Entrevista exclusiva

En su mejor momento: diseño, música y una nueva vida

La modelo sanjuanina que triunfa en el exterior abre su corazón y nos cuenta con detalles sus mejores experiencias, sus nuevos proyectos y, sobre todo, la dulce espera de Milán. ¡Imperdible entrevista! 
domingo, 20 de diciembre de 2020 · 12:41

Conocida por todos en nuestra provincia, imagen de grandes marcas nacionales e internacionales, dueña de una frescura y simpatía sin igual, Victoria Furnari es la modelo sanjuanina que todo lo pudo y lo puede. Vestida de humildad, llegó a estar frente a los lentes de grandes fotógrafos de moda, en la tapa de revistas y en gigantografías inolvidables de la industria. Siempre icónica.

Con fuertes raíces en San Juan y siempre buscando la oportunidad de volver para compartir tiempo en familia, Vicky logró ganarse un lugar en la primera fila de la moda internacional con un look atemporal, relajado, femenino y divertido, siempre marcado por su impronta personal y humor.

Victoria habló en exclusiva para Tiempo de San Juan sobre sus primeros pasos, su increíble carrera hasta hoy y su mirada hacia un futuro repleto de amor, ya que, con 4 meses de embarazo y a la espera de Milán, la modelo se encuentra en su mejor momento personal y profesional.

Victoria y Milán.

La moda significa para ella un espacio infinito de creatividad, y confesó cuál fue su inspiración primera:

“Recuerdo la primera vez que pinté mis labios rojos, inspirada por mi abuela, que siempre fue una mujer súper coqueta, la cual admiraba mucho. Amaba sus carteras, sus tacones y sus collares de perlas y creo que, sin dudas, fue una gran influyente en despertar algo que ya venía en mí, ese amor por embellecer las cosas, por los detalles".

En el Back de sus producciones

Transformándose como camaleón, buscando siempre reinventarse y logrando encarnar diferentes personajes, Vicky habla de la moda como un gran juego, muy serio, pero sin perder sus ganas de divertirse ya que según ella misma “sería un cliché y perdería su magia”.

Lograr su sueño sin perder su impronta no fue un camino fácil, sorprender a sus equipos de trabajo es la clave de su éxito, pero, sobre todo, lograr marcar su impronta con nombre propio ya que “en la industria están acostumbrados muchas veces a estar limitados con la participación de una modelo en un proyecto. El diseñador está acostumbrado a poner su creación en una modelo y a indicarle lo que tiene que hacer, entonces, amo sorprenderlos con mi propia impronta transmitiendo lo que ellos quieren comunicar”, asegura Vicky sobre su éxito profesional.

Desde su perspectiva y experiencia, celebra cada cambio con respecto a los diferentes estereotipos de belleza asegurando que “me fascina que el concepto de belleza este puesto en un nivel más espiritual o de actitud. Cualquier persona puede brillar con sus aspectos que la hacen única. Pero siempre hay que estar alerta porque la moda no deja de ser un gran negocio y llevan todo al extremo a veces y ningún extremo es saludable”.

En cuanto a su experiencia personal en el exterior, Victoria lo define como un verdadero “trabajo de hormiga”, ya que muchas veces se encontró tocando puertas en países donde no manejaba los idiomas e intentaba todo para conseguir ofertas de trabajo.

“Muchas personas confiaron en mí y yo en ellas y aprendí a aceptar los `no`, sin detenerme en el camino, insistiendo, con humildad y disposición de hacer lo mejor posible mi trabajo. El compromiso y la pasión por lo que haces se nota, en cualquier idioma y cultura” dice Vicky, reconociendo que las agencias en el exterior son muy serias, exigentes y responsables, pero se muestra afortunada de haber coincidido con buenas personas a lo largo de su carrera.

También es muy realista al reconocer que la nueva tendencia que rodea a los “influencers” en las redes sociales hoy en día, los lleva a ser parte también del mundo de la moda, pero opina que manejan en exceso su poder de influencia sobre el consumismo constante, mostrando estilos de vida muy expuestos y pretenciosos (a su gusto) y remarca que “hay muchos chicos que piensan que la vida es tal cual las muestran en redes sociales sus referentes y no es así”.

Y con respecto al consumo cuidado de la moda, se muestra muy optimista “Me encantan las prendas con historia. ¡Estoy segura que Slow Fashion llegó para quedarse gracias a Dios! Nosotros como humanidad lo necesitamos y a naturaleza nos lo pide a gritos, hemos abusado de sus recursos”, y apuntó a la búsqueda de lo esencial, las piezas únicas, el trabajo artesanal y el sentido de la moda desde una perspectiva más filosófica  como un verdadero “estilo de vida”.

Otras aéreas, nuevos horizontes, nuevos escenarios:

La sanjuanina participó del último éxito del reconocido trapero Khea, lo cual la acercó a un nuevo mundo por descubrir en el cual se sintió sumamente cómoda “Fue divertido trabajar con Khea, es muy talentoso y también su equipo de producción. El rodaje fue desde las 2 de la tarde hasta las 6 de la mañana, sin parar de filmar para que quede un resultado increíble de 3 minutos de video” 

“Estoy feliz de que me llamaran para participar, ya que su público es una nueva generación y es totalmente diferente al mío”, dice la hermosa modelo asegurando que se siente capaz de involucrarse en cualquiera de estos posibles escenarios. 

Victoria en pleno set de rodaje del video de Khea, "Keloke".

Como a muchas personas, la pandemia la obligó a resguardarse. La encontró planificando un viaje a Los Ángeles que no pudo ser, lo cual la animó a tomar nuevas decisiones que hicieron de su 2020 un año completamente lleno de sorpresas.
Instalada en Buenos Aires, Vicky se animó a tomar clases de acting via online y sobre todo a incursionar en otra faceta de la moda:

Diseñando su propia cápsula de Kimonos.

“Diseñé y lancé mi capsula de batas estilo kimonos inspiradas en Japón, lo cual me ayudó a mantenerme entretenida y aprendiendo de un rubro distinto”, cuenta emocionada.

También fue un año para disfrutar de pasar tiempo con su pareja sin viajes de por medio, lo cual los ayudó a focalizar en formar su familia con los ojos puestos en el futuro: “Mi futuro está focalizado en la redecoración de casa para esperar al bebé, disfrutar del día a día de esta nueva experiencia que me tiene enamorada de la vida. Quiero que sea un embarazo muy consciente y lo más saludable posible. Eso sí, seguiré en las pistas de la moda”, dice súper entusiasmada.

En cuanto a la pregunta obligada sobre qué le diría a quienes están comenzando su carrera en el mundo de la moda, Victoria fue contundente y cálida para dar un consejo desde su experiencia:

“¡Que sigan su intuición! Tener referentes que te inspiren es importante, pero la originalidad es más importante aún, que no dejen de soñar ni de prepararse para acercarse cada día un poquito más a sus metas. A la cima se llega un escalón a la vez, en el trabajo del día a día”.
 

Seguimos conectados en Facebook e Instagram para más actualidad. 

Comentarios