miércoles 7 de diciembre 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
La OMS en alerta

Preocupación en Uganda: un brote de ébola produjo 23 muertes

Las autoridades sanitarias de Uganda declararon el brote el 20 de septiembre. s. Por qué la vacuna que había disponible no sirve para este brote

Por Redacción Tiempo de San Juan 27 de septiembre de 2022 - 13:26

El virus del ébola se detectó por vez primera en 1976 en África. El 20 de septiembre pasado las autoridades sanitarias de Uganda declararon un brote de la enfermedad del Ébola. Ya se han reportado un total de 18 casos confirmados y 18 casos probables, que incluyen 23 muertes. Se sabe que de los 23 fallecimientos, cinco se produjeron entre los casos confirmados. Por lo cual, la tasa de mortalidad entre los confirmados es del 28%.

Según informó la Organización Mundial de la Salud, el brote en Uganda se debe a que las personas adquirieron la infección por el virus de ébola con la cepa Sudán. Esto se confirmó en el laboratorio a través del análisis de la muestra de un paciente de una aldea del subcondado de Madudu, en el distrito de Mubende, en el centro de Uganda. Existe un riesgo alto de que haya más casos en otras zonas de Uganda. El riesgo de que el brote se extienda a la región o mundialmente hoy se considera “bajo”, según la evaluación que hicieron los expertos.

Tanto los casos confirmados como probables están asociados a los distritos de Mubende, Kyegegwa y Kassanda. Se trata del primer brote de enfermedad de ébola causado por el virus de Sudán (SUDV) en Uganda desde 2012. El brote fue declarado por las autoridades sanitarias cuando confirmaron un caso en una aldea del subcondado de Madudu en el distrito de Mubende, en el centro de Uganda. Se trataba de un varón de 24 años que el 11 de septiembre presentó una amplia gama de síntomas: fiebre alta, convulsiones tónicas, vómitos y diarrea con sangre, pérdida de apetito, dolor al tragar, dolor torácico, tos seca y sangrado en los ojos.

El joven acudió a dos clínicas privadas, sucesivamente, entre el 11 y el 13 y el 15 de septiembre, sin mejorar. El 15 de septiembre fue remitido al Hospital Regional de Referencia, donde fue aislado como caso sospechoso de fiebre hemorrágica viral. El 17 de septiembre se recogió una muestra de sangre y se envió al Instituto de Investigación de Virus de Uganda en Kampala, donde las pruebas de RT-PCR realizadas fueron positivas para el virus de Sudán (SUDV) el 19 de septiembre. Ese mismo día, el paciente falleció.

Los resultados de las investigaciones preliminares identificaron una serie de muertes en la comunidad por una enfermedad desconocida en los subcondados de Madudu y Kiruma del distrito de Mubende, notificadas en las dos primeras semanas de septiembre. Estas muertes se consideran ahora como casos probables de ébola causados por el SUDV.

Actualmente hay 13 casos confirmados hospitalizados. La edad media de los casos es de 26 años. Se ha registrado un número acumulado de 223 contactos. El brote en Uganda ha disparado el alerta en África oriental para llegar a controlar la transmisión y diagnosticar a tiempo. Se está intentando la vigilancia en las fronteras.

“El ébola es real y tenemos que erradicar este brote lo antes posible. Los casos que ya tenemos en el país son suficientes y no podemos permitirnos perder más. Movilicemos todos nuestros recursos, ya sean técnicos, financieros u operativos, para hacer frente al brote”, dijo la doctora Jane Ruth Aceng Acero, Ministra de Sanidad de Uganda.

“Desde el comienzo de esta pandemia, la OMS siempre ha estado al lado del gobierno para evitar su propagación. Hemos desplegado nuestro personal y movilizado recursos operativos en el distrito de Mubende para reforzar la respuesta en la gestión de casos, la comunicación de riesgos, la prevención y el control de la infección, la participación de la comunidad y la vigilancia”, afirmó el doctor Bayo Fatunmbi, jefe de grupo de la OMS para enfermedades transmisibles y no transmisibles.

Mientras que existe una vacuna probada para la cepa estándar Zaire, que ha sido fundamental para detener varios brotes en la República Democrática del Congo, no se ha aprobado hasta el momento ninguna vacuna para combatir la cepa Sudán. Hay algunas vacunas para proteger contra la enfermedad en desarrollo, y los expertos están discutiendo si sería posible poner en marcha ensayos clínicos rápidos si los casos continúan aumentando.

Mientras no haya una vacuna disponible, la atención de los pacientes podría significar que el personal de la salud tenga que asumir riesgos extraordinarios para hacer frente al brote. Si una gota de saliva de un paciente entra en su boca o en su ojo, existe un grave riesgo de muerte. Se teme que el brote llegue a Kampala, la capital de Uganda, que tiene unos 3,5 millones de habitantes con vínculos comerciales en toda la región.

Según la Clasificación Internacional de Enfermedades por Filovirus, la enfermedad del Ébola se subclasifica ahora en función del virus causante. Los brotes de la enfermedad del ébola causados por el virus de Sudán se denominan brotes de la enfermedad del virus de Sudán (SVD). Antes de mayo de 2019 se agrupaban todos los virus causantes de la enfermedad del ébola. El virus con la cepa de Sudán se notificó por primera vez en el sur de Sudán en junio de 1976, desde entonces el virus ha surgido periódicamente y hasta ahora se han notificado siete brotes causados por el SUDV, cuatro en Uganda y tres en Sudán. Las tasas de letalidad estimadas del SVD han variado entre el 41% y el 100% en los brotes anteriores.

La OMS hizo la evaluación de riesgo del brote de Uganda. Según la información disponible actualmente, el riesgo se ha evaluado como “alto” a nivel nacional al tener en cuenta que la presencia del virus de Sudán está confirmada y falta una vacuna autorizada. Existe la posibilidad de que el evento se iniciara tres semanas antes de la identificación del caso índice y de que no se hayan rastreado varias cadenas de transmisión. También se señaló que las personas que murieron fueron enterrados tradicionalmente con grandes ceremonias de reunión, aunque no es lo recomendable en casos de ébola.

Además, el brote se detectó entre personas que vivían en los alrededores de una mina de oro local en activo. “Es probable que la movilidad entre los comerciantes de este producto sea alta, y la declaración del brote puede hacer que algunos mineros que ya están incubando la enfermedad huyan”, advirtió la agencia sanitaria. El distrito de Mubende, actualmente afectado por el brote de ébola, no tiene fronteras internacionales. “Sin embargo, no se puede descartar el riesgo de propagación internacional debido al activo movimiento transfronterizo de la población. Además, se están llevando a cabo investigaciones para establecer las cadenas de transmisión y aún no se ha determinado el alcance del brote. A nivel regional y mundial, el riesgo global ha sido evaluado como bajo”, según el reporte de OMS.

Fuente: Infobae

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
ya juro dina boluarte, la primera presidenta peruana

Las Más Leídas

El Paso de Agua Negra abrió por última vez el 19 de marzo de 2020.
El paso de Agua Negra cuenta con más comodidades para el viajero, como reformas en la Aduana y más kilómetros de asfalto.
Violento robo en una heladería: delincuentes armados y clientas tomadas de rehén  video
Sanjuaninos salieron a bancar a Cristina Kirchner tras la condena
Gentileza de Radio La Cumbre

Te Puede Interesar