en san juan

Impactante: los muertos ahogados y electrocutados superan a las víctimas de siniestros viales

Durante el primer mes del año, la fatalidad fue noticia en la provincia con trágicos desenlaces por accidentes caseros o incidentes en canales de riego.
martes, 05 de febrero de 2019 · 11:32

Apenas terminó enero y uno de los indicadores del horror es la cantidad de muertos que hubo en San Juan por dos causas que se repiten y que serían relativas al verano con fallecidos ahogados y electrocutados. Ya sea en accidentes caseros o en verdaderas fatalidades en un canal de riego, fueron 13 los sanjuaninos que perdieron la vida en esas circunstancias, una cantidad superior a las víctimas fatales producto de los siniestros viales, que se registraron hasta el último día de enero. 

La cantidad de decesos que hubo en el territorio sanjuanino por culpa de accidentes de tránsito llegó a 9, con la última desgracia ocurrida en Costanera Norte en la que tres personas perdieron la vida después de chocar con otro auto. 

A continuación, uno a uno las "tragedias del verano" protagonizadas por sanjuaninos este 2019.

El último incidente que se registro fue el anciano que murió electrocutado en su casa de Rawson. Martín Alfonso Dip de 82 años falleció después de tocar un cable pelado en la cocina de su domicilio mientras pisaba un charco de agua, en un incidente casero el 30 de enero. 

Ese mismo día y luego de permanecer internado en Terapia Intensiva en el Hospital Rawson tras recibir una descarga eléctrica en la casa de su abuelo en 25 de Mayo, el nene de 13 años, Ernesto Oliver falleció producto de las severas consecuencias que le provocó el choque eléctrico. 

Uno de los más impactantes tras conocerse imágenes del intento de rescate ocurrió el 28 de enero cuando un joven murió ahogado en Ullum, en el Partidor La Toma. Mauricio Silva de 23 años no logró salir del agua, tras ser arrastrado por la corriente, y murió ante los ojos de otras personas que al igual que él se bañaban en ese sitio que no cuenta con ningún tipo de habilitación. 

El 25 de enero, un chico de 17 años falleció producto de una descarga eléctrica en Angaco. Ángel Ariel Chávez intentó apagar un incendio en las afueras de su precaria vivienda pero la desgracia le arrebató la vida.  El fuerte viento que azotó a la provincia durante la noche anterior hizo que una pilastra se cayera encima del techo de la casa donde vivía. Agarró un balde con agua para aplacar las llamas pero cuando llegaba a la pilastra, se tropezó y cayó encima de un cable que lo fulminó en el acto. 

Un día antes, el 24, la víctima fatal que murió ahogada en la pileta pelopincho de su casa fue una pequeña. En el interior del barrio Valle Grande, falleció la nena de 5 años, Kiara Candela Tejada. Según estiman, la chiquita que tenía discapacidad motriz cayó dentro del agua y no pudo salir ni alertar a un adulto cercano. El final fue trágico cuando minutos después su tío la encontró ya sin vida. 

A este tipo de circunstancia, se le sumaron tres: Juan Ramón Domingo Mereles (40), que murió al caer a una cuneta con agua; Matías Araya, de 20 años, se bañaba en un canal, la corriente se lo llevó y luego de 12 horas de búsqueda lo encontraron sin vida en el Canal Céspedes; y por último, el oficial de policía Martín Zabala, que aunque su compañero protagonizó un accidente, el murió por ahogamiento en el canal Benavidez.

Además de estos fallecidos, otros dos sanjuaninos murieron fuera de la provincia, uno en La Serena, Chile, Mario Ariel Petta Marinero, y el otro, Americo Navas que dio su vida para poder salvar la de sus dos hijos en el Río Paraná.

A estas víctimas hay que sumarle los dos electrocutados, que fueron cuando trataba de arreglar los cables de corriente. El primero fue el 15 de enero, Gilberto Vázquez de 80 años intentó conectar el cable de su casa con el del medidor de luz y murió electrocutado al instante. El otro, Héctor Gerónimo Díaz arreglaba una conexión eléctrica en un camping y se electrocutó, perdiendo la vida en el lugar.

El 1 de enero, la primera persona que murió en 2019 en un desgraciado contexto fue Diego Gabriel "Willy" Cortez, de 37 años, luego de sufrir un accidente en el arroyo Agua Negra, en Jáchal. El hombre intentó refrescarse lanzándose al agua, pero al caer no se dio cuenta de que había una roca, a la que golpeó con el pecho. Esto le causó la muerte casi inmediata. 

 

  

Comentarios