El brutal crimen de Celina: ¿Un matrimonio complotado para matar?

La muerte violenta de la joven era un enigma hasta que el sospechoso del crimen se quebró ante cuatro amigos y contó todo. Lo condenaron hoy a 20 años.
jueves, 15 de octubre de 2015 · 17:30
Miguel Santa Marinha dejó atónitos a sus amigos en un viaje en camioneta cuando les dijo sin dubitar: "Yo la maté, la maté yo. Fue por una calza".

Del otro lado, quienes lo escucharon le dijeron: "¿Mataste a tu mujer?". Santa Marinha respondió: "No, a Celina, la mejor amiga de mi mujer Romina. Fue por una calza que ella nos robó".

Los amigos asociaron esa confesión con el caso de homicidio que daba vueltas en los medios, y declararon todo. Santa Marinha fue preso. Luego, el video de una cochera lindera a la escena del crimen, lo delató llegando al lugar en fechas y horarios compatibles con la data del homicidio.

Hasta acá, la historia que se conocía. En el juicio, Santa Marinha negó todo y dijo ser inocente. Sólo admitió haber estado en la zona, pero por otros motivos.

Es más, durante sus últimas palabras, le habló a la familia de la víctima y le dijo: "yo no fui. Estoy con ustedes. Investiguen quién fue".

Para la fiscal Paulo Asaro, Santa Marinha ideó todo. Primero robó llaves del departamento de la víctima, luego entró una noche y le robó 350 dólares. Al día siguiente, con el pretexto de ayudarla a reparar la cerradura del departamento que ella había decidido cambiar por seguridad, Santa Marinha llegó a la casa de Celina Bergantiños, la mejor amiga de su mujer Romina Neu, y la mató.

Ahora lo condenaron a 20 años de cárcel. Pero lo nuevo, lo desconocido, es que para la fiscal, la esposa del acusado, es decir, la amiga de la víctima, fue cómplice del homicidio. Es más la justicia la indagó bajo ese cargo. La nueva sospechosa negó todo. Dijo algo más. Aportó que el día del hecho estuvo en su local de venta de ropa. También contó que desde que detuvieron a su esposo, lo visitó una sola vez y en la cárcel le dijo que se quiere separar de él. "Nunca le voy a perdonar lo que hizo", se desvinculó Neu. Ahora la jueza deberá resolver si la procesa o le dictan la falta de mérito. Mientras tanto, la amiga, ahora sospechosa seguirá libre.

Lo que nunca quedó claro del todo fue el móvil del crimen. En la hipótesis fiscal, Santa Marinhna mató obsesionado por el robo de una calza. Acusaban a Celina del robo de esa prenda. ¿Fue el móvil real? ¿Fue un pretexto homicida?. Lo único certero es que Celina fue asesinada y no tuvo chance de defensa. Ahora, sobre su amiga Romina, final abierto.

Fuente: Por Mauro Szeta para Minuto uno 

Comentarios