Con un pie en el Senado

Ley de Mosto: Se viene el lobby de las firmas poderosas

Cargill, Quilmes y Ledesma son las principales empresas que presionan para que no se apruebe el Proyecto de Ley de Uso de Jugos Naturales. Tucumán mantiene firme su negativa asegurando que va en contra de la industria azucarera. Por Viviana Pastor.
miércoles, 13 de agosto de 2014 · 08:11

Por Viviana Pastor

“Los adversarios son los grandes productores de fructuosa de maíz que elaboran las mismas azucareras como Ledesma que además de azúcar produce maíz y fructuosa”, dijo Daniel Tomas.

Así explicaba el Diputado Nacional el lobby para frenar que se sancione el Proyecto de Ley de Uso de Jugos Naturales, que promueve el uso de mostos como el de uva entre otros, en la elaboración de gaseosas, aguas saborizadas y jugos. Proyecto que lideran en el Congreso, San Juan y Mendoza, por lo que se ganó el nombre de ‘ley del mosto’.

Pero a Ledesma se le suman las grandes productoras de granos, maíz y girasol, como Cargill; y  la cervecera Quilmes que tiene la franquicia de Pepsi. Estas internacionales han formado un frente de poder económico que promete dar batalla al proyecto que promueven al menos 14 provincias.

¿Por qué se oponen? Sólo por razones económicas: Ledesma además de azúcar también es productora de maíz y de fructuosa de maíz, Cargill es una de las mayores productoras de maíz del mundo, y Quilmes tiene la franquicia de Pepsi, Gatorade y Tropicana, en Argentina y Uruguay. Las elaboradoras de gaseosas y jugos no quieren que la ley se apruebe porque las obligaría a usar un porcentaje de jugo natural para endulzar en detrimento de la fructuosa de maíz, que es la que usan porque es mucho más barata que el mosto.

El mercado de gaseosas elabora unos 5,3 mil millones de litros en Argentina, de esta cifra hay que restar las bebidas dietéticas, que tienen un 10 % del mercado, lo que deja un total para edulcorar de 4,8 mil millones de litros a la fructuosa de maíz, según cifras de la Cámara Argentina de Fabricantes de Almidones, Glucosas, Derivados y Afines (Cafagda).

“Se viene una pulseada dura seguramente y un debate entre el poder económico y el poder político,  habrá que sumar la contienda política de los gobernadores porque es una ley fundamental para las economías regionales, sobre todo si tenemos en cuenta que la uva emplea 4 personas por hectárea y el maíz emplea 1 obrero cada cientos de hectáreas, quiere decir que estamos dando más mano de obra y más desarrollo”, destacó Tomas.

La postura en contra de Tucumán es férrea, “se cerró”. El Diputado contó que las autoridades y legisladores tucumanos argumentan que el proyecto de ley significaría  un perjuicio y plantean presión del sector empresario. “Pero no es así porque la ley claramente los beneficia, el problema es que con la fructuosa abaratan los costos, ellos se han plantado en ‘no’. Además hay atrás una cuestión política, no les fue en la última elección y todo eso influye”, señaló.

Esta semana  los legisladores cuyanos realizaron una presentación del proyecto en el Senado ante Ernesto Sanz, Nito Artaza, de la UCR, y senadora de La Rioja, Hilda Aguirre de Soria, del FpV. “Pusimos un pie en el Senado que no teníamos, planteamos como es la realidad  y respondimos sus dudas”, dijo el legislador sanjuanino.

En el encuentro participaron las autoridades de Coviar, del INV y el Ministro de Producción, Marcelo Alós. Allí aseguraron que se promociona el consumo del azúcar que pasa del actual uso del 65 % al 75 % y el beneficio de los impuestos internos.

Tomas dijo que el próximo paso es agendar una reunión con todos los gobernadores y legisladores de las 14 provincias involucradas, todas las que producen alguna fruta, para acordar un frente común, más allá de las fuerzas políticas.

Por el NO

El Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán (IDEP) presentó un informe que cuantificó el impacto en la agroindustria azucarera y las modificaciones dentro del mercado nacional de endulzantes de gaseosas no alcohólicas, si se aprobara el proyecto de ley que establece modificaciones en el régimen de impuestos internos. El rechazo a la polémica “ley del mosto” se fundamentó en números.

Con ese escenario (9% de jugo de fruta y 75% de azúcar), la composición en el mercado nacional pasará de 65 % de azúcar y 35 % de jarabe de fructuosa de maíz, a un esquema de un 9 % de jugo de uva concentrado, 59 % de azúcar y 32 % de jarabe, siempre manteniendo la cantidad de bebidas a edulcorar.

Ese cuadro llevará a una baja de la demanda de un 30 %, o más de 113.000 toneladas, según el trabajo presentado por la Federación Económica de Tucumán (FET). según publicó La Gaceta de Tucumán.

El proyecto

El proyecto de ley que no convence a los tucumanos impulsa la modificación del artículo 26 de la Ley 24.674 de Impuestos Internos, incrementa el valor del impuesto a las bebidas analcohólicas al 28 %, cuando hoy es de 8 %. Para aquellas bebidas sin alcohol que incluyan un 10 % como mínimo de jugo de fruta ese impuesto se reduce un 90 %, pasando a pagar 2,8 %; mientras que las que lleven más de 20 % quedan exentas del impuesto.

Ledesma
Es una empresa agroindustrial de capitales argentinos que emplea a más de 7.800 personas, lidera los mercados nacionales del azúcar y del papel, y tiene importante participación en los de frutas y jugos cítricos, carne y cereales, alcohol hidratado y bioetanol anhidro y jarabes de maíz. Tiene sede en Jujuy.

Cargill
Es una corporación multinacional privada, con base en Minnesota, en los Estados Unidos. Desde hace 20 años, Cargill en Argentina se ha constituido en la principal empresa exportadora agroindustrial, habiendo sido así mismo, la primera empresa en el sector en obtener el Certificado ISO 9002 para sus plantas oleaginosas, procesos y productos.

Quilmes
La compañía internacional Quilmes Industrial, S.A. (QUINSA) es un "holding" centrado en Luxemburgo que controla Quilmes, y franquicia productos PepsiCo, incluyendo Gatorade y Tropicana, en Argentina y Uruguay. QUINSA es dueña del 30 % de Quilmes, con el 53 % de los derechos de voto dentro de la corporación.

Comentarios