Tribunales

Cadena perpetua para Diego Álvarez, el femicida de Brenda Requena

Fue condenado por asesinar a su esposa, a quien estranguló con sus propias manos, y luego -para ocultar los rastros del crimen- de desmembrar el cuerpo y quemar sus restos en campo traviesa de Campo Afuera, Albardón.
viernes, 18 de junio de 2021 · 12:58

Este viernes, el tribunal compuesto por los jueces Juan Bautista Bueno, Víctor Hugo Muñoz Carpino y Miguel Ángel Dávila Saffe condenó a cadena perpetua por el delito de homicidio agravado por el vínculo y por violencia de genero a Diego Álvarez, el sujeto que en 2019 asesinó a su esposa Brenda Requena, a quien estranguló con sus propias manos, la desmembró y quemó sus restos para ocultarlos en campo traviesa, en Campo Afuera, Albardón. 

Durante la etapa de alegatos en el juicio por el femicidio de Brenda Requena, la fiscal de Cámara Marcela Torres había pedido al tribunal la prisión perpetua para el imputado por considerarlo autor del artículo 80, incisos 1 y 11 en concurso ideal, es decir homicidio agravado por el vínculo y por violencia de genero. La querella, en representación de los familiares de Brenda, se había sumado a ese pedido, mientras que la defensa bregó por la atenuación de la pena aunque no trascendió el argumento en concreto. 

A continuación el veredicto completo:

"I.- Condenando a Diego Laureano Alvarez, apodado "Chato", a la pena de Prisión Perpetua, como autor responsable del delito de "Homicidio doblemente agravado por el vínculo y por Femicidio, en Concurso Ideal (Arts. 80 incisos 1º, 11º y Art. 54 del C.Penal), en perjuicio de Brenda Verónica Montaña Requena y "Lesiones Leves" (Art. 89 del Cod. Penal), cometidos en perjuicio de José
Guajardo, ambos ilícitos conjugados por las reglas del Concurso Real (Art. 55 del Cod. Penal), con mas las Accesorias Legales (Art. 12 del Cod. Penal), por los hechos que se le atribuyen en la referida causa y que así se califican por el Tribunal. Pena privativa de la libertad que deberá cumplir en dependencias del Servicio Penitenciario Provincial”.

 

Tanto la parte querellante, representada por la abogada Filomena Noriega, como la fiscal de Cámara habían solicitado la máxima pena para el acusado. Si bien la defensa había pedido que se tuvieran en cuenta ciertos atenuantes en la pena, luego de sugerir que su defendido había sufrido una emoción violenta que lo llevó a perpetrar el crimen, finalmente el tribunal resolvió castigar al imputado con prisión perpetua. 

 

Comentarios

Otras Noticias