Parte diario

Coronavirus en Argentina: se suman tres nuevas áreas con transmisión comunitaria

Son Córdoba Capital, Rio Gallegos en Santa Cruz y Rio Grande en Tierra del Fuego. Con 52 nuevos decesos ya son 3.863 los muertos por Covid-19.
martes, 4 de agosto de 2020 · 16:41

El Ministerio de Salud informó este martes que las ciudades de Córdoba capital, Río Gallegos en Santa Cruz y Río Grande en Tierra del Fuego, se suman a las regiones de Argentina en las que se reporta transmisión comunitaria de coronavirus.

Estas se suman al Área Metropolitana de Buenos Aires, zonas metropolitanas de las provincias de la Pampa, Jujuy, Chaco, Neuquén, Río Negro, Mendoza y Santa Fe.

A su vez, se informaron sobre 52 nuevos fallecimientos, lo que eleva a 3.863 el número de muertos por Covid-19, con una tasa de letalidad de 1,8% y una mortalidad de 84 por millón de habitantes.

Los infectados totales por coronavirus suman 206.743, lo que equivale a una incidencia de 453 personas por cada 100 mil habitantes. Y de los 4.824 casos confirmados ayer, el 87,2% correspondió al área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el 2,5% a Córdoba y el 2,5% a Jujuy.

El subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, informó que del total de los casos, 1.123 (0,5%) son importados, 58.084 (28,1%) son contactos estrechos de casos confirmados, 114.826 (55,5%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Los 52 nuevos decesos corresponden a 23 hombres, 14 residentes en la provincia de Buenos Aires; 7 residentes en la provincia de la Ciudad de Buenos Aires (CABA); 1 residente en la provincia de Mendoza; 1 residente en la provincia de Corrientes; y 28 mujeres; 21 residentes en la provincia de Buenos Aires; y 7 residentes en la Ciudad de Buenos Aires (CABA). En tanto, una persona residente en la provincia de Buenos Aires fue cargada sin dato de sexo, indicó el informe.

Entre los datos positivos, ayer se informaron sobre 2.827 nuevas altas y las personas recuperadas de Covid-19 ya suman 94.129, cifra que representa el 45,5% del total de los casos.

De las 108.751 personas que aún cursan la infección, 1150 permanecen internadas en unidades de terapia intensiva, el 84% de ellas en establecimientos de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Al respecto, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti mencionó que a nivel país crece la cantidad de personas con diagnóstico de SARS-CoV-2 positivo que requieren este tipo de atención: en Río Negro son 42, en Jujuy 28 y en Mendoza 26.

El porcentaje de ocupación de camas por cualquier causa es del 55,5% a nivel nacional y del 65% en la región del AMBA.

La positividad acumulada promedio por sobre la totalidad de los testeos realizados fue del 32,2% y, gracias a las búsquedas activas en las que proliferaron los casos, se llegó a confirmar que el 40% de las pruebas realizadas en Jujuy fueron positivas, así como también el 70% de los testeos realizaos en Santa Cruz.

En detalle, ayer fueron realizadas 12.839 nuevas muestras y desde el inicio del brote se realizaron 760.746 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 16.765,1 muestras por millón de habitantes. El número de casos descartados hasta ayer, casi en su totalidad por pruebas de laboratorio es de 434.939.

Tras analizar los números Vizzotti sugirió a las provincias en las crecen los diagnósticos en “pensar en la positiva” y citó el caso de Chaco, que inicio rápido la circulación, pero hoy logró amesetar la curva y “no figura entre las 5 primeras provincias que aportan casos, de hecho su positividad de ayer sobre los tests realizados fue del 16,2%”. Tras destacar que esta estabilidad se logró gracias a los esfuerzos, destacó que “las medidas que estemos tomando hoy van a tener resultados en unas semanas”.

En cuanto a las reuniones sociales, Vizzotti aclaró que desde el inicio del ASPO nunca estuvieron autorizadas en el AMBA. Y agregó que lo nuevo desde la publicación del DNU fue “informar que el motivo de los brotes donde no había casos y ahora hay brotes por conglomerados son por ese tipo de reuniones en domicilios, en donde no se perciben los riesgos y se relajan las medidas”.

Y reforzó: “Pensar que no nos va a pasar es un error. Por eso, nuestra responsabilidad es informar. No naturalicemos los números, cada caso es una persona”.

El último invitado fue Alejandro Grimson, Antropólogo UNSAM, quien indicó que “después de meses de pandemia, se genera cansancio, fatiga, estrés y distintos tipos de reacciones emocionales”, pero hay quienes “quieren generar reacciones sobre las emociones cansadas, generando confusión”.

“Hay discursos que colocan a la cuarentena como la culpable del malestar, cuando el malestar está provocado por la pandemia. La idea de ‘no aguanto más la cuarentena’, en realidad lo que ‘no aguanto más es la pandemia’”, concluyó.

Fuente: Ámbito

Comentarios

Otras Noticias