miércoles 29 de junio 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En detalle

Cómo fue el accidente del adolescente que cayó a un pozo de más de 70 metros de profundidad en Pocito

El joven es menor de edad e intentaba robarse una bomba de agua de una finca. Habría fabricado un arnés para descender pero este falló.

Por María Agostina Montaño 1 de junio de 2022 - 19:23

Este miércoles Pocito se vio conmocionado por la espectacular caída de un joven a un pozo de agua. En una finca ubicada en calle 7 y Costa Canal, se desplegó un mega operativo de Bomberos para rescatar al muchacho que desde el fondo pedía ayuda a gritos. Se vivieron horas desesperantes.

La noticia de la caída del adolescente trascendió a primera hora de la mañana pero recién cerca del mediodía los Bomberos lograron sacarlo. Es que el pozo a donde se desplomó el joven tiene entre 70 y 100 metros de profundidad. La Policía temía lo peor.

Al cabo de unas horas el accidentado fue rescatado, milagrosamente tenía nada más que unos raspones y una herida en el cuero cabelludo que fue la única que requirió puntos de sutura.

accidente 2.jpg

En el hospital comenzó otro drama, el de identificar al joven que mintió sobre su identidad al llegar. Es más, quería irse del nosocomio alegando que se sentía muy bien. Con el correr de las horas descubrieron que se trataba de un menor de 15 años y que había caído al pozo porque quería robar.

Según fuentes judiciales, el intento de robo fue perpetrado por dos personas: el adolescente de 15 años y otro hombre al que aún no pueden identificar. Según fuentes judiciales, el intento de robo fue perpetrado por dos personas: el adolescente de 15 años y otro hombre al que aún no pueden identificar.

Juntos habían fabricado una especie de arnés casero con una soga porque el fin era descender por la pared del pozo y luego usar el mismo dispositivo para subir con la bomba de agua pero algo salió mal. Cuando el menor ya estaba por llegar al fondo, esa soga se cortó. La Policía cree que no fueron más de dos o tres metros de caída y que, de haberse cortado antes, el final pudo ser trágico.

El sujeto que acompañaba al adolescente tenía dos opciones, huir sin dar aviso a nadie o contar lo ocurrido para que pudieran rescatarlo. La consciencia pudo más y el ladrón fue hasta donde estaba el casero de la finca pocitana para ponerlo en alerta. Una vez que se aseguró que su cómplice sería rescatado, el secuaz desapareció sin dejar rastro. Este hecho fue fundamental para que la historia no termine mal. "Si no daba aviso hoy hablaríamos de un adolescente muerto", dijeron desde la Justicia.

En el Hospital Rawson el menor fue sometido a distintos estudios que probaron que no tenía ninguna herida interna de gravedad. El juez de Menores, Jorge Toro, dio la directiva de enviarlo con sus padres si su estado de salud era bueno y así fue.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
Bomberos sofocaron un incendio que se produjo en la Unión Vecinal del Barrio Lebensohn de Chimbas

Las Más Leídas

(Ilustrativa)
La UNSJ creó una nueva carrera corta relacionada con la salud
ANSES: mirá si en julio cobrás $9.000 o $18.000 extra
Rumor: ¿Alberto Fernández hará su renunciamiento histórico?
El cobro de plus es indebido y se sanciona en la Obra Social Provincia. 

Te Puede Interesar