imprudencia

Quedó detenido el chofer del colectivo de la tragedia de San Luis

Cree que Julio César Jofré iba escuchando música con auriculares y, por eso, no oyó el silbato. Está acusado de homicidio y lesiones culposas. Desgarradoras historias de víctimas y sobrevivientes. Para la jueza, abandonó el micro antes del accidente
viernes, 04 de noviembre de 2011 · 08:36

Iba escuchando música con auriculares y segundos antes del impacto abandonó el micro. En la investigación por el accidente del miércoles en San Luis, en el que murieron 8 personas , todo apunta hacia el chofer del vehículo, Julio Cesar Jofré. Por eso anoche quedó detenido y en las próximas horas será indagado, según confiaron a Clarín en los tribunales puntanos. Se le imputan los delitos de homicidio y lesiones culposas.

La jueza de Instrucción en lo Penal y Correccional 1 de San Luis, Mirtha Olga Esley, a cargo de la investigación, le dijo ayer a este diario que Jofré “se habría bajado del transporte y dejado sus pasajeros adentro” segundos antes del impacto. Además, según testimonios, se cree que el chofer iba escuchando música con auriculares. “Tenía los auriculares puestos. Y cantaba.

Sentimos que el colectivo se paró en las vías. Vimos el tren y gritamos”, contó Gimena Lorenzo, una de las alumnas del colegio Santa María que viajaba en el micro al momento del accidente y se recupera en el Centro Sanitario San Luis. Por eso no habría escuchado el silbato del tren.
El desastre se produjo el miércoles a las 12.05 cerca de la localidad de Zanjitas, 65 kilómetros al sur de San Luis capital. Un micro de la empresa Polo con 49 personas, en su mayoría alumnas de quinto grado que iban a realizar una tarea solidaria al pueblo de Cazador, fue arrollado por una formación de 44 vagones. Murieron seis chicas y la vicedirectora del colegio, y unas horas después perdió la vida en el hospital una docente. Ayer fueron veladas en la capital provincial.

La jueza participó por la mañana en un peritaje en las vías donde el tren, de la empresa América Latina Logística, embistió al micro.

Caminó entre chupetines aplastados, fideos tirabuzón, galletitas, confites, tortas de chocolate apelmazadas en bolsas, botellas de agua. Todos rezagos de la tragedia.

Es ley también explicó que el chofer “iba distraído y se le quedó el colectivo . Hay versiones bastantes coincidentes en que se habría bajado del transporte y dejado sus pasajeros adentro”. Aparentemente, se habría “ahogado” el motor. “Al margen de la imputación penal, sería algo terrible, porque abandonar un pasaje es algo gravísimo”, agregó. La imputación contra Jofré, que desde el accidente estuvo con custodia policial para evitar que lo ataquen, es por homicidio culposo, delito con penas de entre 6 meses y 5 años de prisión.

En las pericias se confirmó que rieles y pavimentos estaban a la misma altura y en buenas condiciones, por lo que no obstaculizaban el cruce. El tren iba a unos 15 km/h, y según la jueza los maquinistas de las locomotoras (una al comienzo y otra al final de la formación) intentaron frenar.

(www.clarin.com)

Comentarios