Tremendo

Caucete: lo acusaron de violar a su prima de 14 años y, ahora, de hostigarla y amenazarla

El presunto abusador tiene 20 años y vive frente a la casa de su víctima. Afirman que hasta violó una perimetral para hostigarla.
miércoles, 21 de octubre de 2020 · 23:26

Una grave acusación se investiga en el Tercer Juzgado de Instrucción, a cargo del juez Guillermo Adárvez, contra un caucetero, de apellido Ahumada y de 20 años, sospechado de haber abusado sexualmente a su propia prima, de apenas 14 años. También, lo denunciaron por amenazarla, hostigarla y hasta de violar una perimetral.

Según relataron fuentes de la investigacion, el hecho de abuso ocurrió el 30 de julio pasado. Ahumada, con domicilio en la localidad caucetera de La Puntilla, vive justo en frente de la presunta damnificada. Ese día, se cruzó hasta la casa de su prima, la habría convencido de que la acompañe hasta su vivienda y allí habría realizado el abuso.

Tal como afirman las fuentes, el acusado la llevó engañada. Ya en su casa, comenzó a charlar con ella, luego habría comenzado con los manoseos y, finalmente, la penetró. Pese a los pedidos de la adolescente de que frenara su accionar, el muchacho hizo caso omiso y siguió con los abusos.

La chica, tras ser abusada, regresó a su vivienda en un tremendo de estado de shock. Incluso, así la vio su propia hermana, quien le consultó qué había ocurrido. Sin tapujos, la menor le contó tanto a ella como a su familia el aberrante episodio que había padecido minutos antes. Como consecuencia, al día siguiente -31 de julio-, el padre de la víctima fue a radicar la denuncia a la Comisaría Novena, cuyos efectivos la trasladaron hacia el Centro ANIVI donde expuso la denuncia.

La causa recayó en el Tercero de Instrucción. La primera medida fue llevarla al médico legista, quien constató el abuso, pues tenía un "desgarro vaginal de reciente data", según dijeron fuentes del caso. Inmediatamente después, decidieron internarla en el hospital Rawson. Allí, le realizaron todos los tratamientos pertinentes para evitar que haya contraído alguna enfermedad sexual o un posible embarazo, dijeron fuentes del caso. Estuvo internada unos días hasta que el 5 de agosto le dieron de alta.

La muchacha regresó a su vivienda y, lamentablemente, el calvario para ella no terminó ahí. Pese a que con la denuncia de abuso le impusieron una perimetral al acusado, éste se enteró de la acusación y comenzó a hostigar y amenazar a la víctima. No solamente el acusado, sino también su familia. Hasta violó esa perimetral para seguir insultando y molestando a la adolescente. Ante esto, la querella, a cargo de Sandra Leveque, radicó la denuncia -el 13 de octubre pasado- por incumplimiento de esa medida perimetral. Esta última causa está siendo investigada en el Quinto Juzgado Correccional.

La primera causa está caratulada como abuso sexual ya que aún el acusado no fue indagado por Adárvez. La querella espera que cambie a abuso sexual con acceso carnal, mediando violencia y amenazas; estupro y corrupcion de menores, en concurso real. Como pruebas, presentó el informe de la escuela donde asiste la menor dando cuenta de su correcta conducta y algunos testigos. El más importante es su propia hermana, la que la ve apenas ingresar a su casa en estado de shock tras ser presuntamente abusada. Por su parte, la defensa de Ahumada, a cargo de Yanina González, iría por una supuesta provocación de la menor al acusado.

Comentarios