Seis años de cárcel al ex jefe de la policía santafesina

martes, 27 de octubre de 2015 · 17:45


Hugo Tognoli fue hallado culpable de encubrimiento a una banda narco y por amenazas a la presidenta de una ONG de lucha contra las drogas. La fiscalía había pedido 8 años.

El ex jefe de la Policía de Santa Fe fue condenado este martes a seis años de prisión, acusado de haber encubierto a un grupo vinculado al narcotráfico y por las coacciones a la titular de una ONG, en el juicio oral llevado en su contra.

El Tribunal Oral en lo Federal de Santa Fe condenó al ex jefe de la policía provincial por el delito de "encubrimiento triplemente agravado de narcotraficantes por ser especialmente grave, haber actuado con ánimo de lucro y ser funcionario público; e incumplimiento de los deberes de funcionario público, en concurso real con el delito de coacciones".

Además de los seis años de prisión, le impuso a Tognoli una multa de 40 mil pesos y la inhabilitación especial para ejercer cargos públicos por el término de seis años.

En el mismo fallo, los jueces condenaron al ex subjefe de Inteligencia de la División Drogas Peligrosas, José Luis Baella, a cinco años de cárcel por el mismo delito que a su jefe; a Daniel "Tuerto" Mendoza, a seis años y medio de prisión por comercialización y fabricación de drogas; y al remisero Fernando Torres, a 4 años por transportar estupefacientes con fines de comercialización.

Excepto Tognoli, que permanecerá preso porque se encuentra en esa condición en el marco de otra causa que tramita en Rosario, el resto de los imputados no irán a prisión aún hasta tanto el fallo quede firme.

En tanto, los magistrados absolvieron al agente policial Mauricio Otaduy, quien había llegado a juicio oral acusado del delito de "coacciones".

Tal como estaba previsto, la audiencia final de este juicio comenzó a las 8.30 y en primer lugar el presidente del TOF, José María Escobar Cello, a quien acompañaban los jueces María Ivón Vella y Luciano Lauría, ofrecieron a los imputados la posibilidad de hacer uso de sus "últimas palabras" antes de escuchar el veredicto.

El único que aceptó hablar fue Tognoli, quien dijo que no tenía vínculos con el narcotráfico y que quedó "en medio de una disputa política".

"En ningún momento fui un funcionario vinculado al narcotráfico. Me convertí en un padre ausente por dedicarle la mayoría del tiempo a mi función policial. La cruz que lleva mi familia se debe a que quedé en el medio de una disputa política y tuve la desgracia de asumir como jefe de policía en el momento menos indicado", dijo Tognoli.

Seguidamente, el tribunal hizo un cuarto intermedio y a las 11 se constituyó nuevamente para dar a conocer el veredicto.

En su veredicto, los jueces explicaron que no hicieron lugar al pedido de los abogados defensores de los enjuiciados que acusaron a un testigo de identidad reservada de falso testimonio. 

Una vez culminada la lectura del fallo, el TOF indicó que el día 3 de noviembre, a las 19, dará a conocer los fundamentos de la sentencia.

En tanto, Tognoli tiene pendiente una causa en Rosario, por supuesto encubrimiento del sindicado narcotraficante Carlos Ascaíni, quien desarrollaba sus actividades en la zona sur de esta provincia y habría contado con la protección policial.

En marzo de este año, tanto Ascaíni como Tognoli quedaron procesados: el juez federal Carlos Vera Barros los consideró a ambos coautores del delito de tenencia de estupefacientes y de comercio de estupefacientes en forma organizada, agravada en el caso del ex policía por ser funcionario público.

En los alegatos desarrollados la semana pasada, el fiscal del juicio Martín Suárez Faisal había solicitado 8 años de prisión para Tagnoli; 7 para Baella; 3 para el agente Otaduy; 8 para Mendoza; y 4 para el remisero Torres.

En declaraciones a Télam, el fiscal Suárez Faisal dijo hoy que "la conducta de Tognoli quedó totalmente probada, incluyen más de siete figuras penales, se probó todo en torno al narcotráfico como a las coacciones sobre Norma Castaño, titular de las ONG Madres Solidarias", y agregó que la persona que fue absuelta fue por "el beneficio de la duda".

"La mayor prueba giró en torno al encubrimiento, a la relación que tuvo Tognoli como Baella con personas vinculadas al tráfico de drogas en el gran Santa Fe", dijo Suárez Faisal, quien consignó además que "una de las maniobras utilizadas por los ex policías fue producir una causa judicial falsa, elevar un parte informativo que se había iniciado una investigación cuando en realidad no existía y era unas pantalla para que no puedan investigar otras secciones de la policía, lo que hacía una especie de blindaje policial-judicial".

Fuente: Minuto uno 

Comentarios

Otras Noticias