Polémica

Volvió a su cargo jefe del INV separado por golpear a un viñatero

El titular del organismo, Guillermo García, aseguró que Juan Luis Lépez ya cumplió con la sanción que le fue impuesta. Los empleados de la delegación San Juan protestaron contra la reincorporación y pararon.
martes, 15 de diciembre de 2015 · 21:53
Empleados del INV delegación San Juan, decidieron realizar un paro de actividades hasta tanto no se los notifique sobre la situación del ingeniero Juan Luis Lépez, quien fuera separado del organismo por el entonces ministro de Agricultura, José Casamiquela.

Lépez fue separado de su cargo luego de que lo acusaran de agredir físicamente  al productor viñatero en la provincia de San Juan y secretario de la Asociación de Viñateros Independientes, Rubén Gómez, en marzo de este año. Esta mañana retornó a su cargo y los empleados decidieron iniciar una huelga.

De acuerdo con el titular del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Guillermo García, en su momento se le aplicó una sanción sumarial al ingeniero y cumplió con una suspensión de 30 días, por lo que la vuelta del profesional al organismo no sería algo irregular.

De todas maneras, los empleados aseguraron que Lépez tenía actitudes fuera de lugar con ellos y aseguraron que no trabajarán hasta tanto no se les de una respuesta.

Pese a que García comentó que evaluará la situación, señaló que no correspondía que los empleados llamaran a MDZ, y que la solución debía charlarse. 

"Están protestando porque no están conformes con esta persona y dicen que van a hacer una medida de fuerza, porque no lo quieren pero las designaciones corresponden al INV, lo vamos a evaluar, como a todas las cosas, pero no se puede conducir un problema interno llamando a los medios de comunicación", dijo el titular del organismo.

Por otro lado, García recordó que aun quedan pendientes las actuaciones penales sobre el caso, pero que las mismas no dependen del Instituto.

En marzo, el ingeniero acusado de agredir a Gómez comentó que había sido este último quien lo patoteó dentro de su oficina y si bien reconoció las dificultades del sector, aseguró que no se puede culpar por ellas al INV. 

  Igualmente, hasta el momento hay más de 50 empleados en la delegación San Juan que pararon en cuanto vieron que Lépez había regresado y que aseguran que no trabajarán hasta que alguna autoridad les de una respuesta del caso.
 
Fuente Mdz
 

Comentarios