La Navidad triste de los Bublé: cómo pasarán las fiestas Michael y Luisana

La pareja permanece en Estados Unidos por el tratamiento de Noah. Ya organizaron el “operativo festivo”.
miércoles, 14 de diciembre de 2016 · 08:14

La Navidad más triste de todas. Luisana Lopilato Michael Bublépermanecen en Estados Unidos desde el sábado 29 de octubre, día en el que se reencontraron en Los Ángeles tras recibir el duro diagnóstico de su hijo mayor, Noah.

Los Lopilato-Bublé en la última Navidad antes del nacimiento de Noah.

El pequeño de tres años cumplió con la primera etapa de su tratamiento contra el cáncer de hígado y la familia ahora enfrenta la organización de las que serán, sin dudas, las fiestas más emotivas de todas.

 
Luisana se adaptó rápido a las golosas tradiciones del norte.

Bety, la mamá de Luisana, viajó junto a su hija y no la abandonó en ningún momento. Se instaló junto a ella y su marido en la lujosa mansión de Beverly Hills que compró tiempo atrás el cantante canadiense (para conocerla por dentro, hacé click acá).

Fue el sostén emocional de la actriz, quien lleva 41 días acompañando a su primogénito al exclusivo centro de salud el St Jude Children's en el que cumple con su tratamiento ambulatorio de quimioterapia.

El primer arbolito de Noah.

Con esporádicas visitas del resto de sus familiares, Luisana y Michaelesperan con ansiedad el reencuentro masivo que convocará a todos losLopilato Bublé, como tradicionalmente celebran las fiestas.

Según trascendió, Darío y el padre de la actriz, Eduardo, viajarán en los próximos días a Los Ángeles para ayudar a la pareja con los preparativos de la fiesta que este año, por la salud del pequeño, no tendrá lugar en la mansión de Vancouver (para conocerla por dentro, hacé click acá).

Los Lopilato viajan todos los años a Canadá para acompañar a Luisana.

Los familiares de Bublé también viajarán a Estados Unidos para sumarse a las celebraciones. Y así, mantener la tradición que comenzaron desde que la argentina comenzó su relación con el canadiense: cantan villancicos (en especial los que incluyó el cantante en su álbum navideño), comen salchichas y empanadas argentinas.

"Navidad es sinónimo de familia. Es muy importante para mí", advirtió el canadiense, quien reveló en una entrevista cómo cambiaron sus festividades luego de incorporar las tradiciones argentas: "Tenés que tener empanadas y dar los regalos esa misma noche".

CÓMO FUE EL DIAGNÓSTICO DE NOAH

Todo iba bien. Luisana  grababa feliz la película Los que aman, odianjunto a Guillermo Francella. Era el esperado reencuentro con el actor que interpretó a su padre en Casados con hijos, la tira que terminó de potenciar su carrera a nivel nacional. Con Michael  de gira por Europa, la rubia había quedado al cuidado de sus hijos, Noah (3) y Elías (diez meses).

Luisana viajó de urgencia el sábado 29 de octubre a Los Ángeles. 

"¿Alguno tuvo paperas?”, preguntó el martes 25 de octubre Luisana, mientras elegía el vestuario para su próximo filme, Numb, at the edge of the end. La coproducción argentino-canadiense tenía previsto comenzar el rodaje en pocas semanas en Buenos Aires, pero las líneas de fiebre de su hijo mayor preocupaban más a la actriz de 29 años.

La última escena que Luisana grabó para el filme "Los que aman, odian".

¿Su temor? Creía que se trataba de una enfermedad virósica y, según consigna la revista Gente, su temor era que pudiera contagiársela a su hermano menor. Por la noche, el cuadro del pequeño no mejoró.

 
 
 
 
 
 
 
 

Habían pasado sólo cuatro días desde que Bublé presentó su último álbum, Nobody but me. Y, como tenía previsto, se encontraba promocionándolo en el ciclo televisivo de Jimmy FallonSu mujer, en tanto, llevaba al pequeño al sanatorio Otamendi para intentar descifrar qué era lo que sucedía con su salud.

El cáncer fue diagnosticado mientras intentaban descartar mononucleosis.

El diagnóstico inicial tranquilizó a la rubia, quien seguía pensando que se trataba sólo de un cuadro de paperas. Lo más probable, le dijeron los médicos, era que se tratara de una fuerte angina, producto del cambio climático. Sin embargo, todavía había que descartar mononucleosis. Y, para eso, era necesario someter al pequeño a una batería de estudios que incluirían una ecografía abdominal.

Bublé se enteró por teléfono de la noticia. Dejó de inmediato todo y viajó a Estados Unidos.

Dos días más tarde, la rubia recibió la peor de las noticias. Con su marido a 11,121 kilómetros de distancia, los médicos la sentaron y le dijeron: "Tiene una manchita en el hígado”. Podía, según los médicos, tratarse de cáncer. "No muestra distintas tonalidades. Por eso, es probable que sea benigno, pero hay que seguir con los estudios”, intentaron tranquilizarla.

"SOLTEMOS TODO Y NOS VEMOS EN LOS ÁNGELES”

Luisana se comunicó de inmediato con Bublé, quien aquel jueves se encontraba en Londres. Todavía no tenían la certeza de que se tratara de cáncer. "Soltemos todo y nos vemos en Los Ángeles”, fue la respuesta deMichael, quien abandonó toda su gira y partió al día siguiente rumbo a Estados Unidos.

El cantante se encontraba promocionando su último álbum, "Nobody but me".

La actriz hizo lo mismo, pero el sábado a primera hora de la mañana. Tenía que cerrar su mansión de Nordelta (para conocerla por dentro,hacé click acá) y organizar todo el equipaje de sus dos hijos. No sabía cuándo volvería a Buenos Aires. La ayudaron sus padres, Eduardo Bety, quienes se subieron con ella al avión que aterrizaría nueve horas más tarde en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, ubicado a sólo 18 kilómetros de su casa ubicada en las colinas de Beverly Hills.

Bublé en el living de su mansión de Los Ángeles.

Ya instalados en su mansión valuada en  USD 4.100.000 (para conocerla por dentro, hacé click acá), Luisana Michael asistieron el lunes al mejor centro médico de la ciudad para ver qué es lo que sucedía con su hijo mayor. Y allí, luego de someter al pequeño a una biopsia de hígado, llegó la peor de las confirmaciones. "Allá descubrieron que algo andaba mal. Tenemos muy buenos especialistas, pero por cuestiones personales y familiares Lu y Mike decidieron volar allá para hacer el tratamiento”, confirmó Daniela, hermana mayor de Lopilato.

Mientras la familia recibía la impactante noticia, la preocupación por el misterioso cuadro de salud de Noah ya invadía las páginas de los principales medios de la Argentina. Conscientes de la atención que recibía el tema, los Bublé decidieron hacer pública la noticia, aunque tardaron cuatro días en confirmar el diagnóstico.

"Estamos devastados por el reciente diagnóstico de cáncer de nuestro hijo mayor

"Estamos devastados por el reciente diagnóstico de cáncer de nuestro hijo mayor, Noah, quien se encuentra actualmente en tratamiento en los Estados Unidos. Siempre hemos hablado mucho sobre la importancia de la familia y el amor que tenemos por nuestros hijos. Luisana y yo vamos a dedicarle todo nuestro tiempo y atención a ayudar a Noah a ponerse mejor, suspendiendo nuestras actividades profesionales por ahora”, señaló el comunicado firmado por Bublé y difundido también por Luisana.

El canadiense acababa de anunciar que iba a conducir en abril la entrega de los premios canadienses Juno, pero los organizadores ya confirmaron que no estará presente. Y es que Noah tiene previsto un tratamiento con quimioterapia de, al menos, cinco meses de duración. Tampoco retomará su gira europea y canceló todas sus apariciones públicas hasta nuevo aviso.

Lopilato, por su parte, puso en "stand by” todos sus proyectos cinematográficos, aunque todavía no se sabe si podrán esperarla para continuar con los rodajes. Pese a la incertidumbre, la productora del filme que grababa junto a Francella, Patagonik, emitió un comunicado de apoyo para la actriz y su marido. "Acompañamos a la familia Lopilato-Bublé en este difícil momento. Todo nuestro cariño y fuerza para ellos”.

EL INICIO DEL TRATAMIENTO

Noah comenzó con el tratamiento la misma semana en la que los médicos confirmaron su diagnóstico. "Ya empezó la quimio y la está tolerando muy bien”, destacan desde el entorno de la familia. "Tiene la inocencia de los nenes y eso está bueno. No entiende demasiado lo que está pasando”, suma Daniela.

La mansión de casi cinco millones de dólares que el cantante compró en Los Ángeles.

"Tiene la inocencia de los nenes y eso está bueno

La hermana de la actriz contó, además, que Luisana y Michael juegan con el pequeño mientras recibe los fármacos para combatir su enfermedad. ¿Quién participa también a la distancia? Darío Lopilato. El tío argento deNoah charla con él vía Skype. "¿Cuándo voy a ir a tu casa a jugar?”, le preguntó en una oportunidad el nene de tres años.

La actriz en el dormitorio de su mansión de Los Ángeles, allí se instalaron para hacer el tratamiento.

Aunque se encargaron de emitir el comunicado para llevar tranquilidad e información a sus fans, el matrimonio no volvió a hablar en público, ni activar sus cuentas en las redes sociales. "Durante este difícil momento, les pedimos que oren por él y que, por favor, respeten nuestra privacidad. Tenemos un camino largo por delante y esperamos que con el apoyo de nuestra familia, amigos, fans alrededor del mundo y nuestra fe en Dios, podamos ganar esta batalla”, fueron sus últimas palabras.

Comentarios

Otras Noticias