narcotráfico

El hijo de un conocido comerciante, al penal por vender una cantidad récord de éxtasis 

Fabrizio Marrelli cayó en 2017 luego de que le encontraran 1630 pastillas de droga sintética, la cantidad más grande que se ha secuestrado en la historia de San Juan. Acordó con el juez ir 4 años y medio preso.
domingo, 15 de septiembre de 2019 · 10:27

Fabrizio Andrés Marrelli, de 25 años, recibió una condena de 4 años y medio, acordada a través de un juicio abreviado, por el caso de venta de pastillas de éxtasis más grande de la historia de San Juan. El joven, hijo de un conocido comerciante local, tenía 1630 dosis y otros 97 gramos de droga cuando fue descubierto tras una investigación iniciada por Aduana. 

El sanjuanino recibió la condena mínima por el delito de tentativa de comercio agravado de estupefacientes, que tiene igual condena que el delito de venta que está confirmado. El juez que dictó la sentencia es el magistrado federal Alberto Carelli, quien firmó un juicio abreviado con el sanjuanino y lo inhabilitó para ejercer el comercio por 6 meses, le prohibió importar o exportar por 3 años y le impuso una multa de $5.000. 

Marrelli cayó luego de que se encendieran las alertas en el control aduanero de correo por una carta desde Bélgica a San Juan. Cuando personal aduanero de Capital Federal controló el contenido del sobre, que llegaba como una carta simple, se encontraron con pastillas de éxtasis. Luego repitieron el procedimiento con otros envíos similares y en apenas dos meses consiguieron interceptar ocho cartas con pastillas en su interior, con 1577 pastillas. 

La segunda parte de la investigación fue encontrar a la persona que recibía las cartas. El envío estaba a nombre de tres hombres diferentes: Nicolás Quiroga, Facundo Villegas y Emanuelle Vallari. A pesar de esta maniobra de distracción, todos tenían en común direcciones sobre calle España y otro en calle 9 de Julio. 

Con esta información, la Policía Federal hizo que uno de sus oficiales se vistiera como cartero y fuera a entregar la carta. Cuando Marrelli salió a recibir y firmar el envío quedó detenido y poco después, cuando allanaron las viviendas del joven, encontraron más droga, dinero en efectivo tanto en dólares, como pesos y pesos chilenos y hasta balanzas, que habrían servido en la distribución.