Informe

A 92 años del día que San Juan fue ejemplo y pionera nacional

En 1928 las mujeres fueron a las urnas por primera vez y fue en la provincia gracias a una iniciativa de Aldo Cantoni. Te contamos la historia.
jueves, 9 de abril de 2020 · 20:57

El 8 de abril de 1928 San Juan se convirtió en un ejemplo nacional y latinoamericano. Hasta 1937 la provincia fue la única provincia del país en la que las mujeres votaban. Ese 8 de abril, también hubo una candidata mujer: Emar Acosta se postuló como candidata a diputada por el bloquismo. Fue elegida por el voto popular con una asistencia femenina masiva en las urnas. 

En 1927 la Constitución Provincial fue modificada bajo el ala del gobernador Aldo Cantoni. Con el cambio sustencial y vanguardista para el país se habilitó a las mujeres a participar en las urnas y también a postularse independientemente de su nivel educativo. En el ámbito nacional, fue Evita Duarte de Perón quien impulsó que el derecho se universalice a todo el país y el 23 de septiembre de 1947 se materializó. 

No fue simple lograr esta amplicación de derechos. En San Juan, como pasó después en el país, hubo discusiones acaloradas con una gran resistencia por parte de la Iglesia Católica. El debate ponía de relieve el alejamiento de la mujer de la vida doméstica, el fin del matrimonio y el desastre familiar. Los detractores del voto femenino aseguraban que la mujer iba a descuidar el hogar y su rol de cuidadora para meterse en ámbitos para los cuales ni siquiera estaba capacitada. Los demócratas sanjuaninos decían que los derechos políticos de la mujer debían concederse gradualmente. Muchos no apoyaron la iniciativa del cantonismo. 

Federico Cantoni fue uno de los grandes defensores del voto femenino. En uno de los encuentros de la Honorable Convención Reformadora de la Constitución, el convencional constituyente dijo: “El hombre pelea por la vida afuera y luego va a beber a bares o lo que sea… pero la mujer, la madre, se queda en su hogar y se afana, no sólo por conseguir el pan de cada día  sino también por criarlos, por dirigirlos, por educarlos. Las mujeres en general, y especialmente las mujeres de esta provincia, conocen y palpan las exigencias del bienestar del pueblo, están en óptimas condiciones para defender intereses muy importantes de la organización social”. 

El voto femenino trajo aparejada una avalancha de derechos para las mujeres. Emar Acosta, que empezó siendo afiliada al bloquismo, terminó de la mano de los conservadores siendo legisladora. La mujer era riojana y fue un símbolo dentro de la política argentina porque fue la primera diputada del país. Las instalaciones dedicadas a la vida política no estaban preparadas para la llegada de las mujeres, tal es así que el Congreso Nacional no tenía baños para damas habilitados en las cercanías al recinto. 

Era tal el deseo de las mujeres de participar en la vida pública, que ese 8 de abril de 1928 fueron a las urnas el 98% de las mujeres empadronadas, porcentaje que no se alcanza ni en la actualidad. 

Comentarios