Triste

Duro relato de la madre de la nena presuntamente abusada por su abuelo en Capital

El anciano, identificado con las iniciales M. A., aún no fue citado a declarar. La mamá hasta sufrió amenazas por parte del hijo menor del presunto abusador.
jueves, 29 de octubre de 2020 · 07:08

Si bien hasta el momento solamente hay una denuncia en contra de un anciano presunto abusador, la madre de la nena confía plenamente en lo contado por su propia hija. Incluso, charló con este medio y contó las terribles vejaciones que sufrió la nena por parte de su propio abuelo, identificado con las iniciales M.A. (77), con quien se suponía que había una íntima relación de confianza y un hecho de esa magnitud sería una locura pensarlo.

Según comentó la madre, la olla se destapa el pasado 3 de febrero de este año. Ese día, la chiquita -ahora de 11 años- le confesó que su abuelo había abusado de ella en la vacaciones de verano. Precisamente, en un viaje que hizo toda la familia, incluido el anciano. Afirmó la mujer que allí el hombre la toqueteó por encima de su ropa.

Al día siguiente, 4 de febrero, la mujer se dirigió hacia la vivienda del anciano, en el barrio Manantiales, le pidió explicaciones, las que fueron respondidas por el hombre de la siguiente manera: "Me desmayé, me caí encima de la nena y no se donde puse las manos", dijo la mamá. Un argumento insólito pero que, al menos, afirma sus manos podrían haber caído en las partes íntimas de la chica, casi "por casualidad".

Ante esta respuesta, la mujer se dirigió el 5 de febrero hacia el Centro ANIVI, donde radicó la primera denuncia. Allí contó solamente el abuso que sufrió la nena en las vacaciones de verano, en el mes de enero último. La causa recayó en el Segundo Juzgado de Instrucción, manifestó.

Sin embargo, por ese primer relato terminaron descubrieron una ola de abusos contados por la nena que, según cree la madre, aún no cesó en contarles la totalidad de vejaciones que sufrió. La nena siguió hablando sobre otros presuntos abusos que padeció a medida que recordaba y la madre denunció al abuelo en otras dos ocasiones.

Los abusos comenzaron, según dijo la nena a su mamá, en 2017 cuando ella tenía apenas 8 años. Y se extendieron hasta los 11: creen que el último fue el de enero pasado. Lo peor es que el anciano la tenía bajo amenaza: "mi hija me contó que le decía si hablaba no le iban a creer, que no le iba a comprar más nada y hasta le decía que su familia iba a sufrir", afirmó la madre.

Actualmente, la menor se encuentra bajo tratamiento psicológico y hasta sufre de ataques de pánico. La mamá constantemente se acerca al juzgado para ver si avanza la causa pero, hasta la mañana del miércoles último, le dijeron que aún no hay fecha de indagatoria para el acusado. Sigue en libertad.

Incluso, la mamá sufrió amenazas por parte de un hijo del anciano, quien a su vez es tío de la chiquita. "El menor de los hijos, Mauro, me amenazó en dos oportunidades y también lo denuncié en la Comisaría Para La Mujer pero no sé cómo sigue esa causa", relató. Excepto el padre de la chiquita, los tres restantes hijos le creen al acusado. Tratan a la menor como si fuera una mentirosa y que fabula con su versión.

Comentarios