Policías y civiles detenidos por formar una banda delictiva

viernes, 23 de octubre de 2015 · 20:16

Cinco policías y cinco civiles fueron detenidos acusados de integrar una banda que se dedicaba a cometer robos bajo distintas modalidades delictivas en la zona de Villa Gobernador Gálvez, al sur de Santa Fe. 

Las detenciones se concretaron este jueves en el marco de un operativo que incluyó 16 allanamientos bajo la acusación de pertenecer a una asociación ilícita que en mayo pasado asaltó el banco Credicoop de General Lagos tras copar la comisaría de esa ciudad, de cometer "escruches" y "entraderas" y de cobrar por protección entre otros delitos no precisados. 

Además, según informaron fuentes judiciales, un sexto policía, en tanto, fue apresado por la permanencia "irregular" de una nena de 13 años en condiciones de encierro en la subcomisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez, lo que se detectó en horas de la madrugada cuando la dependencia fue allanada. 

Según publicó el matutino rosarino La Capital, extraoficialmente trascendió que la banda liderada por personal policial utilizaba a presos a los que dejaba salir de las celdas para concretar robos provistos de handies con la frecuencia de la fuerza. 

En los procedimientos, dijeron las fuentes, fueron secuestrados autos, drogas, dinero en efectivo, armas de fuego y documentación. Entre los uniformados ahora detenidos figuran el comisario Maximiliano Maldonado, titular de la sub 26ª de Villa Gobernador Gálvez; y su secretario, el suboficial Carlos Morgan. 

El procedimiento fue concretado por personal de la Policía de Investigaciones (PDI) provincial, la Dirección de Asuntos Internos de la fuerza, efectivos de Gendarmería Nacional y la Policía Federal, con la intervención del fiscal federal Mario Gambacorta por el hallazgo de casi un kilo de cocaína en el domicilio de uno de los efectivos que quedó implicado en esa causa por infracción a la ley de drogas junto a otro uniformado. 

La pesquisa fue encabezada por la fiscal de Investigación y Juicio Viviana O'Connell, quien indicó que "fue una investigación muy larga, de casi seis meses". "Comenzó después del copamiento a la subcomisaría 13ª de General Lagos y el robo al banco Credicoop de esa localidad, aunque las derivaciones fueron mucho más amplias de lo que suponíamos", dijo en una hermética conferencia de prensa. 

Si bien no detalló qué delitos o hechos concretos se imputará al grupo, en principio se descuenta que se le achacará la pertenencia a una "asociación ilícita para cometer delitos varios", entre los que mencionó escruches y entraderas. 

Por su parte, el jefe de la Unidad Regional II, comisario Marcelo Villanúa, se refirió esta mañana a los efectivos vinculados a casos de corrupción, y admitió que esos episodios "alejan a la policía de la sociedad", pero aclaró que son "minorías" y que se está "actuando con mucha firmeza para erradicarlos". 

En declaraciones radiales, Villanúa explicó que "fueron removidas todas las autoridades de la dependencia y hasta se procedió al relevo del inspector de zona". "Los hechos de corrupción policial nos preocupan a todos, como policías y como sociedad", dijo el funcionario policial.

Comentarios