violento episodio

A un menor le dispararon en la espalda en Pocito y hay tres serenos detenidos

Los cuidadores de una finca dicen que el muchacho entró con intenciones de robar. Un arma ‘tumbera’ fue secuestrada. El menor terminó con una grave herida en la cadera. Los detalles.
jueves, 17 de junio de 2021 · 09:24

Este miércoles por la noche ocurrió un grave episodio en el interior de una finca de Pocito, ubicada por calle Aberastain entre Calles 17 y 18. Un adolescente de 16 años recibió un disparo en la espalda y por esta razón, tres serenos del lugar fueron detenidos preventivamente.

Según dijeron fuentes policiales que trabajaron en el lugar del hecho, el menor que es oriundo del asentamiento ‘Colmina’ (empieza por Calle 16 y es colindante con la finca) habría entrado a la finca con intenciones de robar. Y uno de los tres serenos -todavía no se establece quién fue- le disparó para ahuyentarlo, bala que le habría dado en la espalda del presunto ladrón.

El muchacho de 16 años cayó desplomado en el piso, ya que el disparo le dio en la espalda; precisamente en el costado derecho arriba de la cadera. Desde la Policía dieron a conocer su parte médico, el cual decía: presenta herida de arma de fuego con orificio de entrada sin salida, fractura y herida cortante en cresta iliaca derecha (cadera), escoriaciones en brazo derecho y politraumatismos.

Zona donde habría ocurrido el hecho: Aberastain entre Calles 17 y 18, Pocito.

La única arma que se secuestró en este lugar fue una de fabricación casera, más conocida como ‘tumbera’ y pertenecería a unos de los serenos que estaban en el interior de esta finca.

Según los investigadores, el disparo contra este joven fue con una distancia mínima, entre 5 a 10 metros; porque el balazo que recibió este joven fue grave, porque su herida tenía orificio de entrada y salida. Aun así, el chico nunca estuvo inconsciente y se encuentra internado, aparentemente fuera de peligro.

Sobre la posibilidad de que el herido habría entrado a robar, es porque los serenos dicen a la Policía que lo atraparon “metiendo mano a un motor”. Es el Segundo Juzgado de Instrucción es el que interviene en la causa y una de sus decisiones fue detener preventivamente a los cuidadores hasta que este caso se aclare.

Comentarios