en españa

Repsol culpa a la Argentina por la baja del 90% en sus ganancias

La petrolera difundió un comunicado que señala a las huelgas y la suspensión de un plan de apoyo al sector en la Argentina como motivos de la merma en la rentabilidad.
miércoles, 29 de febrero de 2012 · 12:14

La petrolera Repsol YPF informó una baja del 90 por ciento en sus ganancias en el cuarto trimestre del 2011 y lo atribuyó a la suspensión del programa Petróleo Plus y a las huelgas en la Argentina, entre otras razones. De hecho, la compañía en la Bolsa de Buenos Aires tuvo una fuerte caída en su cotización , en medio de la disputa que mantiene con el gobierno nacional.

Según informó la compañía en un comunicado difundido en Madrid, el beneficio del período setiembre-diciembre fue de 292 millones de euros y que el neto anual también se redujo en un 53,3 por ciento en comparación a 2010, al alcanzar los 2.193 millones de euros.

"Estos resultados se vieron afectados por factores externos, como el conflicto armado de Libia (donde se suspendió la producción) y la situación de huelgas y suspensión del Programa Petróleo Plus, en Argentina", indicó un comunicado de la empresa reproducido por la agencia mencionado por AFP.

La suspensión del programa Petróleo Plus para las grandes empresas, junto con la suspensión del programa Refino Plus, para la misma porción de mercado, fue adoptada por el Gobierno durante este año, pese a lo cual es mencionado por Repsol, como uno de los factores que influyeron en la merma de beneficios de Repsol durante 2011.

En cuanto a los resultados de explotación, la información menciona que el año pasado cayó un 37 por ciento hasta llegar a los 4.800 millones de euros.

El resultado de explotación de la actividad de exploración y producción (upstream) cayó un 11,7 por ciento en el año, y la de refinado, venta y distribución (downstream) perdió un 17,1 por ciento con respecto a 2010.

El resultado de explotación de YPF bajó en un 16,8 por ciento en un año y el de la filial Gas Natural Fenosa perdió 3,3 por ciento.

En la Argentina, la relación entre YPF y el Gobierno no atraviesa su mejor etapa y se viene tensando a partir de las quejas, tanto de la administración central como de las provincias petroleras, de que la compañía utilizó los descubrimientos de gas no convencional para incrementar sus balances, sin que los estados provinciales y nacional tengan beneficios al respecto.

Más tarde, el enfrentamiento siguió con la denuncia que formulara el ministro de Planificación, Julio de Vido, acerca de que YPF vendía gas oil más caro al por mayor que en los surtidores.

El paso siguiente fue la quita de los beneficios de los programas Refino Plus y Petróleo Plus a la empresa, más tarde la reunión, de escasos resultados, entre De Vido y el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, con el CEO de Repsol, Antonio Brufau, y finalmente la controversia suscitada la semana pasada respecto de si hubo impedimento o no para que el representante del Estado en el directorio de la compañía, Roberto Baratta, participara de la reunión de ese cuerpo. Para el Gobierno, expresado por el propio Baratta, se le denegó el acceso, mientras que la empresa aclaró que eso no fue así, sino que a los que no se les permitió acceder a la reunión de directorio, de acuerdo lo marcan los estatutos, según dijeron, fueron a los secretarios de Energía, Daniel Cameron, y de Política Económica, Axel Kicillof, quienes pretendían acompañar a Baratta en la reunión.

(Fuente: La Nación)

Comentarios