un estreno esperado

La Fuerza está con San Juan

Grandes y chicos se prendieron al fanatismo mundial que generó la séptima entrega de Star Wars. “El despertar de la fuerza” dejó postales increíbles y la emoción del retorno de una historia mítica se sintió en San Juan.
jueves, 17 de diciembre de 2015 · 21:55
La ansiedad era evidente en las caras de los que hacían cola, es que esperar 15 años (o más, en el caso de los que prefieren las tres primeras) generó una enorme expectativa de reencontrarse con los queridos personajes de una galaxia muy, muy lejana. Así se vivían los minutos previos a la proyección de Star Wars VII El despertar de la Fuerza, la nueva película de la saga que comenzó en los 70 y que hasta la actualidad genera fanatismo en todo el mundo. 

En los pasillos del Play Cinema todo ayudaba a generar ambiente, ya que Darth Vader caminaba y extendía su brazo hacia los fanáticos a punto de usar la Fuerza y Chewbacca acaparaba todos los abrazos y las fotos de los niños. Pero los disfraces no eran exclusivos de los actores, ya que un pequeño "señor oscuro” se paseaba con su capa, además de las remeras con estampas de la película. 

Los más fanáticos llegaban con minutos de anticipación y muchos tuvieron que luchar contra la tentación y no de unirse al lado oscuro, sino de comprar la gran cantidad de merchandising que había sobre la saga. En el local comentaron que hubo muchas ventas y que no todos eran niños, varios cincuentones se llevaron una espada láser, un muñeco y hasta la remera oficial que vendían en el lugar. 

Luego de mirar, disfrutar y comprar, los fanáticos formaban una extensa fila a la espera de que los encargados de la sala abrieran el ingreso. Finalmente uno de los chicos del cine, vestido con una remera de Star Wars, abrió la cinta y los fanáticos entraron a la sala con los anteojos 3D y la misma cara de ilusión tanto en chicos como grandes. 

Los pasillos quedaron vacíos excepto por algunos rezagados que estuvieron en la función anterior.  "¿Qué les pareció?”, fue la pregunta de la periodista de este medio, a lo que un hombre, cerca de los 40, contestó "increíble” y ahí se quedó sin palabras. Las críticas expertas llegarán después, la emoción de volver a ver la película que marcó una generación es el sentimiento de los que fueron al cine. 

Comentarios

Otras Noticias