Pidieron su prisión preventiva

El ex padrastro de Tomás fue imputado por el crimen

Adalberto Cuello está acusado de homicidio agravado y el fiscal de Junín pidió su prisión preventiva; en su coartada dice que cuando fue el crimen estuvo navegando en su Facebook por lo que esta red social es clave para determinar su participación o no en el asesinato.
viernes, 18 de noviembre de 2011 · 17:09


"Hay elementos para suponer que esta persona sería la responsable. No hay dudas acerca de la materialidad del hecho", manifestó Ochoaizpuro. Además, confirmó que el niño "murió inmediatamente después de desaparecer", el martes al mediodía tras salir de la escuela, y sostuvo que "se siguen buscando elementos" en el campo donde apareció el cadáver.

La coartada de Cuello antes de ser detenido como presunto autor del crimen es que en el horario de la desaparición del niño fue a la casa de un amigo a pedirle dinero.

Fuentes de la investigación revelaron que ésta es la versión que brindó Cuello a los pesquisas antes de ser imputado.

El albañil le dijo a la policía que martes pasado se despertó cerca del mediodía y se dirigió a la casa de un amigo apodado "Lechuza" para pedirle dinero prestado para darle a su ex mujer, la madre de Tomás, para así poder ver al bebé que tiene con ella.

Pero Cuello aclaró que no se encontró con su amigo porque éste no estaba en la casa, por lo que regresó a su vivienda y se puso a navegar en Internet en su Facebook.

Para los investigadores, la actividad de ese Facebook es clave, porque ese mismo día de la desaparición Cuello subió a su muro dos fotografías: a las 12.53 una imagen de su bebé y a las 13.10 un campo con una arboleda roja.

La policía ahora analiza los tiempos, ya que a priori, los 53 minutos que pasaron entre que Tomás salió del colegio y Cuello subió la primera foto al Facebook, alcanzarían para haber capturado al menor, asesinarlo, arrojar su cadáver en el campo ubicado a tres kilómetros del centro de Lincoln y regresar a su casa, según explicaron las fuentes.

La actividad de su teléfono celular es otro de los elementos en el que los investigadores trabajan para chequear la coartada y se esperan los informes que determinarán si aquel día esa línea celular fue captada por una o varias antenas y cuáles fueron sus movimientos y en qué horarios.

Seis automóviles secuestrados

Los investigadores del crimen de Tomás secuestraron un total de seis automóviles que están siendo peritados para determinar si en alguno de ellos fue asesinada o transportada la víctima.

Fuentes de la investigación revelaron a Télam que varios de esos vehículos pertenecen al entorno del albañil detenido Adalberto Raúl Cuello (38).

El auto que está en la mira de los investigadores es un Fiat Palio Weekend que pertenece a la actual novia de Cuello y que manejaba con frecuencia el propio imputado.

Peritos de la Policía Científica realizaban desde ayer varios trabajos periciales en los vehículos en búsqueda de huellas dactilares, cabellos, fibras, manchas hemáticas o cualquier otro elemento que pudiera probar que Tomás haya estado en alguno de esos autos.

Incluso los pesquisas creen que el niño pudo haber sido asesinado en algún vehículo con el que el autor luego trasladó el cadáver hasta el campo donde ayer fue hallado.

Por ello, los peritos también analizaban las muestra de tierra que pudieran encontrar en la carrocería, los neumáticos y las parrillas de los vehículos para compararlas con la tierra del lugar del hallazgo del cuerpo como un elemento que podría probar la presencia de alguno de esos vehículos allí.

Comentarios