por la tapa de caras sobre spinetta

Todos contra un Fontevecchia sin límites, ahora Pergolini

La tapa de Caras con un 'flaco' Spinetta deteriorado por su enfermedad desató un repudio generalizado. Hoy en su web de Vorterix fue el turno de Mario Pergolini que no escatimó en adjetivaciones en una editorial. Leelo aquí.
viernes, 30 de diciembre de 2011 · 17:37

Mario Pergolini se sumó a la larga lista de intelectuales, músicos y trabajadores de los medios que manifestaron su desprecio contra el editor de Caras, Noticias, y demás publicaciones de la editorial Perfil, Jorge Fontevecchia.

El periodista "ultra anti K", publicó una desagradable tapa en la olvidable revista Caras, que muestra a un Spinetta notable e intencionalmente deteriorado. El semanario fotografió en la puerta de su casa al músico, al que se lo puede ver más flaco que lo habitual. La portada y la respectiva nota, en la que se hace mensión casi de manera exclusiva a su enfermedad, sucitó una catarata de críticas en Twitter.

El hijo del músico, Dante Spinetta, publicó en la red social: "Ponerle un paparazzi en la puerta para sacarle una foto a mi papá que está muy enfermo es sádico", y califica a la revista de "buitre".

Spinetta, uno de los máximos referentes en la historia del rock argentino, reveló días atrás que padece cáncer de pulmón desde julio pasado.

Leé la editorial de Pergolini.

Dice así:

Desde hace muchos años la Editorial Perfil, dirigia por Jorge Fontevecchia, se dedica a publicar mierda escrita. Lo he comprobado en persona cada vez que publican cosas sobre mí en las cuales yo sé claramente que están mintiendo o inventando. Lo sé porque es mi vida, no tengo que buscar muy lejos. Hace poco esta editorial saco en su Diario (?) Libre (hermano menor de otra publicación bastante berreta que es el diario Perfil) una foto de Sofía Gala Castiglione, hija de Moria Casán, fumando en un recital. Ella no estaba en el escenario, ni era protagonista de nada que tenía que ver con el espectáculo; tampoco dañaba a un tercero ni estaba haciendo apología alguna. Pero el periodista gráfico que estaba sacando fotos prefirió voltear y, en vez de sacarle fotos a los verdaderos protagonistas del espectáculo, prefirió disparar contra el público con su cámara para ver a quién agarraba -suponemos- infraganti, y señalarlo con su dedito fotográfico. ¿Para qué? No lo sabemos. ¿Sirvió de algo? Obvio que no; sólo sirvió, tal vez, para que la gente se ponga a juzgar y ellos vender, diciendo que lo hacen en nombre del periodismo.


Éste fotógrafo, que hace que José Luis Cabezas -fotógrafo que perteneció a la misma editorial- se revuelva en su tumba, sólo buscó mierda para poder llevársela a su jefe, que sabría que tiene una moral de mierda, y poder publicarlo. Ahora, desde otra publicación de Perfil (Caras) le hicieron una guardia fotográfica a Luis Alberto Spinetta para poder fotografiarlo a escondidas -por supuesto- y publicar en tapa una foto donde se lo ve desmejorado por culpa de su enfermedad. Enfermedad que, como se imaginarán, les duele a todos los que lo queremos y ni qué decir de su grupo más cercanos de familiares.
Este fotógrafo incluso siguió disparándole con su cámara mientras él, enojado, le pedía que dejen de fotografiarlo. Ésa foto también fue publicada! Porque indudablemente a Fontevecchia y a los empleados de Perfil les encantará mostrar todo esto (incluyo a los empleados porque no vi en ningún lado que aclaren que les parece una barbaridad), porque entienden que el periodismo también sirve para mostrar Mierda, aunque dañe a alguien. Jorge Fontevecchia fue honrado con su inclusión en la Academia Nacional de Periodismo. Exijo -y espero que si a alguien le interesa me acompañe- que lo retiren inmediatamente de esa gran Institución.
Porque Fontevecchia se la pasa publicando Mierda. Mierda en nombre del periodismo. Mierda en nombre de sus ingresos. Ojalá que nadie que trabaje en Perfil sufra alguna vez este tipo de coberturas. Porque una vez que tocás mierda, olés así para siempre.

Mario Pergolini

Comentarios