gracias...¡totales!

Videla y otros once represores, a una cárcel común

La decisión del director nacional del Servicio Penitenciario respondió a una vieja demanda de los organismos de Derechos Humanos.
sábado, 23 de junio de 2012 · 10:46

 

El dictador Jorge Rafael Videla duerme en una celda común. En coincidencia con el reclamo de los organismos de Derechos Humanos, el genocida fue trasladado junto con otros once condenados por crímenes de lesa humanidad a la cárcel de Marcos Paz donde continuarán cumpliendo con sus condenas, sin distinciones respecto de otros presos por delitos cometidos en la dictadura.
Videla fue trasladado por el Servicio Penitenciario Federal (SPF) desde la Unidad 34, Instituto Penal Federal Campo de Mayo, al Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz, una cárcel común destinada a alojar detenidos que están siendo juzgados y condenados por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar.
Junto al dictador fueron trasladados los ex integrantes del Ejército Argentino Ernesto Guillermo Barreiro, Juan Carlos De Marchi, Jorge Antonio Olivera, Roberto Antonio Balmaceda, Carlos Esteban Pla, Juan Daniel Amelong, Eduardo Rodolfo Cabanillas, Héctor Pedro Vergez, Jorge Alberto Fariña, Gustavo Adolfo Alsina, Guillermo Julio Gonzalez Chipont, confirmaron a Diagonales.com fuentes del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.
Los traslados fueron ordenados por una resolución del director Nacional del Servicio Penitenciario Federal, Víctor Hortel, a la que accedió el diario digital platense, en la que además ordenó reducir el número de plazas de la U34 de Campo de Mayo –que de 39 pasará a tener 27–, para construir en ese pabellón un salón de usos múltiples para que los presos reciban visitas.
Sin embargo, las fuentes explicaron que los traslados respondieron al reclamo de los organismos de Derechos Humanos para que los condenados por crímenes de lesa humanidad sean alojados en cárceles comunes y no en las destinadas a las fuerzas a las que pertenecieron.
“Este es otro día histórico en el que se hizo justicia. Nada de cárcel VIP. Me parece perfecto que los genocidas vayan a cárcel común. Este es otro logro y hay que festejarlo. Es maravilloso”, dijo la Madre de Plaza de Mayo Taty Almeyda en el programa de radio de la agrupación HIJOS Capital, quienes en su emisión de ayer festejaron el encierro en cárcel común del máximo responsable del genocidio cometido en el país. En el Regimiento de Campo de Mayo donde Videla y los otros once militares cumplían arresto, funcionó durante la dictadura un centro clandestino de detención por el que ya se realizaron seis juicios.

Comentarios