Tire y afloje

Sigue la novela con los presos federales: un ultimátum sanjuanino a Nación

La Provincia rescindió el contrato por el alojamiento de los reos de la Justicia Federal en el penal de Chimbas y condicionó duramente la renovación del contrato. La fecha límite es en octubre.
jueves, 09 de agosto de 2018 · 08:44

La Nación le debe a San Juan 47 millones de pesos por el alojamiento de presos federales en el Penal de Chimbas que está sobrepoblado, por esas dos razones y otras, recientemente el Gobierno local rescindió el contrato y el Servicio Penitenciario nacional deberá ver qué hace con los 227 reos de este tipo antes del 20 de octubre, cuando finaliza el acuerdo.

“Tras la rescisión vinieron a la provincia el director del Servicio Penitenciario Nacional y el subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial para ver qué posibilidades había de renovar el convenio y nosotros les hemos puesto varios condicionamientos, que son básicamente inversión y pago a tiempo”, dijo el ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi.

A la semana siguiente, según contó el ministro uñaquista, vinieron los técnicos del Servicio Penitenciario Nacional y una primera propuesta es cederles una parte del Penal de Chimbas para que ellos construyan un alojamiento para 200 internos y que ellos se hagan cargo con personal propio de los presos federales.

Mientras tanto, corre tiempo de descuento para que se caiga el convenio que ya fue rescindido, el 20 de octubre. En caso de que quieran prorrogarlo, la Nación deberá establecer cupos, montos y tiempo de pago, dijo Baistrocchi. “Si no, deberán llevarse a los 227 presos federales a otro lado y reubicarlos, como ahora comenzaron con Camargo y Sánchez, tendrán que ver dónde los ubican. Ellos tienen un pabellón  con capacidad para 50 que podría ampliarse a 100 pero nunca a 227. Además, a la provincia le genera un costo, el cual se le paga la mitad y con dos años de tardanza o sea que para la Provincia no es ningún negocio mantener un preso federal”, expresó.

Y concluyó: “Ellos tienen que proponer una solución en cuanto al pago e inversión en infraestructura en cortísimo tiempo, que ellos empiecen a construir un pabellón o que en el nuevo penal que son 4 grandes sectores, que inviertan y alojen allí a sus presos. O llevarse los presos federales”.