informe

Barrick pateó el tablero y en 17 meses sus acciones duplicaron su valor

La empresa que maneja la mina de oro más importante de San Juan lleva meses destacándose en la bolsa de valores, donde cada unidad pasó de costar 10 dólares a 21. Qué produjo este cambio y cuál fue el impacto de Veladero.
sábado, 22 de febrero de 2020 · 09:00

Barrick Gold a nivel internacional rompió todas las estadísticas en menos de un año y medio. La empresa pasó de tener números que no resaltaban a duplicar el valor de sus acciones entre agosto de 2018 y febrero de 2020. Cada activo de la minera se vende hoy en día en 21,48 dólares y hace 17 meses valía 10.42 dólares, un cambio que sorprende, teniendo en cuenta que significa que la empresa hoy por hoy duplicó su valor en el mercado. Pero, ¿qué llevó a la minera a cambiar en tan poco tiempo, pasando de estar muy cerca de su mínimo histórico (US$9,53) a prácticamente la cresta de la ola ($21,58)?

El contexto histórico ha tenido su parte en el crecimiento sorprendente de Barrick, ya que el precio del oro ha experimentado un alza casi permanente debido a las crisis y conflictos internacionales, como pueden ser la guerra comercial EEUU - China o el coronavirus.  Pero esta no parece ser la única razón, incluso la empresa tiene otros argumentos al hablar del éxito, porque en el informe trimestral la minera asegura que mientras el precio del metal aumentó un 31%, el valor de la compañía lo hizo un 79%.

La versión de Barrick sobre su mejora tiene nombre y apellido: el nuevo CEO Mark Bristow y sus nuevas políticas tanto de producción como de manejo de los recursos y deudas. En documentos y comunicados oficiales, la empresa prefiere decir que el éxito tiene que ver con la fusión con Randgold, que costó 7000 millones de dólares y aportó también la figura del sudafricano que ya contaba con una buena imagen de confiabilidad a nivel. El negocio resultó bien, ya que el crecimiento de la canadiense empezó en septiembre de 2018, misma fecha en la que se concretó la fusión.

Bristow es conocido por tener una mirada pragmática, reducir deudas, mejorar la economía de las empresas y potenciar las ganancias.  En el último informe a nivel mundial, la empresa que ahora maneja redujo un 47% su deuda neta en dólares de finales de 2018 al cierre del año pasado. Además, mes a mes el costo por producción de onza también bajó, en gran parte debido a la decisión del nuevo CEO  de reducir la planta de trabajadores administrativos en sus oficinas de Toronto y en cambio sumar analistas de Big Data y recursos informáticos que apoyen la producción, según dijo en una entrevista a un medio chileno hace unos meses.

En San Juan, donde Barrick es dueña del 50% de la mina Veladero junto a Shandong Gol, el estilo de Mark Bristow se ha visto y los resultados también. La mina aparece en el informe oficial del último trimestre de 2019 como uno de los puntos fuertes de la producción de la empresa. Entre las primeras líneas del documento que habla de todas operaciones en el mundo de Barrick se puede leer que “fue un final fuerte para el primer año tras la transformadora fusión” y entre las razones se cita que lo lograron gracias a “la fuerte performance de Kibali, Veladero y Porgera, quienes superaron los objetivos que se habían propuesto”.

Es que la mina iglesiana tenía para el año pasado una meta muy alta y no sólo la consiguió, sino que también la superó en un 10%. Veladero tenía como objetivo conseguir 250 mil onzas de oro y terminó el año con una producción de 274 mil. Mientras tanto, trimestre a trimestre, los costos de producción bajaron un 8%, lo que se habría traducido en la fuerte inversión en exploración que realizaron durante todo el año y que amplió la vida útil hasta 2030.

Las fases 6 (en construcción) a 9 del Valle de lixiviación están previstas para recibir el material de las nuevas áreas de explotación de Veladero.

Cuando Bristow visitó la explotación y frente a los trabajadores aseguró que quería poner otra vez la mina en el mapa mundial ya que había conseguido cambiar los números en marcha. El hecho de pararse en media cordillera pareció un gesto más político de un personaje conocido en el mundo por criticar la postura de gerentes que nunca ponen un pie en las minas que manejan. En la conferencia de prensa que dio en San Juan lo dijo claro: la pista de aterrizaje que están construyendo en Veladero está pensada para que los ejecutivos trabajen in situ y hasta hubo traslados de oficinas a la montaña. El mensaje lo cerró cuando en su último día se sentó a cenar en el mismo comedor que el resto de los trabajadores, algo que pocas veces se ve en el campamento.

Bristow junto a los trabajadores, en un gesto más de su política de "gerentes en mina". 

Pero ahorrar en gastos administrativos no es el único aporte sanjuanino a la explosión en la bolsa de Barrick. Incluso en números eso es una parte menor. La verdadera riqueza que se sumó está bajo tierra: durante los últimos meses Veladero amplió sus reservas de forma extraordinaria gracias a una campaña de exploración como no se veía en mucho tiempo. 

La empresa presentó al mundo un informe titulado "Veladero... construyendo un futuro rentable a través de  geología, exploración y planificación" donde se pueden ver los planes y avances que ha realizado Barrick en la cordillera sanjuanina, donde ya ha encontrado más zonas prometedoras de explotación, además de las ya confirmadas que extendieron su vida al 2030. La canadiense tiene la concesión de una amplia zona en la que hay zonas de interés, que son Fabiana, Coiron y Veladero Sur, todas con buenos números en cuanto a mineralización. El Cinturón del Indio promete más de 40 años de exploración y hasta se podrían llegar a encontrar más de 50 millones de onzas, según los cálculos que presenta la empresa. Todo esto también aumenta el valor de la empresa en los mercados internacionales.

Barrick, a la par pero mejor que otras empresas productoras de oro a nivel mundial, ha recuperado su brillo de antaño, tras tener casi una década de malos números. Con la presencia de Bristow, las mejoras del precio del metal, y excelentes movidas como fue la unificación de todas las explotaciones auríferas en Nevada, Estados Unidos, han puesto las acciones de la canadiense en las nubes. Esto para San Juan es sin duda una buena noticia, que ya aseguró 10 años más de explotación en Iglesia y se tradujo en un aumento de la cantidad de trabajadores en Veladero, que está en su pico de 4500 en la actualidad. El fortalecimiento del sector permitió que la confirmación de la inviabilidad de Lama – Pascua apenas si hiciera pestañear los números generales.

Comentarios