país. Hay una fuerte bajada de línea de Cristina: que seamos garantes de la unidad y del FdT’, explicó la fuente camporista. Huelgan las aclaraciones. Trenzarse en una disputa mezquina por las bancas en juego iría en contra de esta instrucción.

Con respecto a Gioja, La Cámpora mantiene una relación cordial como presidente del Consejo Nacional del PJ. Él acordó con Cristina su regreso a la sede partidaria de calle Matheu en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se consumó el 14 de mayo de 2019. Bastó una foto para unificar las expresiones que se habían alejado bajo la insignia del Instituto Patria y Unidad Ciudadana con el PJ. Tan solo cuatro días más tarde, ella lanzó su propia fórmula con Alberto. Lo hizo desde el peronismo y nadie se atrevió a disentir. Lo que vino a continuación ya es historia conocida.

La reconfiguración del escenario político nacional, con Máximo eventualmente al frente del PJ Bonaerense, tendrá otro efecto inmediato: se disolverá la ‘ancha avenida del medio’ que alguna vez propició Sergio Massa. El arco kirchnerista empujará las definiciones ahora con la potencia del peronismo como mascarón de proa. Al electorado le presentarían dos alternativas bien diferentes y polarizadas. Por supuesto, en frente ven siempre a Mauricio Macri y sus herederos.

Curiosamente, la oposición en San Juan también tiene una lectura parecida. El propio Marcelo Orrego ha sostenido su relación con Juntos por el Cambio en el Congreso, entendiendo que no habrá lugar para terceras fuerzas y, llegada la hora de votar, el sanjuanino tendrá que optar por unos u otros.

El año electoral ya comenzó y este enero atípico no aplacó las especulaciones. Como nunca, habrá que tener un ojo aquí en San Juan y otro en Buenos Aires.

Comentarios