PEDIDO DE LA FISCAL DEL PIÉ

Investigan si hubo amenazas en el allanamiento a la familia del preso

El juez Matías Perrón deberá implementar las medidas solicitadas por la fiscal por la denuncia de la familia Artazo, a quien allanaron buscando a su hijo, siendo que estaba condenado y preso.
lunes, 17 de agosto de 2015 · 08:45
"El jueves 13 de agosto último hice el requerimiento fiscal para investigar si se cometieron o no amenazas contra la familia Artazo por parte de los policías que le allanaron su casa el sábado 8 de agosto último. También he ordenado que se tomen una serie de medidas”, confirmó Graciela del Pié, titular de la Fiscalía Correccional N° 5.
De esa manera, la justicia investigará formalmente a los policías y al veedor judicial que realizaron el allanamiento en la Casa 7 Manzana F del Barrio Frondizi, en Rivadavia, quienes fueron formalmente denunciados en la fiscalía en turno por las presuntas amenazas que habrían realizado a Alfredo Julio Artazo y a su esposa, Mónica Núñez.

Ambos son los padres de Sebastián Carlos Artazo (30), a quien la policía llegó buscando a las 13 horas del sábado 8 de agosto como autor de un robo. Pero la fuerza de seguridad pública tenía el dato equivocado.

Iban hasta con una orden para revisar el domicilio emitida por el juez Pablo Flores (Segundo Juzgado de Instrucción). Incluso, "en caso de ser positiva, procédase a la detención”, decía el documento. Eso era de imposible cumplimiento: Sebastián Carlos Artazo, a quien buscaban, estaba preso desde hacía 2 años y 4 meses y había sido condenado a 3 años y 8 meses de prisión en abril último por la Sala I de la Cámara Penal, donde lo encontraron culpable de robo agravado.

¿Qué pasó entonces? "No es normal, pero pasa seguido que la policía busque al hombre equivocado”, precisó el juez Pablo Flores, cuando confirmó que él había emitido una orden de detención y allanamiento.

"La policía llegó preguntando por el Ñoño Artazo. Decían <dónde está el Ñoño, buscamos al Ñoño>. Yo les decía que mi hijo está preso, que no tiene salidas”, dijo Alfredo Artazo, padre de Sebastián, quien también es apodado "Ñoño”.

Al parecer, hay otro Artazo con el mismo apodo y la policía equivocó el domicilio. Pero más allá de ese error, la "bronca” de la familia Artazo estuvo dada en el presunto abuso cometido por los policías y el veedor judicial que los acompañó.

"Me decían <ya vas a ver, ya vas a ver> y me hacían seña con la mano como si usaran un arma. Después anotaron el número de patente de mi camioneta. Y cuando se iban me decían <a vos te vamos hacer boleta>.
 
¿Quién me garantiza a mí que no me tiren cualquier cosa en mi camioneta o en el fondo de mi casa y me inventen un delito?”, se preguntó Alfredo Artazo.

Esas presuntas amenazas, tal como las relató Mónica Núñez y su marido, resultado creíbles para la fiscal Del Pié, quien les tomó la denuncia, hizo el requerimiento fiscal y obligó a que el juez Matías Perrón, del Quinto Juzgado Correccional, tome una serie de medidas que pidió la representante del ministerio público.

Una de esas medidas consistiría en citar a la familia Artazo y a un amigo de Alfredo que estaba ese mediodía del sábado 8 de agosto cuando llegó la policía.

Luego, en base a ese relato, se verá si citan o no a declarar a los policías y al veedor judicial que intervino en el polémico procedimiento realizado por efectivos de la Brigada de Investigaciones Norte.

El oficial a cargo de esa división, Vicente Álvarez, no quiso hablar oficialmente del procedimiento y se limitó a responder que "lo mejor que nos puede pasar es que la fiscal investigue y se aclare todo. Confío plenamente en mis policías, no así en esa gente que son todos del ambiente delictivo”.

Galería de fotos

Comentarios