Tras 31 años de la muerte del ex Batre

Bob Gruen, amigo de Lennon, en Buenos Aires

El estadounidense Bob Gruen, amigo y fotógrafo de John Lennon y retratista de los mayores exponentes del rock mundial, llega a Argentina donde presentará una exposición de sus fotografías, capturadas a lo largo de más de cuatro décadas.
jueves, 08 de diciembre de 2011 · 14:06
"Rock Seen" es el nombre elegido para la muestra que se inaugurará el próximo 7 de diciembre en el Centro Cultural Borges, en Buenos Aires, en el marco del 31ro aniversario del asesinato del beatle (8 de diciembre de 1980) en Nueva York.

Es el título de un libro que acaba de editar Gruen, su primera colección de fotos -ningún fan del rock puede privarse de tenerlo-, acompañadas de textos que refrescan recuerdos íntimos y relatan anécdotas inéditas sobre los cientos de backstage de giras y conciertos que vivió durante su carrera. Muddy Waters; los Rolling Stones; Elvis Presley; Madonna; Bob Dylan; Bob Marley; Johnny Rotten; Sex Pistols; Ramones; The Clash; Led Zeppelin y tantos otros fueron capturados por la mirada aguda de Gruen.
   
Un escenario que jamás había imaginado cuando tenía 13 años y asistió a su primer concierto: el cantante folk estadounidense Pete Seeger había llegado a su escuela y lo impactó con sus "mensajes de amor, paz y libertad.
   
Fue su primer contacto con "la música con contenidos", que se convirtió en su favorita. El rock simboliza para el fotógrafo "un modo de expresión de los sentimientos en voz alta". Y sin duda, él logró expresar exactamente eso en potentes imágenes. Ya en los años sesenta, Gruen convivió con una banda de rock a la que fotografió para un disco, y a partir de ese momento, transformaría esa pasión en un modo de vida.
   
Sus fotos cautivaron a Ike y a Tina Turner, quienes le pidieron que los acompañe en sus giras.

Gruen siempre estuvo en el lugar exacto en el momento justo. Así fue como conoció a John Lennon, quien más tarde se convirtió en un amigo entrañable.

Fue en Nueva York, en 1972. Lennon estaba con Yoko Ono en un evento a beneficio que se realizaba en el Teatro Apollo. Gruen le tomó una serie de instantáneas a John, quien se mostró reticente con el fotógrafo y, acaso de compromiso, le dijo que le pasara luego sus fotos por debajo de la puerta de su casa.

Sin duda, aquellas son las imágenes más famosas de la historia tomadas con una cámara Polaroid: fueron la llave de ingreso al corazón de Lennon.

Gruen es el autor de otras tomas de Lennon que recorrieron el mundo, como la del músico jugando en la cama con su bebé Sean o improvisando frente al piano junto a Mick Jagger. En 1974 tomó la icónica imagen de John que vestía una camiseta con la leyenda impresa "I Love New York", en la terraza del edificio donde vivía. La foto iba a formar parte del álbum "Wall and Bridges". Sin embargo, se hizo famosa recién en 1980, cuando Gruen la seleccionó para un homenaje público realizado tras el asesinato del músico en Central Park. Entre las 70 fotografías que integran la muestra que se verá en Buenos Aires, también se verán fotos de giras compartidas con históricas bandas punk o new wave y de nuevos grupos, ya que Gruen sigue retratando en la actualidad a nuevos talentos.

Con 66 años, el fotógrafo conserva intacto su espíritu de aventura de los años setenta cuando, como editor de fotografía de la revista "Rock Scene Magazine", salía de gira con grupos consolidados o desconocidos.

Así, fotografió a los Ramones en el inicio de su carrera, cuando ni siquiera podían afrontar el costo de una valija para llevar la guitarra. Otros, en cambio, ya eran famosos como Led Zeppelin, quienes posaron frente a su avión privado.

La exhibición está auspiciada por la embajada de Estados Unidos, la curaduría es de Virginia Fabri y la producción general del evento está a cargo de Aleksandra Telezynska y de Kapow Producciones, la empresa que a su vez está realizando un documental sobre la vida de Gruen.

Un personaje que fue testigo y observador del mundo del rock durante los últimos cuarenta años: no sólo tomó fotos, sino que captó en ellas el espíritu festivo de los años sesenta; los excesos de los setenta; la rebeldía de los ochenta y el desencanto de los noventa. (Fuente: ANSA. Por Maria Zacco)

Otras Noticias