pide custodia policial

La pesadilla de la mujer que cuida a los perros asesinos de Sahir y una polémica frase que desató la ira

La cuidadora de los animales recibe amenazas y este miércoles fue víctima de un atentado, pues quisieron incendiar el refugio que maneja. ¿Qué fue lo que dijo, que despertó el malestar de algunos?
miércoles, 11 de septiembre de 2019 · 16:39

La mujer designada por la Justicia para cuidador a los perros que atacaron y asesinaron al bebé de dos años el miércoles último en Marquesado, Emilia Merino, denunció que es víctima de amenazas y que esta mañana sufrió un atentado en el refugio que maneja, después de que intentaran incendiar el lugar. 

Según la denunciante, después que sus datos personales trascendieran en otro medio, comenzó a recibir llamados de tono temerario  de forma constante hasta el punto de llegar a la vivienda donde permanecen los animales y encontrar, en el ingreso, una silla y demás elementos prendidos fuego. Por ese motivo, radicó la denuncia en la Comisaría 6ta y solicitó la intervención de efectivos policiales que velen por su integridad y seguridad.    

Por orden del juez Ricardo Moine, del Cuarto Juzgado Correccional, Merino debió hacerse cargo de la jauría dado que cumple funciones como rescatista de perros sin hogar. "Yo no tengo nada que ver, sólo obedecí el mandato judicial", sostuvo la mujer que por estas horas vive una verdadera pesadilla. 

La silla que Merino halló incendiada en el refugio, este miércoles por la mañana

Acorde a sus estimaciones, lo que pudo despertar la ira de algunos -tras la absurda tragedia en la que Sahir Peñaloza perdió la vida- es una frase que pronunció en esa misma nota en la que aparece su dirección y su número de teléfono. Cuando le preguntaron por el comportamiento de los canes, ella respondió sin mediar consecuencias que "son un amor". Tal vez esto, a su entender, fue lo que generó las violentas reacciones. 

Ante esto, Merino explicó que pese a lo desafortunado que pudiera resultar la frase, lo que intentó decir es que no se trataría de animales agresivos, al menos en el poco tiempo que los ha tratado. Por lo general, según indica, los animales que presentan esas características actúan siempre de la misma forma, por lo que está todavía más convencida que podrían tener un dueño. "Si los perros hacen caso a órdenes, es porque están acostumbrados y hay un responsable", añadió.  

Más elementos que fueron prendidos fuego, según la denunciante

Si bien reconoció que los perros asesinos están en un sector separado al resto, para ella representan un peligro latente, aunque no por ellos mismos sino por aquellas personas que propinan los actos pata amedrentar. "Si no hay una custodia, que se los lleven. Yo solo ayuda a la Justicia", manifestó la dueña del refugio donde habitan otros animales, en su mayoría enfermos.   

   

 

Comentarios