transmisión sexual

Chicos abusados por familiares y contagiados de enfermedades: la historia se repite

A dos meses y medio del destape de un estremecedor caso de la violación de tres hermanitas de Valle Fértil, uno similar sale a la luz que habría tenido lugar en Chimbas. Similitudes del horror.
jueves, 11 de julio de 2019 · 12:14

Después de que saliera a la luz un tremendo caso de abuso sexual en Valle Fértil, en el que tres hermanitas fueron víctimas de violación de su tío y producto de las agresiones fueron contagiadas de sífilis, un nuevo caso de similares características se destapó en los últimos días con un padre, policía, acusado de abusar a su propio hijo. 

Si bien uno se conoció hace dos meses y medio atrás, los casos comparten similitudes en el horror por tratarse justamente de familiares los presuntos autores de abusos sexuales contra menores y porque se produjeron contagios de enfermedades venéreas. En ambas situaciones, las víctimas declararon en Cámara Gesell y señalaron directamente a los agresores que hoy permanecen detenidos y a la espera de ser juzgados por la Justicia. 

El caso más reciente tuvo lugar en una vivienda de Chimbas y el denunciante es un joven de 17 años, quien habría sufrido las vejaciones por parte de su progenitor desde que tenía 15. Según declaró en su descarnado testimonio, su padre lo obligaba a tener sexo e incluso relató que presenció otras perversiones con terceros. Hoy, el acusado está detenido y aún no declara. 

Tal y como publicó Tiempo de San Juan, el cabo de la Policía que espera por su retiro le habría contagiado una enfermedad venérea. Es que el adolescente contó que tiempo atrás fue a hacerse un examen médico y supuestamente le detectaron síntomas de sífilis. Por ese motivo, el juez que instruye la causa -Guillermo Adárvez- habría ordenado que realicen estudios médicos al adolescente, al padre y a otros miembros de la familia. 

La tremenda historia de las hermanitas vallistas se destapó después de que dos de ellas presentaran síntomas de una enfermedad que luego se comprobó que se trataba también de sífilis. La misma había sido adquirida tras los abusos del hermano de su madre. La investigación judicial llevó a que toda la familia de las menores fuera sometida a estudios y luego de ello se supo que la hermana menor de las niñas de 12 y 13 detectadas primero también había sido infectada. 

En Cámara Gesell, apuntaron directamente contra el tío quien quedó detenido tras la denuncia penal de los padres de las menores. Hoy, el sindicado autor de los aberrantes hechos permanece en el Servicio Penitenciario, mientras se espera por el procesamiento del juez que investigó la causa, Pablo Flores del Segundo Juzgado de Instrucción. 

Por su parte, el policía que ahora está sospechado de semejante acto podría ser imputado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal, agravado por el vínculo, y corrupción de menores. 

 

Comentarios