Un poco de historia

Imperdibles perlitas de los debates en San Juan

En la provincia se dieron en el último medio siglo importantes cruces de ideas en radio y televisión. Algunos de sus protagonistas contaron entretelones y curiosas anécdotas.
domingo, 15 de noviembre de 2015 · 09:57

Por Miriam Walter

El debate presidencial que se dará por primera en Argentina contrasta con San Juan donde en este turno electoral no se dio este formato de intercambio de ideas entre los principales candidatos a gobernador. Sin embargo, es difícil decir con exactitud cuántos, pero se dieron muchos debates en la historia local: hay fotos que dan cuenta de programas de TV como "Meridiano 70”, Leopoldo Bravo es una cara repetida en varias de esas contiendas verbales y algunos de sus protagonistas recuerdan hoy curiosas anécdotas de cruces en radio y televisión que se dieron a lo largo del último medio siglo, principalmente esponsoreados por Radio Colón y Canal 8 que solían propiciar este formato de alto rating en la víspera de elecciones clave. Se dieron con fuerza con la vuelta de la democracia y se fueron apagando hasta ser casi inexistentes en la era giojista.

Con la euforia del retorno a la democracia, proliferaron las manifestaciones públicas de ideas y el mecanismo del retruque en el atril se usó para mostrar las propuestas de los candidatos a intendentes de los departamentos grandes y en la categoría provincial.

El más recordado por los sanjuaninos es el debate de candidatos a gobernador en octubre de 1983, que fue en el primer piso del Centro Empleados de Comercio, en General Acha pasando Laprida, organizado por Radio Colón y con el periodista Lucho Román como moderador. Ahí estuvieron César Gioja por el PJ, Leopoldo Bravo por el bloquismo y el radical Carlos Alonso que tenía el designio de ser "el candidato de Alfonsín”.

César Gioja contó lo que guarda en su memoria: "En 1983 hubo dos o tres debates. Del que me acuerdo bien es el que hicimos en el Centro Empleados de Comercio que lo organizó Radio Colón y lo manejó el Lucho Román. Estuvieron Bravo por el bloquismo, Avelín por la Cruzada, Américo García por el partido MID, Alonso por los radicales y yo. Después hubo otro en Canal 8. Del que se hizo en el Centro Empleados de Comercio me acuerdo que fue bastante discutido, el viejo Bravo estaba en ganador y yo le mordía los talones con varias cosas, entre otras su vinculación con el proceso, él repartía colchones y comida y nosotros hablábamos de la liberación y la independencia, no le podíamos ganar nunca. Insisto que él no entraba en la discusión conmigo, él Américo decía bla bla bla y Avelín era funcional a Bravo y me pegaba a mí con que era joven e inexperto y no sé cuantas cosas más. Yo tenía treinta y pico pero ya había sido diputado y tenía experiencia además algo nos preparamos para debatir”.

El ex senador agregó que "creo que cada uno hizo su juego y no hubo un ganador. Yo entendí que me fue bastante bien y recibí las felicitaciones de mis compañeros. Había barras por cada candidato que coreaban pero había bastante control no hubo ninguna cosa violenta ni mucho menos fue todo discusión en el de la TV fue de una hora y el otro de más de dos horas, terminó tipo 14,30. Yo fui con mis compañeros de la JP”.

El encuestador Antonio de Tommaso es otro que tiene presente ese debate en el CEC: "Yo estuve ahí, lo transmitían por radio y se hizo un sábado anterior a las elecciones de octubre como a las 11 de la mañana y duró hasta las dos o tres de la tarde. Fue larguísimo. El ganador en modo indiscutido y alevoso fue Bravo. Los gozó a todos. Les decía con su voz grave ‘ustedes no saben nada, son muy jóvenes’”. El encuestador, que en ese entonces se estrenaba en política, recordó que "las barras alentaban, estaba lleno, no hubo disturbios y todos los no bloquistas le achacaban a Bravo su relación con la dictadura. ‘Se va a acabar, se va a acabar’, se escuchaba a coro. El caudillo los miraba y luego les replicaba: ‘No saben nada lo que significa gobernar’. Me acuerdo de José Podda que estaba en primera fila y le dan lugar a una pregunta y le dice a Bravo si no le daba vergüenza ser candidato de la democracia cuando había estado en la dictadura. Ahí Bravo le dijo ‘mire, discúlpeme, yo no tengo la culpa de que usted tenga la voz tan fina’”. El popular bloquista ganó luego cómodo la Gobernación y se abrazó con Alfonsín.

Otro de los debates que dejaron huella fue también en 1983, en la disputa para la Intendencia de Rawson. Allí se midieron un joven José Luis Gioja, el bloquista Carlos Ciro Maturano y Antonio de Tommaso que encabezaba la lista radical. Fue en el corazón de la plaza de Villa Krause, dos semanas antes de las elecciones generales, moderado por los periodistas Lucho Román, Pedro Hugo Yélamo y Juan Carlos Maliz.

De Tommaso trajo a colación una deliciosa anécdota: "Yo tenía 25 años, a mí no me conocía nadie, y en el sorteo me tocó hablar al último a mí. Cuando hablaba Maturano, que era director de Comunidades del municipio, como tenía fama de inútil, cuando empezaba a hablar los peronistas y los radicales en conjunto le gritaban ‘inoperante, inoperante’. Cuando hablaba el flaco los radicales y los bloquistas le gritaban ‘montonero, montonero’. Y cuando empecé a hablar yo, que no me conocía nadie, no sabían que me podían decir. Entonces en un coro gigante de peronistas y bloquistas me empezaron a gritar ‘gorreado, gorreado’. Yo ni era casado. Era un infierno de gente gritándome eso. Nos habíamos puesto de acuerdo con Gioja porque el enemigo era el bloquismo, y nos apoyábamos en lo que decíamos y desautorizábamos fuertemente a Maturano, pero ganó igual”.

Eran épocas de campañas picantes, celebrando la libertad de expresión que traía el fin de los años de plomo. Por esos días, De Tommaso fue preso y Gioja que era su rival en las urnas hizo una movida reclamando su liberación. "Yo hacía campaña en los micros, hablaba con los pasajeros. Hasta que un día el ministro de Gobierno que era el ‘Tomate’ Avellaneda sacó una orden que no se podía hacer propaganda así. Yo iba con el periodista Juan Carlos Maliz y el colectivero nos pide que nos bajemos y al no hacerlo nos llevan detenidos y Maliz seguía transmitiendo en LV1 desde adentro del calabozo. Entonces el Flaco Gioja cayó como con 100 personas a hacer lío en la puerta de la Comisaría Tercera a pedir por mi libertad. Y me decía que íbamos a compartir los micrófonos”, contó el titular del IOPPS.

José Luis Gioja también guarda en su cabeza pasajes de ese momento crucial en su carrera política, cuando aspiraba a ser intendente de Rawson: "Me acuerdo de ese debate, fue en la plaza e Villa Krause, fue lindo, el turco Maliz lo organizó, estaba De Tommaso, estaba Maturano, era con barras, una cosa medio grosera, pero fue muy lindo porque además eran buenas compañías. En ese tiempo De Tommaso se subía a los micros y una vez lo quisieron bajar de prepo no sé qué pasó y lo llevaron a la Comisaría de Trinidad, lo metieron ahí adentro y nosotros para no dejarnos robar ninguna bandera nos fuimos a solidarizar con él, queríamos estar presos ahí con él hasta que lo largaron. Yo me acuerdo que hablé mucho en ese debate, pero salimos segundos”.

En los ’90 también se dio un debate recordado, para la campaña de 1999. La Alianza venía fuerte y el justicialista Jorge Escobar se jugaba una carta fuerte para conquistar al electorado por lo que accedió a ir a los estudios de Canal 8 pero el cruzadista se negó rotundamente a debatir con él y no fue.

El periodista Alejandro Flores reconstruyó ese momento. "Avelín no fue porque no quería sentarse a discutir con Escobar por nada del mundo, tuvimos una discusión bastante álgida por teléfono porque yo le decía que Canal 8 tenía la costumbre de que al que no iba al debate le dejábamos la silla vacía y no queríamos hacerlo con él. Igual se negó. Al final no le dejamos la silla vacía, creo que por una cuestión de respeto a su edad, en términos concretos deberíamos haberlo hecho. Escobar fue. Recuerdo que la discusión final que tuve con don Alfredo fue con términos irreproducibles porque estaba muy enojado con Escobar”.

Ya en los dos mil los debates de candidatos en San Juan se fueron extinguiendo, algunos fueron organizados por el programa Misión Imposible en Radio Colón, Radio Sarmiento y Radio Líder. Un episodio inolvidable fue para la campaña a senador en octubre de 2005, que se hizo en el salón de actos de LV5. César Gioja empezó a hablar sobre un premio que había recibido y Avelín lo atacó con descalificaciones personales al aire. El moderador, Sebastián Saharrea, le pidió que se calmara, pero el ex gobernador estaba exacerbado, entonces se cortó la emisión y se fue a publicidad. En el estudio siguió la discusión en alto tono, con el cruzadista sacado a tal punto que otros de los debatientes presentes, como Alberto Sánchez de Dignidad Ciudadana y Roberto Basualdo lo contenían agarrándolo del brazo. Al último voló por los aires un vaso con agua que mojó a algunos en la mesa, mientras Avelín se retiraba sacudiendo sillas por el pasillo.

 

 


Galería de fotos

3
2

Comentarios