investigación fiscal

La fiscalía no culpará al padre que perdió a su hija en un accidente e investigará el accionar médico

Así lo determinó el fiscal que instruyó esta causa, el doctor Iván Grassi. Ahora la mira estará puesta en el Hospital Guillermo Rawson, ya que podría haber mala praxis. El viernes la familia marchará en busca de justicia.
miércoles, 15 de septiembre de 2021 · 11:51

En la madrugada del último 8 de septiembre murió Catalina Valdez (4) por un hemoperitoneo traumático masivo por rotura de vasos mesentéricos, en el Hospital Guillermo Rawson; lesión que se produjo en el accidente vial en la que ella fue protagonista junto con sus padres Eduardo Aníbal Valdez Perona y Cintia Sosa el 7 de septiembre.

Tras este deceso el Ministerio Público Fiscal empezó a investigar el caso y tras varios días, la fiscalía a cargo del doctor Iván Grassi determinó no investigar al padre (responsable del choque porque el perdió el control de su auto y chocó contra el poste) y utilizó nuevamente el concepto de la “pena natural”. El cual consiste, que no se actuará al responsable del choque porque sería un mal mayor para él, ya que en este caso él ha perdido la vida de su propia hija.

Además, en esta misma resolución, el fiscal resolvió que se investigará al personal médico del Hospital Guillermo Rawson ya que posiblemente hubo mala praxis.

La fiscalía investiga esta posibilidad, porque al momento que la pequeña de cuatro años y su mamá fueron internadas, fueron dadas de alta porque estaban “fuera de peligro”. Precisamente desde el hospital dijeron: “(...) se recibe paciente con tendencia al sueño, sin estigmas de escoriaciones, abdomen blando depresible, no doloroso a la palpación superficial ni profunda, buena mecánica respiratoria, MV presente, se realiza TAC de cerebro en la cula no se evidencia lesión neuroquirúrgica (...) es valorada por profesional, se deja en observación durante 6 horas, se prueba tolerancia siendo óptima, se decide otorgar egreso”.

Este es el auto con el que circulaba la familia. 

Después de ser dadas de alta (alrededor de la medianoche del 8 de septiembre) las mujeres volvieron a su casa. Pero con el correr de las horas, la pequeña empezó a sentirse mal con fiebre y dificultad de respirar. En un momento Catalina dejó de respirar. La madre llamó al 107 y trasladan nuevamente a la menor al Hospital Rawson.

La pequeña ingresó al nosocomio cerca de las 2:15 horas con paro cardiorrespiratorio sin signos vitales, se le realizaron maniobras de RCP, pero no tuvieron éxito y constataron su fallecimiento.

Esta decisión fue dada a conocer al Ministerio Público Fiscal y como primera intervención se mandó a hacer la autopsia correspondiente, la cual determinó que la pequeña murió por un hemoperitoneo traumático masivo por rotura de vasos mesentéricos, producidos por un golpe, en este caso el accidente vial.

La familia marchará el próximo viernes pidiendo justicia por Catalina Valdez.

“El fundamento de la pena natural reside en que una sanción penal normada por la ley resultaría innecesaria o desproporcionada. Encuentra sustento en el principio de humanidad, en virtud del cual se encuentran proscriptas las sanciones crueles, inhumanas o degradantes (art. 18, Constitución Nacional), y también en los criterios de necesidad real de la pena, estrictamente vinculados con la racionalidad de su aplicación”, expresa parte de la resolución de la fiscalía.

 Ante la presentación de todos los fundamentos de porqué fiscalía no actuará contra el padre de la menor, el fiscal Iván Grassi expresó que empezará a investigar un posible obrar culposo por personal médico del Hospital Guillermo Rawson 

Comentarios