Desvío de fondos

Piden la indagatoria de los Schoklender y de la hija de Hebe de Bonafini

Fue solicitada por el fiscal federal Jorge Di Lello, en la causa en la que se investiga el supuesto desvío de fondos destinados a la construcción de viviendas sociales.
martes, 27 de diciembre de 2011 · 15:56

Fue solicitada por el fiscal federal Jorge Di Lello, en la causa en la que se investiga el supuesto desvío de fondos destinados a la construcción de viviendas sociales, según confirmaron a Infobae.com

El fiscal federal Jorge Di Lello pidió hoy que se cite a prestar declaración indagatoria al ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Sergio Schoklender, a su hermano Pablo, a la hija de la titular de la entidad, Alejandra Bonafini, entre medio centenar de imputados en la causa en la que se investiga el supuesto desvío de fondos destinados a la construcción de viviendas sociales, según confirmaron fuentes judiciales a infobae.com

La fiscalía firmó el extenso dictamen de casi 200 páginas y ahora el juez federal Norberto Oyarbide, a cargo de la investigación, deberá definir si cita a indagatoria a los imputados y a hace lugar a las medidas de prueba solicitadas en la presentación.

Según las fuentes consultadas, si bien la Fiscalía no pidió la indagatoria de la titular de Madres de Plaza de Mayo, sí se realizan serios cuestionamientos a su labor al frente de la entidad, por lo que requirieron varias medidas de prueba en ese sentido.

La presentación es el trabajo de más de seis meses de investigación, en el que se acusó a los imputados de los delitos defraudación contra la administración pública, lavado de dinero y, en algunos casos, asociación ilícita.

Las indagatorias podrían abarcar a Vivina Sala, ex mujer de Sergio Schoklener, el piloto personal, Gustavo Serventich, el empresario Alejandro Gotkin y los financistas Daniel Laurenti, Fernando Caparrós Gómez y Ricardo de Falco.

En la causa se investiga el desvío de 50 millones de pesos que recibió la Fundación para la construcción de viviendas y que fueron utilizados para compras de bienes personales, yates, autos, etc.

Una serie de documentos oficiales citados en el dictamen acrecentaron las sospechas de que Schoklender defraudó al Estado haciendo desaparecer millones de pesos que habían sido girados a la Fundación Madres de Plaza deMayo para la construcción de viviendas sociales.

En las operaciones intervinieron la empresas Meldorek S.A., de Sergio Schoklender y Gotkin, y también está sospechada Antartida S.A.

Según las fuentes, en el caso de Alejandra Bonafini, el fiscal citó como prueba los informes del Banco Central, que reportó operaciones sospechosas de la mujer por 50 mil dólares y 100 mil pesos, que se habrían utilizado en la compra de un departamento en la ciudad de La Plata y un automóvil. Fuente: infobae.com