fuertes declaraciones

Prostituida y abusada por su padre: qué dijo la víctima que comprometió al ex intendente de Caucete

Julián Gil quedó más complicado luego de que la denunciante contara con lujo de detalles qué tipo de relación mantuvo con él.
viernes, 7 de agosto de 2020 · 16:55

El caso es estremecedor y resulta todavía más perverso tras conocer las declaraciones de la víctima que denunció haber sido prostituida y abusada sexualmente por su padre, quien dio detalles del sometimiento e involucró directamente al ex intendente de Caucete Julián Gil. 

Según publicó Diario de Cuyo, la joven aseguró que mantuvo relaciones sexuales con el ex jefe comunal a pedido de su progenitor, cuando era menor de edad. Por dónde se lo mire, esta versión complica a Gil y lo contradicen en sus dichos. Es que antes de presentarse a indagatoria, le dijo a este medio que él sólo había mantenido un vínculo cercano con la joven cuando ésta era mayor de edad. 

Acorde al testimonio que salió a la luz, el primer encuentro sexual que tuvo con el ex funcionario fue cuando tenía 17 años, en el cumpleaños de 15 de su hermana menor. "Vino un hombre que era jefe de mi papá y se pusieron a conversar. Al rato mi papá se va y yo quedo sola en la casa con este hombre. Nos metimos en mi habitación y tuvimos relaciones", contó y siguió: "Habrá pasado como una hora u hora y media y volvió mi papá. Ahí es cuando mi papá me pregunta qué había pasado con ese hombre, quería que le dijera todo como había sido, que le contara con todos los detalles". 

Frente a la insistencia del hombre, la muchacha le describió la escena: "Le cuento que nos acostamos en la cama, la posición en la que estábamos, que esta persona se acostó arriba mío, que cuando eyaculó, eyaculó en el piso. Mi papá insistía con que le contara todo con lujo de detalles, en ese momento solo me decía que le contara".

Después de esta confesión, la joven dijo que su padre le hizo jurar que si otra persona le preguntaba si existía un video de ese momento, su respuesta debía ser positiva. Finalmente, aseguró que Gil le consultó por la grabación y ella le contestó acorde a las instrucciones: "Me preguntó si existía un video yo le respondí que sí, tal como me lo había pedido mi papá, le dijer que existía un video donde se nos veía teniendo relaciones".

A partir de ese entonces, tal y como lo deja en claro la víctima, su padre -quien está procesado por la justicia con prisión preventiva por los delitos de abuso sexual con acceso carnal, promoción de la prostitución infantil y promoción a la corrupción de menores, todo esto agravado por el vínculo- aprovechó ese encuentro y comenzó a extorsionar al entonces intendente. 

Al principio, según sostuvo la declarante, D.O le llevó en un papel escrito el número de teléfono de su hija al mandatario para que se contactaran y, vía mensajes de WhatsApp, la muchacha inició su vínculo con Gil. "Antes de cumplir 18 años, el 6 de marzo de 2017, cuando estábamos en la elección de la reina de carnaval recibo un mensaje de Julián Gil que decía 'hola, ¿cómo estás?'. Se lo muestro a mi papá y él me pide que le cuente todo lo que me escribía. A partir de ahí empezamos una relación de mensajes con Gil, mi papá escribía o me dictaba todo lo que le tenía que responder o escribir", dijo. 

Coincidencias en las versiones

La chica detalló que durante un mes se escribieron hasta que finalmente se volvieron a ver las caras en persona. "El día de mi cumpleaños, nos vemos. Él me pasa a buscar por mi casa y nos venimos al centro. Paramos frente al hotel que está frente del Weekend, se bajó de la camioneta y me dijo que quería tener relaciones. Yo le dije que no, que podíamos ir a comer", aseveró. 

Una vez en Capital, contó que terminaron en una confitería situada frente al Automóvil Club. "Ahí mi papá no dejaba de mandarme mensajes preguntándome dónde estaba, me pidió que le mandara la ubicación. Fue así que al rato pasó mi papá por la puerta dle lugar. Julián Gil me dice 'allí pasó tu papá'. Mi papá me pedía que me arreglara, que me pusiera linda. Terminamos de cenar y me llevó a mi casa", detalló la denunciante.

Esta versión coincide con la que realizó Gil a Tiempo de San Juan el jueves último, en su descargo, cuando describió cómo fue el supuesto primer encuentro con la joven a la que consideró "su amiga". La única diferencia es que para el político en la mira lo anterior a esa cita nunca sucedió. 

Encuentros ocasionales en 2017 y 2018

"Continuamos las conversaciones por WhatsApp, ya lo escribía yo. Pero mi papá me pedía que le siguiera la corriente, que lo mantuviera interesado. Pasaron como dos semanas y nos volvimos a encontrar; me pasó a buscar por la esquina de mi casa, me llevó a una calle (de Caucete) que no es transitada, me pidió que me bajara y de parado al lado de la camioneta tuvimos relaciones", manifestó sobre sus encuentros con Gil durante 2017. 

"Durante todo el año en diferentes ocasiones tuve relaciones con Julián Gil, muchas de esas fueron bajo la supervisión de mi papá, otras porque yo quería, era raro. Yo me sentía algunos días enamorada de él, otros sentía asco, me daba asco estar con él", confesó quien dijo haber estado enamorada del entonces intendente, el cual también le daba muestras de afecto. "Él me decía que me amaba", contó.

En 2018, la chica aseguró que intentó no tener contacto con Gil, a pedido de su padre. Pero en tres oportunidades desistió de ese pedido y rebeló: "Después de las elecciones, después de junio nos hemos encontrado tres veces a tener relaciones, esta vez fue por decisión propia, yo lo busqué. De estas oportunidades mi papá ya no sabía, porque yo me había alejado de él".   

Las extorsiones de su padre

A diferencia de lo que siempre esgrimió Gil, quien tildó al padre de la joven como un monstruo que era su rival político, la denunciante sostuvo que él y su padre eran amigos cercanos. "Yo sé que mi padre tiene camiones y máquinas, colectivos, ha estado trabajando para la Municipalidad de Caucete con los camiones y máquinas contratadas. Él es muy amigo del intendente Julián Gil, son compadres. Él y su señora son padrinos de la hija más chica de mi papá", expresó.

Además detalló: "En ninguno de esos encuentros Gil me ha pagado a mí, siempre me decía que mi papá lo extorsionaba y le pedí que le subiera el sueldo y lo ascendiera".  

Las crudas confesiones 

La muchacha contó que su papá la entregó a unos cinco sujetos para que tuvieran sexo con ella en diferentes momentos, entre esos estaba Gil. "Fue con cinco, pero a los que extorsionó fueron a Adrián y a Julián. A los otros me decía que yo les sacara cosas y plata", relató. 

También contó que siempre, antes de cada encuentro con uno de esos "clientes", su padre la violaba y cuando regresaba le pedía que le contara todo. "Que le dijera cómo tenían el miembro, que los comprara con él. Él agarraba y se sacaba el pene y me pedía que lo comparara con los de quienes había estado, me preguntaba que le dijera quién era mejor", declaró según consta en expediente.

Investigación judicial 

El juez que instruye la causa -Guillermo Adárvez, subrogante en el Primer Juzgado de Instrucción- citó a declaración indagatoria al ex funcionario público, al igual que a Silvio Ibáñez y Emilio Mendoza (h), en calidad de imputados en el escabroso caso por presunto delitos sexuales. La misma víctima los señaló como los supuestos “clientes” a los que su padre entregaba.

Hasta el sorprendente llamado a indagatoria de Gil, el padre era el único acusado porque la chica, en principio, no quería revelar los nombres de esos supuestos “clientes” que la utilizaban como objeto sexual. Sin embargo, a partir de una serie de medidas que pidió la misma defensa del imputado y el fiscal Renato Roca -además de una nueva declaración de la víctima, se conocieron las identidades de esas personas. 

Según fuentes judiciales, la joven también señaló al puntero político y también ex presidiario Silvio Ibáñez y a Emilio Mendoza Mereles, hijo del viejo dirigente y ex intendente Emilio Mendoza. Aseguró que su padre la obligó a tener sexo con ellos a cambio recibir favores económicos o hacer negocios.

 

 

 

Comentarios