Exclusivo

Evaluaron al pitbull que mató a una nena en Rawson: ¿cuáles fueron los resultados?

Las pericias estuvieron a cargo del comisario Marcelo Pérez, jefe de la división Canes y Montada de la Policía de San Juan.
martes, 27 de octubre de 2020 · 23:20

Un nuevo e importante capítulo se produjo en el caso de la nena que murió luego de ser brutalmente atacada por un perro, raza pitbull, el pasado 14 de septiembre, en el barrio Malimán de Rawson. En un informe de unas cinco páginas, el comisario Marcelo Pérez, a cargo de la división Canes y Montada, describió las características actuales del perro, el lugar donde está alojado, la vivienda donde ocurrió el hecho y otras consideraciones.

Las pericias fueron pedidas por la jueza Mónica Lucero, titular del Tercer Juzgado Correccional, y específicamente se basaron en cuatro puntos. El primero era describir las características generales del animal (carácter, fuerza, si está entrenado, potencial peligrosidad y todo otro dato de interés). El segundo hacía referencia al domicilio donde vivió el pitbull: si reunía las condiciones necesarias para mantener controlado al animal. En tercer lugar, el comisario, según su óptica, debía determinar si la cadena con la que ataban al animal era una contención suficiente. Por último, exponer toda la información que a criterio del perito sea de utilidad para dar a conocer.

Para desarrollar el primer ítem, el jefe policial debió asistir al domicilio donde está instalada la ONG -en el barrio Obrero Rawson-, dedicada a la protección de perros y en el que se encuentra alojado el pitbull. Allí lo recibieron los instructores caninos y lo llevaron al fondo del hogar.

En el patio, hay un "canil" -una construcción para hospedar animales- de 4 x 4 metros, construido de ladrillos y tela de alambre olímpica, y con una puerta de rejas. En su interior, estaba el pitbull que mató a la nena. "A simple vista, el can se encuentra tranquilo, dócil, equilibrado, sometiéndose ante las personas y presentando un carácter seguro", afirmó el comisario.

Por otro lado, informó que estaba tomado con una cadena y un collar, y que los instructores le comentaron que, al momento del ingreso al hogar, el perro presentaba un estado de excitación, con intenciones de aparearse. Por ello, solicitaron la presencia de un veterinario, quien procedió a la esterilización del animal, logrando bajar la excitación.

Lara Rebecca Agüero

Agregó, además, que el perro "no presenta comportamiento agresivo ni de peligrosidad, ya que el mismo se comportó de una forma amigable una vez que ingresamos a su canil. No tiene educación canina: no respeta las órdenes de sentado, echado, caminar con o sin correa y quedarse quieto".

Para el segundo punto, el comisario se trasladó hacia el domicilio del barrio Malimán, donde ocurrió el ataque. Fue Sergio González, padre de la mujer del único detenido por el ataque -Braian Silva-, quien atendió al jefe policial y le dio permiso para realizar la pericia.

En cuanto a lo observado, Pérez detalló que la vivienda cuenta con un único ingreso, siendo un portón de chapa, de tipo corredizo. El patio posee una superficie de unos 12 metros de largo por unos 10 de ancho, con piso de tierra. La casa tiene un cierre perimetral en todas sus extremidades.

Según manifestó el jefe en la pericia, González le dijo que el perro se encontraba atado con cadena al momento del hecho. A su vez, la cadena estaba atada a un poste de madera, "bien amurado al suelo", dice el informe. Añadió que en la casa no hay "canil", ni espacio recreativo para el animal. Como dato, González le comentó que, el día del ataque, el portón de ingreso estaba abierto. Con esta información, el perito concluyó que el domicilio no está apto para tener un perro de las características de un pitbull.

Respecto al tercer punto, el comisario aseguró que la cadena con la que ataban al animal, según su grosor, "resulta suficiente para contener un can con esa fuerza". Sin embargo, "el mecanismo de cierre" que posee la cadena en sus extremidades "no cumple con la función específica de seguridad", afirmó el perito.

Asímismo, inspeccionó el collar, de material nylon, comúnmente conocida como cinta mochilera doble forzada, y determinó que ese elemento está deteriorado por el transcurrir del tiempo y el uso. Por ende, en conclusión, los elementos de seguridad en su totalidad (cadena y collar) "no se encuentran en buen estado de uso y conservación, por lo que no resultan lo suficientemente seguro para la contención del animal", confirmó el informe pericial.

En cuanto al cuarto ítem, el comisario agregó que "los perros son animales gregarios, lo que quiere decir que necesitan la compañía de los demás. El hecho de estar atado todo el día lo puede convertir en un can estresado, ansioso y, en ocasiones, peligroso".

El hecho

Ocurrió el pasado 14 de septiembre. Al parecer, según dijo la defensa del dueño del animal, a cargo de Filomena Noriega, pasó por el hogar una perra que "estaba en celo", a la vez que lo hacía la chiquita fallecida -Lara Rebeca Agüero, de 9 años- junto a sus dos amiguitas. El Pitbull logró desprenderse de la cadena y atacó directamente a la nena que, según dijo la letrada, le estaba haciendo cariño a la perra en celo. La chiquita falleció a los minutos.

Ese mismo día, la subcomisaría Cipolletti, detuvo al propietario del perro, Braian Silva, aunque por precaución lo llevaron a la dependencia del barrio Valle Grande de Rawson. Previo a obtener la libertad, el muchacho se había presentado en Tribunales y había declarado la versión antes contada. El pasado 1 de octubre, luego de que Noriega presentara la excarcelación, la jueza le dio la libertad a Silva.

Comentarios