A milímetros de la muerte

Estaba embarazada y le dieron un tiro en la cabeza: la nueva vida con su beba del milagro

El pasado 7 de junio la vida de Rosana Natalí Cabrera (18) pasaba por una terrible situación, recibía un disparo en la cabeza. Fue operada y un mes después dio a luz a una pequeña que no presentó ninguna complicación.
miércoles, 19 de agosto de 2020 · 07:16

Rosana Natalí Cabrera de 18 años, el pasado domingo 7 de junio, estaba disfrutando el día junto a su familia. La hora del almuerzo ya había pasado y la ronda de mates estaba empezando. Toda la atención estaba sobre ella, estaba embarazada y de 8 meses. Pero en un momento, la tarde se convirtió en una pesadilla. En un milisegundo un estruendo se adueñó de la casa. Todos instantáneamente cerraron los ojos y se cubrieron. Pero cuando recuperaron la vista, se encontraron con una imagen que jamás pensaron que iban a ver. A Rosana sangrando, con una bala alojada en la cabeza.

La desesperación de los padres fue instantánea y la llevaron al Hospital de Caucete. Por la complejidad de la herida y por lo que estaba embarazada, la derivaron al Rawson. La joven fue operada el lunes y su vida no pasó por ninguna complicación.

Un mes después la vida cambió totalmente para Rosana, el 8 de julio a las 22:25 nacía Aila por parto normal y pesando 3.620 kg. “Estoy bien, es como si nada hubiera pasado” dice risueña y nerviosa a la vez la joven mamá con su bebé en brazos.

Rosana tiene un pequeño almacén en la casa de sus suegros y lo trabaja junto con su pareja

Rosana, ante las preguntas de la prensa piensa, pero es como si no le hubiese pasado nada. Como que olvidó lo que pasó. “Estoy bien y disfrutando de la beba” dijo con su bebé en brazos y en compañía de su pareja y suegros.

Suegros que estuvieron acompañándola siempre y que mostraron más preocuparon por lo que pasó: “Es como que la mano de Dios la protegió” dijo su suegra a Tiempo de San Juan. “Es un milagro, si hubiese estado en otra posición, hubiese sido más grave” dijo Funes, suegro de Rosana.

Su parto no pasó por ninguna complicación y la beba presenta un buen estado de salud. Pero a Rosana le han quedado algunas secuelas de lo que le pasó: “A veces me molestan los ruidos fuertes, es como que el oído lo tengo sensible o hay veces que se me tapan. Pero no es constante, me da cada tanto. O en los cambios de clima, me arde un poco la herida, pero nada más”, expresó.

El mismo día del nacimiento de Aila ocurría otro episodio. El supuesto autor del disparo “Don Roberto” (Roberto Pereyra de 46 años) quedaba libre. En un primer momento, por este grave hecho, tres personas quedaron detenidas, entre ellas su tío -hermano de su papá-.

A pesar de lo que pasó, Rosana comentó que si le han perdido perdón. “Después que nació Aila me pidieron perdón a mí” se sinceró la joven sin rencores contra ellos.

Lo que pasó en junio al parecer quedó en la historia y ahora la joven mamá, junto con su pareja de 20 años, disfrutan de la vida al lado de Aila.

Comentarios