Presuntos abusos sexuales

Adolescente prostituida: buscan agravar los delitos a Cassab y Galván

Esto complicaría la situación de los dos imputados, actualmente detenidos, al punto que los dejaría sin chances de obtener la excarcelación.
jueves, 25 de marzo de 2021 · 23:06

La situación del empresario Carlos Cassab y del puntero político Roberto Galván puede complicarse en los próximos días en el caso de la menor que, supuestamente, era prostituida por la tía. La fiscalía va en busca que se agrave la imputación que pesa contra ambos y con eso no tendrían chances de ser excarcelados.

El proceso investigativo está frenado por el momento a raíz del planteo de la defensa de Cassab, que no solo pidió que se revea la prisión preventiva contra el empresario, sino que también solicitó el apartamiento del juez Matías Parrón. La presentación fue hecha ante el Tribunal de Impugnación y ahora los magistrados de ese cuerpo deben resolver.

Para la fiscal Valentina Bucciarelli el planteo de la defensa de Cassab es extemporáneo y sin fundamentos. Y lo único que consiguieron los abogados del empresario fue frenar la investigación, explicaron fuentes del caso, cuando lo central es tomar declaración y escuchar a la víctima a través de Cámara Gesell.

Foto TIEMPO DE SAN jUAN. Este es el empresario Carlos Cassab.

Cassab y Galván están detenidos desde el jueves pasado, sospechados de ser los “clientes” de una mujer de 32 años que les entregó a su sobrina menor de edad para tener sexo a cambio de dinero, según la imputación del UFI del ANIVI. Supuestamente, esos encuentros sexuales con la chica de 14 años –hoy tiene 15- ocurrían de agosto pasado.

La denuncia la realizó la mamá de la jovencita, que es hermana de la principal acusada, quien se enteró por otras personas lo que sucedía con su hija y después habló con ella para que le contara toda la verdad. La adolescente reveló que se vio con Galván en cuatro ocasiones, que éste habría pagado 30.000 pesos y que la llevaba a un hotel alojamiento, según fuentes del caso. Sobre Cassab, quien era uno de los supuestos amantes de la tía, también entregó dinero para abusar de la niña en el departamento de la ahora detenida, de acuerdo a la denuncia.

La tía es la más complicada, le imputan promoción y facilitación de la prostitución. La pena por ese delito es de 10 a 15 años de prisión. Distinta es la situación del empresario Cassab y del dirigente social Galván, que en principio están sospechados del delito de estupro, que cuyo castigo es de 3 a los 6 años de cárcel. Al respecto, los defensores de ambos se sentían confiados, dado que entendían que, por la escala penal, correspondía que le otorgaran la excarcelación. Por eso insisten que esa medida se hará efectiva tarde o temprano.

Foto TIEMPO DE SAN JUAN. Este es el dirigente social Roberto "Fido" Galván.

El problema es que la fiscalía tiene otros planes y esto pondría en aprietos a Cassab y Galván. Así como el Ministerio Público Fiscal busca determinar si la adolescente fue entregada a otros hombres, si hubo otras menores de edad explotadas sexualmente por la tía “madama” y más hombres implicados en el escandaloso caso, también quieren ir por más contra el empresario y el dirigente social.

Fuentes judiciales explicaron que la fiscalía está en condiciones de pedir que al delito imputado inicialmente, el de estupro -fijado en el artículo 120 del Código Penal-, se incluya el agravante por el grave daño en la salud física o mental de la víctima. Esto porque, en la denuncia, la madre asegura que en los últimos meses la jovencita tuvo ataques de nervios y cambios de conducta que la llevaron a lastimarse o provocarse cortes. Para los investigadores, ese fue el resultado del trauma que le generaron los abusos.

De agravarse la imputación, la posible pena también se eleva de 6 a 10 años de prisión.  De readecuarse la imputación, la prisión preventiva sería inapelable.

Comentarios